Viral

Acusa a su padre por asesinar a su madre; le creen 26 años después

Por Agencias

El hijo vio el crimen, pero las autoridades no confiaron en su versión

Autoridades de Estados Unidos informaron que esta semana comenzaran el juicio contra un sujeto que está acusado de matar a su esposa, hace 26 años, y de enterrar el cadáver en el jardín del hogar que compartían.

De acuerdo con el reporte, en enero de 1993, Bonnie Haim desapareció y sus restos nunca fueron encontrados, hasta que recientemente su hijo visitó la antigua casa donde vivían.

Aaron Foster halló a su progenitora enterrada en el jardín e inmediatamente denunció todo a la Policía. El informe señala que Michael Haim, su pareja de aquel entonces, reveló que Bonnie había salido de casa por una discusión que tuvieron.

‘Fui a buscarla, pero no la encontré por ningún lado’, aseguró.

El sujeto no denunció la desaparición y la Policía jamás se enteró, hasta que el empleado de un hotel, ubicado en Jacksonville, encontró el bolso de la mujer en un basurero y lo reportó con las autoridades.

La investigación arrojó que la pareja tenía discusiones constantes y problemas a diario. Por esta razón, Bonnie planeaba escapar de casa junto con su hijo. Para lograr su cometido, decidió abrir una cuenta bancaria en secreto para ahorrar. Un día, su esposo la descubrió y le ordenó cerrarla.

Bonnie no dejó sus planes atrás y envió el dinero a sus amigos, llegando a juntar mil 200 dólares para su escape. Medios locales reportaron que la mujer pensaba salir de casa cuando su marido estuviera en un viaje de negocios.

En aquel entonces, el hijo, que tenía menos de cuatro años de edad, explicó a los agentes que su padre le había hecho daño a su madre, que le había disparado. Sin embargo, nadie le creyó.

El cuerpo no fue encontrado y eso impedía comprobar su probable muerte. De igual manera, los policías no tenían ninguna evidencia física, a parte del testimonio del menor, que pudiera inculpar a Michael de asesinar a su esposa.

Después de esto, el niño fue adoptado por otra familia, creció y acusó a su padre de homicidio involuntario. El juicio concluyó y Aaron ganó la propiedad de la casa y una fuerte suma de dinero.

En 2014, el joven, de 24 años de edad, regresó a la casa para hacer mejoras y encontró restos humanos. Tras enviarlos a pruebas de ADN, descubrió que pertenecían a su madre.

Michael fue acusado de asesinar a su esposa, pero él se declaró inocente, por lo que comenzará una nueva investigación para determinar si es el autor intelectual del crimen.

Fuentes: Infobae, RT y 24 Horas

Fotos: Pixabay

Anímate a comentar. ¡Queremos saber tu opinión!

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button