Deportes

El VAR concede gol olímpico

Por Agencias
La reacción del Valencia, cuando estaba hundido con un 2-0 favorable al Betis, acabó en un 2-2 final -con un tanto de Gameiro en el último minuto- y con ello algo de ventaja para la vuelta de esta semifinal de Copa del Rey de futbol, que se decidirá el 28 de febrero en Mestalla, donde el valor doble de los goles pueden tener peso.

El mexicano Andrés Guardado  jugó los 90 minutos y cerca estuvo de marcar un golazo en la parte inicial. Estuvo muy participativo y pesó en la parte media de la cancha.

El otro futbolista mexicano, el mediocampista Diego Lainez, miró el partido desde el banquillo. En esta ocasión no ingresó, ni siquiera de cambio.

En la primera parte se sucedieron las alternativas en un partido de fuerte ritmo, de equilibrio y respeto que pudo abrir cualquiera, pero que lo hizo el Betis, con un centro de Sergio Canales, remate de cabeza del central brasileño Sidnei da Silva y remache también de cabeza del delantero Loren Morón para colocar el 1-0 con el que se llegó al descanso.

Al tanto de Loren, cuando se moría la primera parte, le sucedió otro de Joaquín Sánchez, en un llamado gol olímpico, directo de saque de esquina. No concedido antes de consultar el colegiado madrileño Carlos del Cerro Grande con el VAR, lo que dejó tocado al Valencia.

La reacción visitante llegó con los cambios y a los 70 minutos Cheryshev acortó distancias, lo que le dio vida al Valencia no sólo para este partido, también para una vuelta que se prevé muy competida por lo visto en el primer asalto.

El equipo visitante pudo empatar antes, pero un cabezazo de Cheryshev acabó con el balón repelido por un poste, aunque sí lo hizo ya en la prolongación con el de Gameiro, que pone algo de ventaja para los valencianistas.

©

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button