Nacional

Nieto revela la ruta de desvíos de dinero de Peña Nieto para financiar campaña negra contra AMLO

Es la primera acusación directa de la 4T contra Peña Nieto. Rosario Robles, Eruviel Ávila, Alejandro Quintero y OHL, los más complicados.

Por Agencias

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, denunció la mañana de este jueves una red de empresas que habrían financiado una campaña negra en contra del entonces candidato López Obrador durante el proceso electoral del 2018. El caso puntual se ciñe a la controversial serie documental “Populismo en América Latina”.

Según detalló, los recursos estarían ligados a empresas ligadas a Alejandro Quintero -el publicista estrella de Peña Nieto-, que recibían dinero desde otra sociedad fachada, que a su vez recibía dinero de Sedesol y Sedatu -comandadas por Rosario Robles-, también desde OHL México -la constructora más beneficiada en la administración de EPN en Edomex- y desde un programa del Gobierno del Estado de México, cuando Eruviel Ávila era mandatario.

La ruta de los desvíos fue detallada. Nieto precisó que en esta red tuvo en este caso a Alejandro Jesús Quintero Iñiguez, ex vicepresidente de Ventas y Mercadotecnia de Televisa y creador del plan de acción que llevó a Enrique Peña Nieto a la Presidencia, como figura principal en la recepción de recursos para la grabación del material.

Precisó que el Grupo TV Promo S.A. de C.V. recibió casi 48 millones de pesos provenientes de Bufete de Proyectos Información y Análisis S.A. de C.V., empresa que, aseguró, fue participe en la guerra sucia contra AMLO. Según detalla, esta firma Bufete recibió 186 millones de pesos de OHL México, además de la escalofriante cifra de 2,500 millones provenientes de la coordinación del programa de apoyo a la comunidad del Gobierno del Estado de México “sin una aparente justificación”.

Nieto aseguró que el sistema financiero mexicano reportó a las empresas mencionadas porque su operación está fuera de su perfil transaccional, detallando que las operaciones efectuadas hacen que no haya permanencia de recursos en sus cuentas, lo cual podría implicar que se trata de empresas fachadas utilizadas para desvías recursos públicos.

De esta forma, aseveró que el caso será denuncia ante la Fiscalía de Delitos Electorales y también se dará vista al Instituto Nacional Electoral, pues la Ley prohíbe que empresas particulares entreguen dinero para hacer proselitismo a favor y en contra de candidatos. Además del fraude electoral, se turnará otra investigación por eventual lavado de dinero.

Desde luego, el caso presentado se centra en la campaña sucia contra López Obrador. Pero también revelo un modus operandi que podría llevar a rastrear otros casos similares. Las sospechas sobre los recursos desviadas para financiar las campañas del PRI fueron tema de debate durante todas las últimas campañas de varios estados. Incluso, en Chihuahua se encarceló a ex integrantes del CEN del tricolor, lo que desató una batalla política con Javier Corral.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nineteen − 4 =

Back to top button