Avance

López Obrador asistirá a inauguración de la casa de Diablos

El Presidente de México confirma que participará en el acto del próximo sábado, en el duelo entre los prospectos de los Padres de San Diego y los escarlatas, aunque dice que no jugará

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

Andrés Manuel López confirmó que estará en el line up de invitados para el partido inaugural del estadio de los Diablos Rojos del México el próximo sábado, con lo que romperá una larga ausencia de presidentes mexicanos en los diamantes beisboleros.

López Obrador no adelantó si se subirá a la loma para tirar su “moña”, pero es probable que realice el lanzamiento de la primera bola.

No voy a jugar porque no nos arreglamos con el contrato, pero sí voy a asistir a la inauguración (del estadio) de los Diablos Rojos del México”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa.

López Obrador explicó que espera un buen duelo en el nuevo estadio de los Diablos por la presencia de los jugadores prospectos de los Padres de San Diego.

 

 

Va a estar el equipo de San Diego, va a haber buena pelota”, dijo.

López Obrador ha dejado claro su apoyo al beisbol desde su llegada a la Presidencia.

Será la primera ocasión en muchos sexenios que un presidente de la República Mexicana acuda a un acto de inauguración de beisbol nacional.

En los últimos años, aunque México fue sede de torneos de importancia como el Clásico Mundial (en 2009 y 2017) ningún mandatario apareció en las tribunas en apoyo al Rey de los Deportes.

 

 

Habría que remontarse hasta los tiempos en los que existió el Parque Delta, en el que hicieron su aparición presidentes de México.

A la inauguración de la temporada de 1946 acudió Manuel Ávila Camacho, quien realizó el lanzamiento de la primera bola, previo al duelo entre el México y Veracruz.

Lo mismo ocurrió un año después, cuando Miguel Alemán Valdés, ya como presidente de México, se presentó en el partido inaugural acompañado por el empresario Jorge Pasquel.

 

 

Desde entonces la relación de los mandatarios con el beisbol se limitó a algunas recepciones en la entonces Residencia Oficial de Los Pinos como ocurrió con Miguel de la Madrid, quien en varias ocasiones recibió al pitcher Fernando Toro Valenzuela en los años de la Fernandomanía.

También hubo una serie de visitas, en diferentes sexenios, de equipos campeones tanto profesionales como infantiles.

 

 

Tradición de más de 100 años

El partido inaugural de la temporada de Grandes Ligas de 1910 entre los Senadores de Washington y los Atléticos de Filadelfia pasó a la historia, aunque no precisamente por joya de pitcheo de Walter Johnson con el equipo capitalino.

Sucedió que antes del encuentro, en uno de los palcos de invitados se encontraba el entonces presidente de EU,  William Howard Taft, quien se levantó del asiento para realizar el lanzamiento de la primera bola.

Desde entonces esa tradición se ha mantenido con los mandatarios estadunidenses. Jimmy Carter no lo hizo nunca en un juego inaugural, pero sí previo a la Serie Mundial de 1979.

 

William Howard Taft, en la inauguración de 1910. Foto: Tomada del libro A History of Baseball in 100 objects.

 

Ronald Reagan fue el primero que decidió hacerlo desde la loma en 1988 en el Wrigley Field.

Hasta el momento, Donald Trump todavía no ha cumplido con esa tradición presidencial, aunque lo llegó a hacer antes  de llegar al poder.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button