Avance

Colapsa ayuda a paisanos en medio de crisis migrante

Paran el programa Somos Mexicanos, que permitía a connacionales ser recibidos por autoridades; se agudizan carencias en consulados

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

México defenderá a sus migrantes con consulados raquíticos en Estados Unidos, justo cuando el presidente Donald Trump arreció las deportaciones y elevó el tono de su discurso en contra de la comunidad mexicana, con la finalidad de hacer un guiño al electorado estadunidense que irá a las urnas en 2020.

El Consulado General de México en Chicago, una de las tres representaciones más importantes en Estados Unidos, en donde se atiende a 2.4 millones de mexicanos en ese país, enfrenta una de sus peores crisis de operación, debido a que agudizaron este sexenio las carencias que presentaba desde las administraciones pasadas con el reciente desmantelamiento de oficinas de apoyo (ProMéxico, Turismo y Programa Paisano), despidos masivos y renuncias del personal, que denunciaron malos tratos (gritos y humillaciones) y bajos salarios.

Excélsior entrevistó a cuatro exempleados del consulado en Chicago: Rodrigo Iván Vences Díaz, quien era coordinador de Salud y Deporte; Óscar Huerta Hernández, el excoordinador de Organización Comunitaria; Mario Eduardo Gastélum Rocha, excoordinador de Educación y Enrique Lucero, exdirector adjunto del Programa Paisano.

Con la salida de estos empleados en la sede de Chicago, los tres coordinadores al denunciar malos tratos y el exdirector adjunto, al ser despedido, los migrantes documentados e indocumentados se quedaron sin suficiente personal que los oriente sobre cómo obtener servicios de salud, becas para dreamers, protección en las deportaciones o actividades y beneficios para las federaciones de mexicanos en Estados Unidos.

“Hay un gran desconcierto en la comunidad mexicana sobre qué apoyos pueden recibir en salud o educación por parte de la autoridad federal. Nosotros estamos levantando la voz de lo que sucede en Chicago, para tratar de evitar que esta situación se extienda a las otras 50 sedes consulares en Estados Unidos”, dijo Óscar Huerta, exempleado del consulado en Chicago.

También, organizaciones de mexicanos en Chicago, como el Frente Nacional de Inmigrantes no sólo han manifestado su consternación por la crisis que enfrenta el consulado, sino que enviaron una carta a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, para solicitar que se presente la cónsul general, Reyna Torres Mendivil, que aunque se ratificó su nombramiento desde abril pasado sigue sin llegar en la institución.

FRENAN DIFUSIÓN DE PROTECCIÓN PARA DEPORTADOS

Desde marzo pasado, por ejemplo, se pidió a los empleados del consulado detener la difusión de la estrategia Somos Mexicanos del Instituto Nacional de Migración, que se dedicaba a apoyar la recepción y reintegración de las personas repatriadas o deportadas a nuestro país con servicios básicos de alimentación y salud, comunicación con sus familiares, albergues, constancia de repatriación, bolsa de trabajo y traslados locales.

La instrucción que recibieron los funcionarios en Chicago, a través de una circular, fue que suspendieran la estrategia Somos Mexicanos. Se dejaron de entregar folletos y Excélsior intentó llamar a los teléfonos y contactar a las delegaciones para preguntar por esta estrategia sin éxito, a pesar de que Somos Mexicanos fue premiada por la propia Organización de Estados Americanos, OEA, en la categoría Coordinación Institucional.

Somos Mexicanos comenzó en 2014 cuando durante el mandato de Barack Obama se deportó a cerca de 2.8 millones de indocumentados en ocho años, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Migración estadunidense.

Sin embargo, el presidente Donald Trump siempre ha amenazado con romper el récord de deportaciones de su antecesor y deportar hasta a tres millones de indocumentados.

“Si México no se prepara en reforzar en el área de protección para los migrantes desde el consulado, nuestros connacionales se van a ver en una situación muy difícil. Seguramente Donald Trump va a apostar por algunas acciones espectaculares para que el electorado se dé cuenta de que sí está cumpliendo con sus amenazas de campaña”, aseguró Enrique Lucero, exempleado del consulado.

Los empleados del consulado denunciaron que todavía no se ha cumplido ninguna de las promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador a la comunidad mexicana en Estados Unidos, a pesar de que fue el único candidato presidencial que en 2017 recorrió seis ciudades en ese país: Chicago, Los Ángeles, el Paso, Nueva York, Washington y San Francisco.

“No ha habido nada, ni un dólar más ni un programa para la comunidad mexicana, cuando ésta es sumamente importante, porque aporta 33 mil millones de dólares a México cada año en remesas”, aseguró Enrique Lucero.

A 10 días de que cinco servidores del Servicio Exterior Mexicano, incluidos Rodrigo Vences, Óscar Huerta y Gastélum, renunciaran y denunciaran en una carta los malos tratos que recibían y la crisis que enfrenta el Consulado General de México en Estados Unidos, donde las metas que les imponían eran “humanamente inalcanzables” nadie se ha puesto en contacto con ellos ni han mejorado las condiciones laborales en esta institución.

“La  principal misión de una oficina consular en el exterior es defender los derechos de los connacionales en el exterior y es algo que no está sucediendo”, concluyó Mario Gastélum.

Deporta INAMI a 68 cubanos

TUXTLA GUTIÉRREZ.—  El Instituto Nacional de Migración (Inami) deportó a 68 ciudadanos originarios de Cuba, por tener una condición irregular en su estatus migratorio. Los isleños fueron trasladados a la Habana vía aérea desde el aeropuerto Internacional de Tapachula.

En tanto, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez se registró un amotinamiento en el interior de la estación migratoria El Cupapé, y lograron escapar cinco cubanos, sin que el Inami, informara al respecto.

Asimismo, por la mañana grupos pequeños de migrantes ingresaron ilegalmente a territorio mexicano, procedentes de Honduras. Los indocumentados abordaron vehículos para ser trasladados a la ciudad de Tapachula para continuar en una pequeña caravana al norte de la República Mexicana.

El grupo de centroamericanos ingresaron por el río durante la madrugada sin que autoridad alguna los lograra retener para evitar que siguieran caminando por la carretera hasta llegar a Tapachula.

Mientras tanto, hoteleros de la ciudad de Tapachula señalaron que las acciones de los elementos de Migración que buscan en hoteles a migrantes son contra la ley, debido a que no lo hacen con orden judicial.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver

Close
Back to top button