Avance

Cierra la Federal entre conflictos; continúan las inconformidades

Quienes no acepten incorporarse a la Guardia o una liquidación serán inscritos en automático al Servicio de Protección

CIUDAD DE MÉXICO.

Hoy lunes, la Policía Federal da por terminada la relación laboral con sus elementos, luego de un ultimátum de siete días publicado en el Diario Oficial el pasado 30 de septiembre para que renunciaran y se decidieran  por dos opciones: quedarse en alguna de las 10 dependencias que se les ofreció o concluir la relación laboral con la institución y solicitar su indemnización.

Ante la negativa de incorporarse a la Guardia Nacional serán incorporados en automático al Servicio de Protección Federal.

Aunque entre las 10 dependencias a elegir está la Guardia Nacional, federales entrevistados por Excélsior, denunciaron que muchos de los que se hicieron exámenes médicos en la Secretaría Nacional de la Defensa (Sedena) desde mayo, para intentar ser parte de esta nueva corporación, fueron rechazados y evaluados como “no aptos”.

“Nuestros exámenes de control de confianza están vigentes; sin embargo, los médicos de la Sedena que nos examinaron simplemente nos calificaban como no aptos, ya sea por sobrepeso, tatuajes o por no cumplir con la estatura mínima requerida que es de 1.65”, explicó un federal.

Uno de los federales entrevistados consideró injusto ser calificado como no apto para la Guardia Nacional y ser obligado a irse al Instituto Nacional de Migración, sólo por su sobrepeso, cuando por doce años pasó cada uno de los cinco controles de confianza que le realizaron y combatió al crimen organizado en los estados más peligrosos del país.

“Nosotros expusimos nuestras vidas durante 12 años, abandonamos a nuestras familias para combatir el crimen organizado y ahora sólo por tener más masa corporal que la permitida, simplemente, me rechazan, cuando es algo que tenía solución. Pudimos habernos puesto en forma, si nos hubieran ofrecido que nos sometiéramos a algún régimen físico y de alimentación adecuado, pero sólo nos desecharon”, reprochó.

En un comunicado oficial, firmado por la suboficial Guadalupe Deyanira Alcántara Martínez, directora de Traslados de Internos 8vo Agrupamiento, se les adviertió a los elementos de la División de Fuerzas Federales que de no elegir entre alguna de las 10 dependencias, se les transferiría de manera automática al Servicio de Protección Federal, a partir del martes 8 de octubre.

Las 10 dependencias a elegir son: Guardia Nacional, Servicio de Protección Federal, Unidad de Medidas Cautelares, Dirección General de Seguridad Privada, Coordinación Nacional de Protección Civil, Prevención y Readaptación Social, Instituto Nacional de Migración, Coordinación Nacional Anti Secuestro, Comisión Nacional de Ayuda a Refugiados, Comisión Nacional de Búsqueda de Personas.

También en este comunicado PF/DFF/CROP/DGTAP/DTI/13575/2019 se les informó a los federales que si optan por alguna de las 10 dependencias, su sueldo será ajustado conforme a la institución y a su nuevo puesto, a partir de enero de 2019.

“Las autoridades nada han mencionado sobre el monto de la indemnización que les correspondería a los elementos que opten por separarse de la Policía Federal, ni se ha les ha presentado algún procedimiento para poder hacerlo”, afirmó a Excélsior, Reyna Velasco Guerrero, representante legal de un grupo de policías federales.

De acuerdo con datos que la abogada consiguió por transparencia, serían unos 34 mil servidores públicos los que pertenecían a la Policía Federal.

Actualmente hay dos grupos de integrantes de la Policía Federal que están negociando un pago de retiro voluntario, como liquidación a sus años de servicio con autoridades de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Encabezados por los abogados Enrique Carpizo e Iván Chávez, ambos litigantes aseguran haber obtenido el pago de liquidaciones a sus representados, de entre 250 mil a 450 mil pesos de acuerdo a sus antigüedades.

Los presentados por Carpizo han realizado, como medida de presión, bloqueos en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), para garantizar el pago de las liquidaciones.

Por su parte, el otro grupo, representado por Chávez, mantiene la advertencia de realizar el cierre del Periférico Sur, frente a la Torre Pedregal de la Guardia Nacional, y en Insurgentes Sur, en caso de no ser atendido su reclamo del pago de una liquidación.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button