Avance

A un año del asesinato de Gonzalo Huitrón, aún no hay culpables

 

A un año del asesinato del Fiscal Regional del estado de Jalisco, Gonzalo Huitrón Reynoso, solo hay impunidad. La Fiscalía estatal que -fue la dependencia a la que perteneció el extinto funcionario por casi 30 años-, ha guardado silencio sobre el móvil de la agresión que ocurrió la mañana del 26 de julio de 2019.

Su titular, Gerardo Octavio Solís Gómez, solo habló el día del homenaje póstumo, que fue a puerta cerrada. Ofreció todos los recursos materiales y humanos para esclarecer el homicidio, pero hoy ni siquiera cuentan con una línea sólida de investigación.

 

“De no hacerlo se violaría el recuerdo de Huitrón Reynoso y el compromiso que tuvo con las personas más desvalidas, así como con las víctimas de los delitos”, dijo Solís frente amigos y familiares aquel día.

Sin embargo, su caso quedó como la mayoría de los crímenes de la entidad: sin detenidos y con más preguntas que respuestas.

 

Era viernes. Poco antes de las siete de la mañana, el Fiscal Regional y sus dos escoltas salieron del domicilio ubicado en Ocotlán y se dirigían a las instalaciones de la Fiscalía Estatal en la zona industrial, en Guadalajara.

Cuando circulaban por la carretera Santa Rosa-La Barca, a la altura del municipio de Poncitlán fueron emboscados por hombres armados y, segundos después, volcaron y cayeron en un sembradío de maíz.

De acuerdo con un video de un motel que se encuentra a metros del sitio donde fue el ataque, los agresores continuaron disparando desde la carretera y a corta distancia, para luego huir en una camioneta negra. No se sabe qué pasó con esa cinta y si fue asegurada por agentes de la Fiscalía Regional.

 

Al lugar de los hechos acudieron Gerardo Octavio Solís Gómez, titular de la Fiscalía del estado, y otros servidores públicos que lloraron a Gonzalo. Todos dispersos entre las hierbas.

Fue el vocero de la corporación, Ricardo Franco Bolio, quien confirmó el deceso de Huitrón Reynoso: “Lamentablemente, como resultado de este atentado, el fiscal regional perdió la vida, y sus dos escoltas quedaron lesionados, uno está grave y otro leve”.

Mientras desde la residencia oficial del gobierno de Jalisco, el mandatario lamentaba el crimen: “Puedo adelantarles que el compromiso que expresó el Secretario de Seguridad (y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño), y así me autorizó a expresarlo, es que habrá una respuesta contundente del Estado Mexicano; esta es una agresión contra el Estado Mexicano”, declaró Enrique Alfaro Ramírez. Esa respuesta o pronunciamiento tampoco llegó por parte del gobierno federal.

 

Oficialmente -hasta este momento- se desconoce el número de casquillos percutidos y tipo de armas que utilizaron los presuntos homicidas. Nunca se informó por qué la camioneta Dodge Ram tipo pick up en color plata que utilizaba el extinto funcionario no estaba blindada: “Desconozco la razón, pero el señor Fiscal (del estado) dará una respuesta a eso”, aseguró -en su momento- el entonces coordinador del Gabinete de Seguridad Pública del Gobierno de Jalisco, Macedonio Tamez Guajardo.

La respuesta tampoco llegó. Nunca se dijo si recibió amenazas. Lo cierto es que Huitrón Reynoso poco hablaba. La última declaración pública del extinto Fiscal Regional de Jalisco fue sobre la nueva orden de aprehensión que obtuvo para recapturar al líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Lagos de Moreno, Alexis N, alias “El Chofo”.

 

A la fecha, ningún delictivo se ha adjudicado el asesinato del servidor público. Se desconoce quién lo hizo y por qué. A Gonzalo Huitrón Reynoso le faltaban cuatro meses para jubilarse. “Gonzalo dio la vida y toda su vida se la entregó a la Fiscalía.

De hecho, él, en noviembre ya se jubilaba. Entonces si él dio la vida por la Fiscalía, su tiempo, su entrega, pues que ahora la Fiscalía vea por su familia, sus hijos”, dijo hace un año su esposa Berenice, quien se mostró confiada de habría justicia para el padre de sus hijos.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver

Close
Back to top button