Nacional

Bebidas azucaradas causan al año 40 mil 842 muertes en México: Salud. Tenemos un “país enfermo”

El director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades reconoció que la pandemia llegó cuando México es un país enfermo y presentó las cifras más recientes sobre la mortalidad relacionada con el consumo de bebidas azucaradas.

Agencias

Ciudad de México

 

El consumo de bebidas azucaradas es la causa directa de al menos 7 por ciento de las muertes anuales que se registran en México, informó hoy la Secretaría de Salud.

Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, presentó esta tarde en conferencia de prensa los resultados de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública en el que se encontró que el consumo de bebidas azucaradas estaría ligado a 40 mil 842 mil muertes, porque dichos productos aumentan el riesgo de padecer obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Detalló que 36 mil 950 de las más de 40 mil muertes asociadas al consumo de las bebidas azucaradas habría sido por enfermedades cardiometabólicas; 23 mil 433 por diabetes y 13 mil 517 por enfermedades cardiovasculares.

 

López Ridaura explicó que estas muertes se estimaron hasta 2018. “Es un cálculo que se hace con la mortalidad del 2018, no significa que tengamos medida la mortalidad que tenemos en 2020”, explicó en conferencia desde Palacio Nacional.

El funcionario reconoció que las bebidas azucaradas son sólo uno de los alimentos ultraprocesados de muy poco valor nutricional que forman parte de la dieta de la ciudadanía mexicana y que afectan su salud, a ello, dijo, debe sumarse la inactividad física.

 

“Esta pandemia nos llega en un país enfermo, que tiene este gran problema de enfermedades crónicas”, dijo.

En ese sentido recordó que 73 por ciento de las personas que han muerto por COVID-19 en México padecían al menos una comorbilidad, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.

De ese porcentaje, 67 por ciento presentaba diabetes, hipertensión, obesidad o alguna enfermedad cardiovascular.

Presencia de comorbilidades en las defunciones confirmadas por COVID-19. Foto: SSa.

Detalló que 17 por ciento de los casos confirmados de coronavirus padece hipertensión, otro 17 por ciento tiene diabetes y 18 por ciento obesidad.

Mientras que en las personas que han muerto se contabilizó un 43 por ciento con hipertensión, 38 por ciento con diabetes y 25 por ciento, obesidad.

Frecuencia de comorbilidades en las defunciones y casos confirmados por COVID-19. Foto: SSa.

Ruy López Ridaura explicó que 32 por ciento de las 41 mil 908 muertes confirmadas en México por la COVID-19 fueron de personas con más de tres factores de riesgo por comorbilidades ligadas a malos hábitos de alimentación.

Factores de riesgo asociados a las defunciones por COVID-19. Foto: SSa.

BUSCAN CULPABLE: ANPRAC

La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas A. C. (ANPRAC) emitió un comunicado después de que la Secretaría de Salud presentara las cifras que relacionan comorbilidades con el consumo de bebidas azucaradas y criticó que la dependencia busque un “culpable único” de los problemas de salud de las y los mexicanos.

“La interpretación sesgada y difusión tendenciosa de un ‘estudio académico’ para buscar culpables a un problema de salud de origen multifactorial, no abona a la solución integral de la obesidad y diabetes que enfrenta nuestro país, ni al desarrollo de una estrategia de estado. Sobre todo, cuando el mismo estudio reconoce que la ingesta de bebidas azucaradas no es el mayor contribuyente individual de calorías en la dieta de los mexicanos, y los modelos que utiliza para llegar a sus conclusiones son basados en la población estadounidense”, señaló la asociación.

Aseguró que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), sólo el 5.8 por ciento de las 3 mil 260 calorías que consumen diariamente los mexicanos provienen de las bebidas saborizadas, y más del 70 por ciento vienen de alimentos y bebidas no industrializadas; “por lo que resulta ilógico pretender responsabilizar a estos productos del 7 por ciento de las muertes a nivel nacional”, opinó.

