Salud

Complejo B: para qué sirve y sus efectos secundarios

Solemos relacionar a las vitaminas con algo que tomamos como un suplemento, especialmente cuando estamos cansados o con algún síntoma que haga evidente la deficiencia de éstas. Sin embargo, cada vitamina tiene una función y utilidad. Te decimos para qué sirve el complejo B y cuáles son sus posibles efectos secundarios, toma nota

¿Alguna vez te han inyectado la famosísima Bedoyecta? Este medicamento es conocido porque duele mucho al ser aplicado, pero es muy útil cuando tienes dolor muscular o en la ciática, así como cuando traes un bajón de energía. En lo personal la única vez que me la aplicaron, no recuerdo que me haya dolido, pero sí que me ayudó bastante.

Sin embargo, como todo medicamento o vitamínico, antes de utilizarlo es importante conocerlo y, claro, consultar con tu médico en caso de alguna contraindicación o para saber cuál es la mejor forma de tomarlo. Te comparto una breve guía sobre los usos, beneficios y precauciones del complejo B, sin que sustituya la atención médica.

¿Para qué sirven las vitaminas B?

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, las vitaminas B, también conocidas como vitaminas del complejo B, ayudan al proceso que lleva al cuerpo a obtener energía de los alimentos que consumimos. Asimismo, ayudan a formar glóbulos blancos.

Entre éstas, se encuentran la tiamina (B1)riblflavina (B2)niacina (B3)ácido pantoténico (B5)piridoxina (B6)biotina (B7)cianocobalamina (B12) y ácido fólico. Los alimentos donde están presentes, son: proteínas de origen animal (pescado, pollo, res, huevos y lácteos), vegetales de hojas verdes, frijoles y algunos cereales y panes fortificados.

Pero también se pueden encontrar en algunos suplementos, uno de ellos es el llamado complejo B. El libro Vandemécum Académico de Medicamentos, revela que los preparados comerciales de complejo B, suelen estar compuestos principalmente por tiamina, pididoxina y cianocobalamina.

¿Para qué sirve el complejo B?

Una de sus indicaciones es para prevenir y tratar las deficiencias de los componentes, ocasionadas por un aporte dietético bajo, como en casos de desnutrición, alcoholismo o cirugía gastrointestinal, así como cuando la demanda aumenta, como ocurre en el embarazo.

Sin embargo, las presentaciones que incluyen las vitaminas B1, B6 y B12, se suelen utilizar para tratar la neuritis (inflamación de un nervio acompañada de atrofia muscular y dolor a lo largo del nervio), polineuritis por deficiencia vitamínica (inflamación simultánea de varios nervios periféricos), trastornos metabólicos y anemia.

¿Cómo se toma el complejo B?

Existen diferentes presentaciones. En el caso de las tabletas y grajeas, la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México, explica que debe tomarse una al día para mantenimiento o prevención, en el caso de tratamiento, se pueden tomar de 2 a 3 al día hasta que desaparezcan las manifestaciones.

Sin embargo, como con cualquier medicamento, es muy importante que lo consultes con tu médico, en especial si tomas otras medicinas o sufres alguna enfermedad, para evitar complicaciones o interacciones. Asimismo, no olvides leer las indicaciones en la caja o envase.

¿Quiénes no pueden tomar complejo B?

Siempre la principal contraindicación, son las alergias. Si tienes hipersensibilidad o alergia a algún componente de la fórmula, evítalo. Lo mismo en caso de padecer policitemia vera, una enfermedad de la médula ósea que lleva a un aumento anormal de las células sanguíneas.

En el caso del embarazo y la lactancia, no hay indicaciones de no tomarla, sin embargo, recuerda que, en especial en estos casos, siempre debes consultar la ingesta de cualquier medicamento con tu médico.

¿Cuáles son los efectos secundarios del complejo B?

Algunas de las reacciones que puedes presentar, son: náuseas, dolor de cabeza, vómito, erupciones cutáneas y policitemia vera, sin embargo, estas últimas son raras. Pero en cualquier caso, informa a tu doctor si presentas algún síntoma o notas algo diferente en tu cuerpo para que te indique cómo actuar.

Finalmente, es posible que te irrite el estómago al tomarla, por eso la recomendación es hacerlo con los alimentos y no en ayunas.

Entonces, ya sabes, si tienes dolor por lumbalgias, ciática, tortícolis o estás baja de energía y sientes debilidad, plantéale a tu médico la posibilidad de tomar complejo B. Sólo ojo con exceder la dosis y mantente muy atenta de posibles efectos adversos.

Asimismo, no olvides llevar una alimentación balanceada y variada que incluya todas las vitaminas y nutrientes necesarios para prevenir deficiencias.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button