Estatal

Acepta el empresario Fernando Mendoza, ser dueño del tajo que dejó sin agua a la Carbonífera

Raymundo Campos | Región Carbonífera.- El propietario de la Empresa Fervim, Fernando Mendoza Bernal, admitió públicamente ser el propietario del tajo a cielo abierto abandonado en los límites de la carretera de la comunidad de la Florida, que dejó a cerca de 50 mil usuarios sin el servicio de agua potable en toda la Región Carbonífera por casi 30 horas.

El empresario minero reveló que dejó de operar el yacimiento de carbón en el 2017, admitiendo que violó flagrantemente las leyes en materia de impacto ambiental, para resarcir los daños ecológicos provocados durante la explotación de mineral.

La norma federal vigente, establece que después de concluir con los trabajos de explotación en un tajo a cielo abierto, se deberá “Tapar” y “Reforestar” el área explotada, responsabilidades que omitió por razones desconocidas el experimentado productor de carbón.

Mendoza Bernal, tuvo 2 años para poder cumplir con la ley federal y evitar así, un accidente o una contingencia como la ocasionada la tarde del jueves, cuando un asentamiento del subsuelo colapsó la línea general de agua potable.

El carbonero se defendió con unos medios afines, de no tener ninguna responsabilidad, pues argumentó que la compañía que operó los “Cuevas” en su tajo abandonado es ajena a su consorcio, sin embargo existe una responsabilidad compartida por la negligencia en la que incurrió al violar la ley ambiental, de lo contrario la construcción de Cuevas, no hubieran existido.

De manera inexplicable tanto la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) como la Secretaria del Medio Ambiente, solaparon que el Desarrollo Minero quedara abierto, en una clara violación a las leyes y representando además un serio peligro para los automovilistas que transitaban por el lugar por la cercanía con la carretera .

Fernando Mendoza Bernal, trató de convencer a un grupo de reporteros que su prolongada presencia en el lugar de la contingencia por la escasez de agua potable, era solo por “Solidaridad” con las familias afectadas, sin embargo para la activista Cristina Auberbach, esta versión no fue convincente y apuntó que su supuesta disposición fue por tamaño de su responsabilidad.

Como lo señalamos esta tarde, se observó a varios camiones mineros acarreando tierra para tapar después de 2 años el enorme agujero, que debió estar cubierto hace un par de años.

Esta irresponsabilidad y negligencia por parte de la empresa Fervim, no se puede interpretar sin la complicidad o tal vez corrupción de los anteriores funcionarios federales.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button