Nacional

Casos de neumonía están dentro de lo normal, “hay desinformación”, asegura López-Gatell

Los casos de neumonía y bronconeumonía en México están dentro de lo normal, incluso por debajo de lo esperado, aseguró el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en la conferencia diaria sobre la evolución de la pandemia de COVID-19 de este sábado 28 de marzo.

Acusó que hay “campañas de desinformación deliberadas” que inflaron la falsa idea de que el gobierno intenta ocultar muertes del nuevo coronavirus con datos de neumonía.

Detalló que la neumonía es una de las manifestaciones que puede causar esta nueva enfermedad y que se calcula que llegarán a tener 5% de los contagiados, pero aseguró que los certificados de defunción de quienes mueran de COVID-19, así lo indicarán.

“COVID es una enfermedad que tiene tres presentaciones: leve, que no tiene neumonía; moderada, que pudiera tener neumonía o ser una inflamación del árbol bronquial; y grave, donde clásicamente hay daño pulmonar agudo y neumonía. Por decirlo de otra manera, COVID es parte del mundo de las neumonías”, señaló tras presentar gráficas sobre los escenarios esperados de reportes de neumonía, que a partir de ahora serán informados también cada semana.

© Proporcionado por Animal Político“Por eso monitoreamos esto, porque esto puede ser una señal indirecta de la existencia anormal de COVID. A lo largo del año y a lo largo de las semanas vamos a estar compartiendo estas curvas, porque son uno de los siete componentes de la vigilancia integrada de la epidemia de COVID”.

Mostró un tipo de gráfica llamado “canal endémico”, que con base en los promedios de una enfermedad registrados semana a semana durante los últimos siete años, presenta un escenario de “éxito”, es decir, lo que ha ocurrido en una cuarta parte del periodo analizado, en el que si los casos están dentro de esa proporción, es lo normal. Luego tiene una franja de “seguridad” y una más de “alarma”.

En la incidencia registrada en 2020, la línea se mantiene dentro del escenario de “éxito”. Esto de acuerdo con lo reportado al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica por las más de 26 mil unidades de salud de primero, segundo o tercer nivel de todo el país, que monitorean 147 enfermedades.

“Podemos ver que se encuentra dentro de lo esperado, de hecho por debajo de lo esperado en 25% de los números, desde el inicio del año y hasta el momento actual”, señaló López-Gatell.

  • El escenario de “alarma” de la gráfica mostraba en sus picos más altos alrededor de 5 mil 500 casos en una semana, en los meses de enero y febrero. En cambio la línea de 2020 ha estado siempre por debajo de los 4 mil, y en la última semana reportada no llegó a los 3 mil. La diapositiva advertía que era lo mostrado hasta la semana 11, cuando estamos ya en la 13 del año.

El subsecretario mostró además las gráficas particulares para tres entidades: en Nuevo León, la incidencia ha estado entre la franja de éxito y la de seguridad; en Jalisco y en el Estado de México hubo picos de neumonías en enero, que rebasaron los escenarios de éxito, pero luego volvieron a estar dentro de la normalidad.

“Lo que ocurrió al inicio del año todavía representa el comportamiento de la temporada de influenza. La influenza ocurre todos los años entre octubre y marzo, y entre octubre y marzo la influenza es una de las enfermedades, posiblemente la principal, causante de neumonías y bronconeumonías tanto en casos como en defunciones”, explicó.

Respecto al tratamiento que haya que hacer a los cadáveres de quienes mueran por COVID-19, rechazó que haya un peligro de contagio que lleve a utilizar uniformes médicos de máxima contención, llamados “de nivel 4”, que describió como pijamas blancas con caretas o mascarillas totalmente selladas.

Dijo que tan solo al personal médico que haga intubaciones  y toma de muestras de cavidades respiratorias de pacientes contagiados requiere mayores medidas de bioseguridad, pero para el resto basta con cubrebocas N-95 y gogles que sellen la cara, además de guantes quirúrgicos convencionales.

Mientras que para el manejo de cadáveres no hacen falta procedimientos especiales ni incineraciones, aseguró, y la población puede ir a funerales sin riesgo.

Hasta ahora, solo el estado de Querétaro prohibió velar a quienes mueran por la enfermedad.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button