Viral

Conmueve emotiva carta de padre a su hijo con síndrome de Down

Por Agencias

El domingo pasado, el polémico periodista Arcadi Espada fue expulsado del programa Chester del canal Cuatro, conducido por Risto, tras un intenso debate sobre las personas con síndrome de Down, por lo que un reconocido conferencista escribió una emotiva carta para su hijo, quien tiene este transtorno genético.

Esta es la primera vez que Risto da por finalizada una entrevista antes de tiempo, pues Rafael Esguevillas, padre de un niño con síndrome de Down, también fue a la emisión para dar respuesta a las continuas faltas de respeto que el periodista ha tenido hacia las personas que sufren este padecimiento en diferentes medios de comunicación.

Uno de las opiniones más polémicas de Arcadi Espada, expresada en uno de sus artículos, es que considera una inmoralidad que las personas decidan tener a un niño enfermo:

Hay personas que consideran que si alguien les detecta un niño enfermo, tienen todo el derecho a seguir adelante con el niño enfermo. Eso a mi me parece una inmoralidad”

En respuesta a sus comentarios, un gran número de personas, en particular padres de niños con síndrome de Down, se dio a la tarea de ofrecer su propio testimonio y uno de ellos fue el conferencista y especialista en Comunicación, Motivación e Inteligencia emocional, Jesús Gallego, quien escribió una emotiva carta para su hijo Pablo.

En la misiva, Gallego refiere a las polémicas opiniones de Arcadi Espada y explica por qué sus muchas personas opinan igual que él:

Pablo, cariño, hoy estás en el colegio mientras escucho a un periodista español hablar mal de ti. De ti y de otros tantos niños como tú que nacisteis con una genética no común: un cromosoma extra que, a ojos de algunos, obliga a haceros de menos. Menos seres humanos, menos merecedores de lo que nos corresponde a otros, menos respetables. Y todo por nacer con síndrome de Down. Un día te diré que me molesté al escuchar a ese señor, como te molestará a ti. Y, después, te explicaré por qué algunas personas, desgraciadamente, piensan así”

Además de mencionar que muchas personas tienen la idea errónea de que asumir la responsabilidad de cuidar a un pequeño con síndrome de Down implica solo dificultades y penurias, Jesús Gallego señala que es más el gozo de poder conocer y afrontar nuevos retos lo que recompensa la dedicación y esfuerzo.

Por si fuera poco, el conferencista asegura que quienes tienen una opinión semejante de lo que representa cuidar a una persona con capacidades especiales es porque viven sus vidas apartándose de los retos:

Viven sus vidas sin dificultad o apartándose de ella, y se han acostumbrado tanto a esas vidas, que no son capaces de apreciar el esfuerzo de otros y la alegría que se encuentra en ese camino”

Asimismo, Jesús Gallego admite que aunque tuviera la oportunidad de borrar el síndrome de Down de la faz de la tierra no lo haría, pues ama a su hijo tal y como es:

He dicho, y me reafirmo, que si me dieran la posibilidad de que desapareciera el síndrome de down, no lo borraría. Y  quiero que sepas que no lo haría porque dejarías de ser tú, y a ti, como eres, te quiero con todo mi corazón. Así eres tú, y así te quiero”

Más allá de la idea del materialismo y los convencionalismos sociales actuales, Jesús Gallego declara que la condición de su hijo le ha dado un aprendizaje invaluable, por lo que es un orgullo hablar siempre de él:

Enseñas, cariño, y me has enseñado, a replantearme qué es lo que de verdad más importa en esta vida, y que no es conseguir una alta calidad de vida, sino vivir con una alta calidad de amor en esta vida”

Finalmente, Jesús Gallego señala que, tras escuchar la reprobable opinión de Arcadi Espada no le queda más que reafirmar la lealtad hacia su hijo, pues aquellos que se limitan a señalar a las personas con síndrome de Down no saben las invaluables experiencias que se pierden por su ignorancia:

Por eso hoy escribo estas letras, para decirte que te quiero. Sí, como todos los días, y hoy, más que nunca, gritarlo al mundo.  Y esta vez, desde la firmeza y el cariño, alzar ese grito lejos y, especialmente, a todos los que te quieren y te ayudan: ¡gracias por estar cerca! Y, a los que no lo hacen, me permito susurrarles pobres ignorantes, pues no saben lo que se pierden.
Te quieren, tu padre y tu madre, tu familia, y tanta y tanta gente. ¡Te queremos así Pablo!”

 

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button