Avance

Coronavirus pone pausa al amor; destinos turísticos, afectados

CIUDAD DE MÉXICO.

La pandemia de covid-19 obligó al amor a hacer una pausa y logró que más del 90% de los enlaces planeados para realizarse en algún destino turístico de México tuvieran que posponerse. Sin embargo, el turismo de romance se vislumbra como uno de los motores de la recuperación.

Darío Flota, director del Fideicomiso de Promoción Turística de Quintana Roo (FPTQ), aseguró que el regreso de los turistas al destino es lento, pero son aquellos que vienen al destino para disfrutar de sus Tiempos Compartidos y los que tienen una boda pendiente los que se están animando más rápido.

El segmento de reuniones, congresos y convenciones está suspendido y no tendremos eventos hasta el año que entra, pero no es así en el caso de las bodas, que se han  reprogramado los últimos cuatro meses del año y algunas el próximo año”.

De acuerdo con el directivo, anualmente el estado realiza entre 90 y 95 mil celebraciones como aniversarios, bodas, bodas-simbólicas, enlaces religiosos, civiles, renovaciones de votos, lunas de miel, entre otros, que proceden de Estados Unidos, Canadá, México y América Latina.

En un año normal hay hoteles que tiene hasta cinco bodas en un día o bien, algunos como Moon Palace que ya tienen su propia delegación del registro civil en el sitio ante la demanda de enlaces. Bahía Príncipe realiza más de cinco mil bodas al año. Las bodas de destinos son un segmento importantísimo pues van desde 20 a 200 invitados y hay algunos casos que cierran totalmente el hotel para realizar el evento, en el caso de las bodas hindúes se llevan a cabo tres días de celebración”.

Datos del FPTQ precisan que la derrama económica generada por cada evento ronda entre diez mil y 350 mil dólares, valor que incluye la estancia de invitados, actividades y ceremonias que contratan a proveedores locales. “Somos el primer destino de bodas para parejas de Estados Unidos fuera de ese país. El 80% de los enlaces que se hacen  en Quintana Roo son de turistas extranjeros y 20% de nacionales”, apuntó Flota.

CON ÁNIMOS

Regina Lambert, gerente de Grupos y Convenciones de Double Tree by Hilton Veracruz, dio a conocer que 80% de los clientes decidió posponer sus enlaces para 2021, y sólo 20% optó por realizar sus eventos entre noviembre y diciembre, “pero lo importante es que no han suspendido sus bodas, sino sólo aplazado”.

Dijo que dependiendo de cómo avance el semáforo epidemiológico, se podrán hacer eventos de 50, 80 y hasta 100 personas en un salón con capacidad para 400 que les permitirá tener una muy buena distancia.

 

 

OPORTUNIDAD

Agustín Olachea, presidente de la Asociación de Empresas Hotelera y Turísticas de la Paz, destacó que la mayoría de las bodas planeadas para este año se pospusieron hasta 2021 y 2022. Y destacó que entre las ventajas del destino está la posibilidad de brindar espacios amplios y al aire libre en campos de golf, terrazas y playas, lo que ahora será un valor agregado a la hora de guardar sana distancia.  “El turismo se va a recuperar y el de romance no va a ser la excepción”.

Fernanda Olachea, planeadora de bodas, apuntó que los asistentes a una boda de destino generalmente llegan los miércoles y se van hasta el lunes, lo que es positivo por el consumo.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button