Avance

1 millón 700 mil adultos mayores trabajó en la cuarentena de la COVID y fue por pobreza, dice CIEP

Un estudio del Centro de Investigación Económica señala que el 79 por ciento de las y los adultos mayores labora en el sector informal y el 21 por ciento cuenta con un trabajo formal, muchos de ellos no frenaron sus actividades pese a la emergencia sanitaria.

Agencias

Ciudad de México

 

Alrededor de 1 millón 700 mil adultos mayores de 68 años continuó trabajando pese a las recomendaciones sanitarias durante la cuarentena.

El 79 por ciento de esta población labora en el sector informal y el 21 por ciento cuenta con un trabajo formal, de acuerdo con el estudio “Adultos mayores y COVID-19: Vulnerabilidad económica ante la crisis sanitaria” del Centro de Investigación Económica (CIEP).

“Cuando los adultos mayores pierden su empleo, su fuente de ingresos depende de donaciones de terceros, familiares o conocidos y de transferencias del Gobierno”, dijo Alejandra Macías, experta del CIEP a El Economista.

 

En este sentido, las transferencias bimestrales (2 mil 620 pesos) del Presidente Andrés Manuel López Obrador apenas cubren la mínima línea de bienestar mensual de mil 200 pesos y 80 por ciento del mínimo mensual para zonas urbanas.

De esta cuenta se necesita elevar en 15 por ciento el presupuesto de este programa, 19 mil 715 millones de pesos para alcanzar la meta de beneficiar a 8 millones de adultos mayores.

 

“En el primer trimestre del año ya se había ejercido el 48 por ciento del total aprobado, la pregunta es de dónde sacar recursos en el último bimestre del año”, dijo Macías.

El CIEP destacó que en la emergencia sanitaria que vive el país los adultos mayores dependen de sus condiciones económicas y de salud, expuso que 23 por ciento de los adultos mayores de 68 años sigue trabajando a pesar de estar en edad de retiro y de ellos, 43 por ciento lo hace en actividades con alto riesgo de desempleo.

 

El centro aseguró que el monto de la pensión universal para las.y los adultos mayores sigue sin ser suficiente.

“Si los adultos mayores pierden su trabajo, sus ingresos dependerán de la Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores, cuyo monto no permite cubrir necesidades básicas”, expuso en un comunicado.

El Presidente López Obrador anunció ayer que de nueva cuenta las pensiones para adultos mayores serán adelantadas, esto, dijo, con la finalidad de que enfrenten lo que resta de la pandemia de COVID-19.

 

Alrededor de 1 millón 700 mil adultos mayores de 68 años continuó trabajando. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

“Ahora que venía la pandemia decidimos adelantar cuatro meses la pensión de adultos mayores para que se quedaran nuestros ancianos respetables, nuestros queridos ancianos en las casas. Este programa va continuar, ya el mes próximo viene de nuevo otro apoyo que vamos a procurar que sea también de cuatro meses para que se avance en la entrega de la pensión“, anunció el Jefe del Ejecutivo durante la revisión de la obra de construcción del Paso Vehicular Ocotoxco en el tramo El Molinito-Ocotoxco de la carretera San Martín Texmelucan-Apizaco, en Yauhquemehcan, Tlaxcala.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) destaca en su censo de población del 2015 que hay al menos 12 millones 436 mil 321 mexicanos mayores a 60 años, es decir el 10.4 por ciento de la población total. De acuerdo con el Instituto, el 26 por ciento del total de la población mayor a 60 años en México tiene alguna discapacidad motriz y 36 por ciento cuenta con alguna limitación en su movilidad, por lo que el cuidado de su salud se vuelve aún más importante.

 

Cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y de la  Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) indican que la mitad de los adultos mayores en México (más de 7 millones de personas) están pensionados, ya sea por haber ahorrado durante su vida laboral (39 por ciento de los casos) o por ser beneficiarios de programas sociales (61 por ciento de los casos). Sin embargo, apuntan que los ingresos promedio de los pensionados, que van de 610 a 5 mil 865 pesos al mes.

 

Son insuficientes para sobrellevar la vejez sin un ingreso adicional, en la mayor parte de los casos, motivo por el que suelen recurrir a la economía informal. Hoy en día cerca del 9.4 por ciento de los trabajadores de la Población Económicamente Activa (PEA) ocupada tiene al menos 65 años de edad. Se trata de 4.9 millones de adultos mayores que trabajan de manera voluntaria o por necesidad.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button