Nacional

AMLO: 20 de la Guardia Nacional declararán por la mujer muerta en enfrentamiento de Chihuahua

Desde Palacio Nacional, el mandatario mexicano precisó que los elementos que declararán ante las autoridades eran quienes conformaban la caravana que trasladaba hacia Delicias a las tres personas detenidas por los enfrentamientos sucedidos horas antes en la presa La Boquilla, ubicada en Chihuahua.

Agencias

Ciudad de México

 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó la mañana de este jueves que alrededor de 20 elementos de la Guardia Nacional están esperando que sean citados a declarar ante el Ministerio Público (MP) por la muerte de dos personas como resultado de los enfrentamientos que se dieron por la toma de la presa La Boquilla, en Chihuahua, el martes pasado.

“Hay que ver si hubo disparos o no, o si fue un miembro de la Guardia Nacional. Eso se sostiene, que un miembro de la Guardia Nacional tiró. Y ellos están esperando ser llamados por el Ministerio Público y tienen instrucciones de presentarse y declarar, y castigar a los responsables”, dijo.

Desde Palacio Nacional, el mandatario mexicano precisó que los elementos que declararán ante las autoridades eran quienes conformaban la caravana que trasladaba hacia Delicias a las tres personas detenidas por los enfrentamientos sucedidos horas antes.

 

“Son los que participaron, deben ser como unos 20. Eran los que venían en la caravana. Al final, terminando llevando a los detenidos a Chihuahua. Terminan de pornerlos a disposición de la autoridad a las 2 de la mañana”, detalló.

Durante su conferencia de prensa matutina, López Obrador explicó que al principio se pensaba que los agricultores acudieron a las instalaciones de la presa para realizar un mitin, sin embargo, la tomaron.

 

“Uno de ellos, de estos exgobernadores [del estado] se quedó, pero otro sí se fue hasta donde estaba la Guardia Nacional, Fernando Baeza, y ahí entregan palos a la gente. Los arman y se van sobre la presa. Y actuó muy bien la Guardia porque primero eran mucho más los manifestantes y ellos aunque tenían armas, deciden no usar las armas y se salen todos”, narró.

El Jefe del Ejecutivo federal explicó que el encargado del operativo dio la instrucción de que se retiraran los guardias nacionales, por lo que acataron la orden. Sin embargo, señaló, más adelante hay una derivadora del cuerpo de seguridad con vigilancia, por donde pasan “carros diciendo que les iban a tirar granadas o bombas”.

 

“Pasan ahí. Esta es la información que el Ministerio Público todavía tiene que esclarecer. Pasan ahí con carros diciendo que les iban a tirar granadas o bombas, detiene una camioneta. Esto ya mucho más tarde, ya que se había dado el desalojo en Delicias. Detienen a estas personas y en efecto llevaban granadas que habían extraído de la toma de la presa La Boquilla. Entonces detienen, deciden llevarlos a Delicias”, agregó.

Frente a los medios de comunicación, el político tabasqueño destacó que los elementos de la Guardia Nacional que estaban en la cortina de la presa tenían armas, mientras que quienes sólo protegían contaban únicamente con sus equipos antimotines.

 

“Por eso hablo de que actuó bien el comandante, porque llegó a un acuerdo para desarmar a los que estaban, recogen todas las armas y las sacan. Entonces lo que va quedando ahí es lo que recogen estos señores o hay que ver si es de esas bombas que quedaron. El caso es que los detienen, los quieren llevar a Delicias, se organiza una caravana para llevarlos. Esto ya es como a las 9 o 10 de la noche. El resto sucedió durante el día”, añadió.

El Presidente recordó que desde ayer pidió a la Fiscalía General de la República que investigue el enfrentamiento entre cientos de agricultores y efectivos de la Guardia Nacional.

El Presidente recordó que desde ayer pidió a la Fiscalía General de la República que investigue el enfrentamiento entre cientos de agricultores y efectivos de la Guardia Nacional. Foto: Gobierno de México

De acuerdo con la información proporcionada por AMLO, cuatro camionetas de los manifestantes empiezan a seguir a la Guardia Nacional “y se dan unos disparos. Contesta uno y de las cuatro camionetas se dan cuenta que una se queda detenida. Las otras tres se van, se paran los de la Guardia, van y encuentran que estaba herida de muerte una señora y el esposo”.

 

“Entonces ya llegan ambulancias, los llevan. La señora estaba muerta, ya había perdido la vida. Muy lamentable esto”, aseguró.

Ante dicha situación, recordó que desde ayer pidió a la Fiscalía General de la República que emprenda una “investigación completa, y que se conozca todo lo que sucedió, quién convocó a la movilización, quién tomó la decisión de tomar la presa, la participación de estos dirigentes y desde luego el castigo a quienes hayan cometido el crimen de la mujer y su esposo”.

También dio a conocer que le pidió a Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, establecer comunicación con los familiares de las víctimas.

 

“Lamento mucho que una mujer haya perdido la vida, que su esposo incluso esté grave. Mi pésame profundo a sus familiares, a sus amigos. […] Desde luego que se van a deslindar responsabilidades, desde ayer lo dije, se va a hacer la investigación. Lo que ya sabemos, y no es nuevo, es que estaban utilizando este asunto del agua con propósitos políticos electorales”, concluyó.