La industria mexicana de bebidas reiteró que está dispuesta a mantener un diálogo con autoridades y lamentó “la estigmatización de algunos funcionarios”.

 

COMIDA CHATARRA Y COVID-19

 

La Secretaría de Salud, a través del Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, se ha pronunciado en contra de las bebidas azucaradas por su relación con gran cantidad de muertes en México.

El tabaco y las bebidas azucaradas matan, pero antes se hablaba con eufemismos, dijo ayer por la noche López-Gatell, luego de que la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (Anprac) reprobara que el funcionario llamara “veneno embotellado” a los refrescos.

“Qué bueno que haya polémicas porque eso despierta la conciencia de las personas. No se trata de tomárselo personal. La realidad es la realidad, y esa realidad se puede documentar. La evidencia es consistente. Hay productos que son nocivos para la salud. El tabaco, por ejemplo. Los cigarrillos, pipas, puros, el tabaco masticado antes de los años 50 del siglo XX tenían una gran aceptación social, hubo hasta épocas en las que se consideraba un producto benéfico y hasta se anunciaba con médicos. Más o menos desde los años 50 se encontró, a partir de múltiples estudios, una clara asociación entre el cáncer pulmonar y otros cánceres y el hecho de fumar. Estamos en 2020 y la evidencia es abrumadora: uno de los mayores riesgos para la salud está asociado con el consumo de productos del tabaco”, señaló López-Gatell durante la conferencia en el Palacio Nacional de la Ciudad de México.

“No hay dosis aceptable o de sabores o de colores. El tabaco mata. Lo que pasa es que pocas veces se habla con claridad y se usan eufemismos. No, la salud pública tiene elementos de evidencia y cuando los hay, hay que decirlo de manera contundente: el tabaco mata. El tabaco no debería consumirse, sin embargo, hay intereses muy poderosos que mantienen en el mundo entero la producción, comercialización”, añadió.

El funcionario recordó que 35 por ciento de adolescentes y niños en México tienen sobrepeso y obesidad, mientras que 75 por ciento de la población padece diabetes.

“Es muy clara la evidencia, pero volvemos a lo mismo: hay intereses que han llevado, en administraciones previas, a que se oculte la información o a que se usen eufemismos, y decían: ‘salta, brinca, muévete, chécate.’.  No, hay que entrar los elementos estructurales. Los productos que hacen daño, hacen daño y tenemos que disuadir su consumo”, agregó.

 

EL REFRESCO Y LA SALUD

 

Si hay un producto que le ha hecho tanto daño a la salud de los mexicanos es el refresco, por lo que los argumentos de la ANPRAC para evitar que no se estigmatice a la industria llamándola “veneno embotellado” son indignantes, aseguró Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, organización que defiende los derechos de los consumidores.

“Es indignante ver los argumentos de la ANPRAC en el comunicado. Si hay un producto en este país que le ha hecho tanto daño a la población es el refresco”, dijo Calvillo en entrevista. “¿Qué calificativo se le puede dar a las bebidas azucaradas cuando se estima que 40 mil muertes al año están asociadas a su consumo?”

 

El también miembro de la Comisión de Obesidad de la revista The Lancet acusó a la industria del refresco y la chatarra de contribuir por años a la epidemia de diabetes en México mediante cabildeos con el Gobierno, introduciendo sus productos en las cooperativas escolares y con estrategias de comercialización en zonas indígenas como Chiapas, donde el doctor Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, alertó el viernes del “veneno embotellado”.

“Está plenamente documentada la entrega de refrigeradores de Coca-Cola a familias en diversas poblaciones de Chiapas, donde también se les subsidia la energía eléctrica a cambio de que comercialicen el refresco”, señaló. “Es terrible lo que ha pasado con Coca-Cola en esas comunidades indígenas y el daño que ha hecho a la población”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button