Viral

De taquero a sicario: la trágica historia de El Chino Ántrax

José Rodrigo Aréchiga Gamboa, alias El Chino Ántrax, murió a mediados de mayo, pero su historia sigue causando revuelo por las descripciones que hizo Vicente Zambada Niebla, el hijo mayor de Ismael, El Mayo Zambada, en el libro El Traidor a cargo de Anabel Hernández.

La periodista recogió el testimonio de El Vicentillo sobre cómo operaba el grupo criminal al que perteneció y entre sus historias se encuentra el ascenso de El Chino Ántrax en el Cartel de Sinaloa.

Antes de entrar al crimen organizado, El Chino Ántrax era taquero y, además de su puesto, lideraba pandillas en Culiacán, por lo que pronto fue reclutado como guardaespaldas de los hijos de Ismael, el Mayo Zambada.

Cuando Aréchiga tenía 24 años, estaba en niveles bajos dentro del Cartel de Sinaloa, pues su trabajo era de chofer de Ismael Zambada Imperial, mejor conocido como El Gordo, y llevaba recados.

Cuando el Cartel de Sinaloa comenzó una guerra con los Beltrán Leyva y la gente de Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos, El Chino Ántrax cobró mayor relevancia en el grupo criminal, pues le dieron armas para que fungiera como guardaespaldas del hijo de El Mayo, además de que poco a poco le brindaron la oportunidad de contratar sicarios.

“Chino comenzó a actuar como guardaespaldas de Gordo. Se le dieron armas y se le autorizó traer a más personal para ayudar a proteger a Gordo”.

El Chino Ántrax también se volvió escolta de El Vicentillo, quien le proporcionó un vehículo blindado para que hiciera labores de vigilancia y tenía a su cargo a 20 personas.

El Vicentillo reveló que Aréchiga no se conformó con ser guardaespaldas y en 2007 comenzó a transportar drogas a la frontera con Estados Unidos.

Según el libro de Anabel Hernández, El Chino Ántrax usaba un método peculiar para evitar que sus cargamentos fueran descubiertos.

El Chino Ántrax logró contactos dentro de la empresa Bachoco para usar sus tráileres y transportar droga en sus cajas refrigerantes de pollos de Culiacán a la frontera.

De regreso, los mismos camiones llevaban el dinero que pagaban los compradores por la mercancía.

Cada tráiler podía llevar hasta dos toneladas de mariguana, lo cual fue tentador para El Mayo Zambada y El Chapo Guzmán, quienes decidieron implementar el método.

Según El Vicentillo, al menos quince toneladas de mariguana se llevaron a la frontera con Estados Unidos por medio de las cajas refrigerantes de Bachoco.

Tras su auge en el crimen organizado, El Chino Ántrax habría sido detenido en Holanda en 2013 después de que El Vicentillo decidiera colaborar con las autoridades de Estados Unidos para reducir su condena.

Conoce más sobre El Chino Ántrax:

Con información de Infobae, Debate y El He

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button