Espectáculos

Alberto Cortez, desde un rincón de su alma

El cantautor argentino falleció a los 79 años en un hospital en Madrid, donde se encontraba internado por úlceras gástricas

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

La poesía, el mundo de la canción de autor y el de la música latinoamericana está de luto por la muerte del cantautor argentino Alberto Cortez, ocurrida en Madrid.

El compositor, quien tenía 79 años, de temas emblemáticos de la música en español como En un rincón del alma, Distancia, A mis amigos, Castillos en el aire, Mi árbol y yo, Te llegará una rosa y Cuando un amigo se va, entre otras, falleció la tarde de ayer en España en el hospital HM Puerta del Sur, de la localidad madrileña de Móstoles, debido a  úlceras gástricas cuyo tratamiento se complicó.

Su cuerpo será velado en la sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en España, de la que era socio desde 1966 y donde tenía registradas 438 obras.

Pese a su edad y los problemas de salud que tenía, Cortez no había abandonado su carrera. Tenía compromisos pactados en Puerto Rico,  República Dominicana y en México (a finales de este año) y preparaba un nuevo disco con temas diferentes al que fue su último espectáculo, Boleros.

En 1996, mientras se encontraba en el balneario argentino de Mar del Plata, Cortez sufrió un accidente cerebrovascular. fue operado de una obstrucción de la carótida. Salió airoso de la intervención, pero le quedaron secuelas que le impedían tocar la guitarra. Luego de ser operado pudo retomar su carrera.

Canto porque no tengo otro remedio”, declaró hace cinco años sobre su resistencia a la jubilación, en una entrevista en la que se tomó con humor el número de veces que los rumores habían terminado con su vida: “Son tantas las veces que me han matado que, ya ven, lo han hecho tan mal que aquí sigo muy vivo, y sin retirarme”.

Cortez, quien no tenía hijos y vivía hace 40 años en Madrid, nació el 11 de marzo de 1940 bajo el nombre de José Alberto García Gallo en la localidad argentina de Rancul, donde se puso ayer  la bandera a media asta.

 

SUS INICIOS MUSICALES

Alberto Cortez compuso su primera canción Un cigarrillo, la lluvia y tú a los 12 años.

Un año después ingresó a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales en Argentina, en tanto cantaba con su guitarra en lugares de moda para ayudarse económicamente. Por esas fechas, la Orquesta de Jazz San Francisco lo contrató como vocalista e inició una gira.

A los 20 años tomó un barco rumbo a Europa tras los pasos de grandes maestros de la música popular, en especial de Jacques Brel.

En Europa grabó su primer disco, Welcome to the Latin Club (1961), al que seguirían más de cuarenta trabajos en los que música y poesía se ligaron.

Tras su paso por Bélgica, donde conoció a su esposa, la pintora belga Renée Gevaert, con quien se casó en 1964, instaló su residencia en España, donde participó en el Festival de Palma de Mallorca con la canción Me lo dijo Pérez. Posteriormente, en 1967, protagonizó un concierto sin micrófonos en el Teatro de la Zarzuela de Madrid.

En 1973 recibió su primer Disco de Oro por Mi árbol y yo, que fue el principio de muchos premios que logró en su carrera musical.

En los años ochenta, ya consolidada su carrera musical, realizó diversas giras por Chile, Perú, Colombia, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México y Estados Unidos, donde tuvo la oportunidad de cantar en el Carnegie Hall de Nueva York.

 

MÉXICO, IMPORTANTE EN SU CARRERA

En México se presentó en algunos programas de televisión. Fue aclamado en diversos foros y recibió el apodo La Voz de la Amistad.

En 1992 celebró sus 25 años como cantante con un concierto en el Teatro Colón de Buenos Aires y dos años después presentó un espectáculo con su amigo Facundo Cabral llamado Lo Cortez no quita lo Cabral, con el que recorrió México, España y Argentina.

En 1998 grabó en su estudio de Madrid una colección de 70 de sus canciones con el pianista Ricardo Miralles. Obra única por su alto valor artístico con el título Cortez al desnudo.

Cuando un amigo se va, Alfonsina y el mar y Gracias a la vida, presentadas en 2000, son consideradas como las tres mejores canciones en castellano del siglo XX.

Un año después volvió a México con el espectáculo En un rincón del alma, del cual grabó un disco doble en vivo.

En 2004 salió a la venta Alberto Cortez sinfónico, grabado en directo con la Orquesta Sinfónica de Houston, y un año después lanzó Identidad.

También se involucró en el mundo literario. Presentó los libros Cortez por los cuatro costados, en el Salón de la Ciudad de Guayaquil, y Alberto Cortez. La vida, que lanzó en la Ciudad de México.

En 2009 dio a conocer  Alberto Cortez. Íntimo, un disco doble con 32 canciones grabadas en vivo en diferentes teatros de España y América Latina. Luego ofreció su show Alberto Cortez Sinfónico en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, acompañado por la Orquesta Juvenil de Veracruz.

El último show que realizó en el recinto de Paseo de la Reforma fue el 22 de noviembre de 2009.  El año pasado realizó una gira por nuestro país, con shows en Chihuahua, Tamaulipas, Sinaloa, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Puebla y la Ciudad de México.

Fue destacado miembro de la generación de cantautores de finales de los años 60 y 70, además de ganar un Grammy a la Excelencia artística en 2007. Sin embargo, en su última etapa reprochaba que la industria discográfica se desentendiera de “las viejas carrozas”.

Fue galardonado con la Medalla de Plata en el New York Film Festival, como Cantante extranjero más popular, en Cuba y con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes en España.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver

Close
Back to top button