Avance

Alimentación de niños, en riesgo por recorte; escuelas de tiempo completo

La desaparición del programa afecta a 1.4 millones de estudiantes a los que se les dotaba de comida

CIUDAD DE MÉXICO.

La alimentación para 1.4 millones de estudiantes está en riesgo con la desaparición del Programa de Escuelas de Tiempo Completo.

La falta de presupuesto para 27 mil 63 escuelas con horario ampliado, que de golpe van a perder sus horas extra de aprendizaje, impacta a 3.6 millones de niñas y niños inscritos en esta modalidad.

La organización Mexicanos Primero advirtió que dejar sin fondos al programa rompe el modelo aspiracional de la escuela mexicana y afecta a los docentes, que verán mermados sus ingresos con la disminución de las compensaciones económicas, y a las familias, principalmente a las mujeres, que pueden ver frustrada su oportunidad de tener un empleo remunerado mientras sus hijos están en la escuela.

“Regresar a escuelas que llevan ocho, 10, 12 años de ser de jornada ampliada, a cuatro horas y media, es inaceptable, y nos debe indignar, es un atraco contra las niñas y los niños, y de rebote contra sus maestros y sus familias”, alertó David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero.

Siete de cada diez escuelas atendidas por el programa son indígenas y rurales y en 53.8% se ofrece servicios de alimentación a niños y niñas que, en su mayoría, se encuentran en condición de pobreza extrema.

El año pasado, el programa recibió el primer golpe, cuando se le recortó 50% del presupuesto que se le destinaba y pasó de tener 10 mil 189 millones de pesos en 2019 a cinco mil 100 millones en 2020, pero el proyecto de presupuesto para 2021 ya ni siquiera lo contempla.

Las Escuelas de Tiempo Completo nacieron en 2008. En ellas, los estudiantes pasan más horas en la escuela realizando actividades extra para mejorar sus aprendizajes.

Hasta 2016, el calendario escolar de las escuelas públicas de educación básica determinaba que debían cumplir con 800 horas de clases al año. En las escuelas de tiempo completo éstas se incrementaron a mil 200 horas.

“Dejar sin fondos al programa, cero pesos, literal, es romper el foco del faro que ayuda a perfilar esfuerzos, el ejemplo tangible de la escuela que queremos. Millones de padres y madres de familia resentirán el golpe, ya que, con el programa, tienen más horas de aprendizaje y alimentación para sus hijas e hijos y la oportunidad de obtener empleos mejor remunerados, en especial aquellas familias en donde ambos padres tienen actividades laborales. Esto, además, va a reducir las oportunidades de aprendizaje para niños y niñas”, concluyó Calderón.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button