EL ENFRENTAMIENTO

El Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ayer que le pediría a la Fiscalía General que investigue un enfrentamiento entre cientos de agricultores y efectivos de la Guardia Nacional en una presa del estado norteño de Chihuahua, así como un incidente posterior en el que murieron dos personas.

Es el choque más reciente en un conflicto de meses en torno al intento del Gobierno mexicano de saldar su deuda de agua con Estados Unidos a pesar de las objeciones de los agricultores locales.

La Guardia Nacional, que está conformada principalmente por soldados y policías militares, indicó que el martes por la noche arrestó a tres personas que portaban proyectiles de gases lacrimógenos y un cargador de arma de fuego.

 

La Guardia Nacional señaló que, cuando sus elementos intentaron trasladar a los detenidos a la localidad de Delicias, fueron interceptados por varios vehículos desde los que les comenzaron a disparar. Las tropas repelieron la agresión, y posteriormente encontraron a una persona muerta y a una herida dentro de un vehículo. La segunda víctima falleció más tarde en un hospital.

Javier Corral, Gobernador del estado de Chihuahua, adjudicó en un comunicado la responsabilidad a la Guardia Nacional, y dijo que ésta había “agredido” a la pareja, un hombre y una mujer, que había participado en las protestas horas antes.

“En el trayecto de regreso fueron agredidos, según diversos testimonios y señalamientos, por elementos de la Guardia Nacional”, declaró Corral. “Condenamos enérgicamente los hechos, como también condenamos el uso de la violencia”, agregó el Gobernador, quien añadió que “este suceso no quedará impune” y exhortó a la Fiscalía General a que inicie una investigación.

Un video del choque del martes muestra a manifestantes con piedras y palos enfrentando a los efectivos de la Guardia Nacional que traían equipo antimotines entre nubes de gases lacrimógenos. Las tropas se retiraron y los manifestantes lograron cerrar las válvulas de la represa La Boquilla para impedir la salida de agua.

El Subsecretario de seguridad pública Ricardo Mejía dijo que los manifestantes se pasaban palos y bombas incendiarias en envases de refresco. No comentó sobre las acusaciones del Gobernador.

 

“Muy lamentable lo que sucedió ayer”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina. “De manera prudente la Guardia Nacional se salió para evitar una confrontación, un enfrentamiento”.

México se ha retrasado en el volumen de agua que debe enviar al norte bajo un tratado de 1944 y debe saldar esa deuda para el 24 de octubre. A fines de julio, manifestantes en Chihuahua quemaron varios vehículos del Gobierno, bloquearon vías férreas e incendiaron una oficina gubernamental y casetas de peaje para protestar por la liberación de agua de las represas locales para pagar a Estados Unidos.

López Obrador ha defendido el pago de la deuda, destacando que, según el tratado, México recibe cuatro veces más agua procedente del río Colorado de la que contribuye al área del río Bravo (o Grande). En general, Estados Unidos paga sus contribuciones de agua de manera regular cada año. El presidente mexicano asegura que el país cuenta con suficiente agua en sus presas para abastecer a los agricultores locales y saldar la deuda, que se ha acumulado con el paso de los años.

Se trata de un asunto delicado para el mandatario, quien teme que el Gobierno de Estados Unidos imponga aranceles a los productos mexicanos o cierre las fronteras en represalia. Mejía señaló que “sería gravísimo para el país tener que renegociar un tratado que es tan favorable para el país”.

 

López Obrador ha señalado que las protestas están siendo azuzadas por políticos de oposición con sus propios fines. El partido opositor de tendencia conservadora Acción Nacional se ha involucrado en alentar las manifestaciones, pero Mejía dijo que los instigadores también provienen de al menos otros dos partidos.

Debido a la expansión de cultivos de riego, México ha utilizado el 71 por ciento del agua que fluye hacia el norte desde el río Conchos. Según el tratado, debería usar únicamente el 62 por ciento y permitir que el resto se incorpore al río Bravo en la frontera entre ambas naciones. Los volúmenes se determinan en ciclos de cinco años y el ciclo actual concluye en octubre.

 

En años anteriores, México ha aplazado los pagos de la deuda con la esperanza de que las tormentas tropicales que periódicamente ingresan desde el Golfo de México generarían lluvias ocasionales. Pero, a pesar de que el huracán “Hanna”, tocó tierra en Texas en julio, sus lluvias no se adentraron lo suficiente para llenar las presas del estado de Chihuahua.

La sección estadounidense de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, que supervisa el cumplimiento del tratado, informó en un comunicado que “lo sucedido en la presa de La Boquilla es desafortunado para todos los involucrados”.

 

Según su propio recuento, México aún adeuda 392 mil 6 millones de metros cúbicos (318 mil 498 acres pie) de agua a Estados Unidos que deben pagarse antes del 24 de octubre. La cantidad equivale a casi la contribución normal de todo un año, pero ahora debe pagarse en poco menos de mes y medio.

La comisión señaló que “en este momento, sería prematuro decir lo que sucedería en caso de que México concluya el ciclo actual con un déficit”.

 

Blanca Jiménez, directora de la Comisión Nacional del Agua de México, declaró que “estamos negociando actualmente con los Estados Unidos… una estrategia para cerrar debidamente el ciclo”.

López Obrador ha dicho que apelaría personalmente al Presidente Donald Trump por su comprensión en caso de que resulte imposible cubrir el adeudo.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button