Estatal

SEDU Coahuila pagará un mdp por bullying de maestras

El caso se registró en una primaria de Saltillo, donde un niño de 6 años fue víctima de acoso escolar por 5 profesoras.

Al perder la demanda por incumplimiento de acuerdos que Brenda Zavalainterpuso en contra del Gobierno del Estado y la Secretaría de Educación Pública de Coahuila, la administración estatal deberá pagar un millón de pesos a la víctima de acoso escolar ejercido por 5 maestras de la escuela primaria Pablo L. Sidar en Saltillo.

​Sin embargo, la madre de familia rechaza que sea la administración estatal la que haga el pago de la sanción impuesta por un juez, pues no serán recursos de los funcionarios sino que será con los recursos de todos los coahuilenses que cumplen con sus contribuciones.

Recordó que su hijo Arturo, ingresó a primero de primaria en esa escuela cuando tenía 6 años, en 2013, la maestra Mayela Rodríguez Monjarás era la titular del grupo en el que fue ingresado el menor y pese a que se le informó que el alumno padecía trastorno por déficit de atención por hiperactividad (TDAH), el niño fue etiquetado como inquieto y problemático.

Además padecía espina bífida, por lo que está limitado en su caminar, aunado a su debilidad visual que le obliga a usar lentes, entre otros padecimientos que fueron constatados con dictámenes médicos.

“Ella aún así lo hacía a un lado, le decía cuatro ojos, que nunca aprendería a leer y escribir, entre otras le decía malas palabras, lo discriminó y hasta ahora no entendemos por qué lo hacía”, narró la madre de familia.

Recordó que al conocer lo que ocurría con su hijo, derivado de un intento de suicidio de Arturo, se dialogó con la maestra, la directora y demás personal, tardando meses para llegar a un acuerdo y que se atendiera el caso de manera adecuada, aunque se propuso el cambio de grupo la maestra Mayela se negó a ello, pero en lugar de atenderlo lo dejaba en el patio y prácticamente nunca entró a clases.

Hace 6 meses y luego de 5 años de buscar por todos los medios que el caso de su hijo no quedará impune, la Secretaría de Educación emitió un resolutivo en el que se responsabilizaba a 5 maestras de la institución tanto por las agresiones que sufrió Arturo, así como por las omisiones para erradicar esas agresiones cuando se informó del acoso escolar.

Además de Rodríguez Monjarás, la responsabilidad por daño psicológico recae en la directora en ese entonces Griselda Ceballos Valdés, la maestra Carmen Natalia Saucedo, la psicóloga Verónica Cárdenas Valdez y la subdirectora, Irma Patricia Berrueto Ramírez.

Ahora el Tribunal Superior de Justicia del Estado resolvió la denuncia interpuesta en 2016, en donde se encontró que la responsabilidad por el daño moral y material recae en el Gobierno del Estado y en la SEDU, pues no cumplieron con los convenios para la atención del menor, debiendo pagar un millón de pesos de gastos acreditados para la atención del menor.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button