Nacional

Decomisan SAT y aduanas 136 toneladas de mercancía ilegal

En entrevista con David Páramo en Imagen, Silvia Saucedo, directora de la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior del SAT, señaló que el comercio ilegal está siendo fuente de financiamiento de diversos grupos delictivos

CIUDAD DE MÉXICO

El trabajo coordinado entre el Servicio de Administración Tributaria y las aduanas ha permitido este año el embargo precautorio de más de 136 toneladas de ropa usada y otras mercancías, entre zapatos y vehículos, que pretendían ser ingresados de manera ilegal al país, afirmó Silvia Saucedo, directora de la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior del SAT.

Con David Páramo en Imagen Radio, la funcionaria explicó que los modelos de riesgos han permitido a la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior del SAT no entorpecer el flujo comercial y fortalecer la revisión de mercancías que llegan a las aduanas, y posteriormente, son transportadas en territorio nacional, mediante la instalación de 66 puntos carreteros en el país.

Destacó que entre las facultades de la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior están la revisión de lugares de almacenamiento, distribución y puntos de venta de mercancía de comercio exterior.

Reconoció que el comercio ilegal y la economía informal están siendo fuentes de financiamiento de diversos grupos delictivos y agregó que desde el SAT se coopera con la verificación de mercancías y el embargo de productos que están siendo introducidos de forma ilegal a territorio nacional.

Saucedo explicó que el modelo de riesgo permite desde la aduana enfocar los esfuerzos en las empresas, bajo la información de pedimentos disponibles, que pueden estar registrando irregularidades y combatir de manera más frontal prácticas irregulares como son la detección de domicilios, donde almacenan la mercancía que no fue sujeta a revisión en las aduanas.

Sobre la legalización de autos ‘chocolate’, la directora de la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior llamó a quienes incurren en este tipo de prácticas a cumplir la ley por voluntad propia y agregó que el SAT mantiene operativos de verificación y de embargo precautorio de unidades que han ingresado ilegalmente al país.

Sugirió a quienes poseen un vehículo ilegal a observar que el precio de la unidad refleja la calidad del artículo, que es considerado “chatarra” en sus países de origen, ya que no cumplen con las normas de seguridad, ni ambientales.

Concluyó que, en el caso de la ropa usada, las autoridades mexicanas desconocen sí las prendas introducidas de manera ilegal al país cumple con normas sanitarias o de calidad.

Aclaró que no se está privilegiando la adquisición de bienes caros, pero sí por la salud y seguridad de los consumidores.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button