Avance

Defienden examen de ingreso a la UNAM; candidatos a rectoría

En entrevista, señalan que la autonomía de la máxima casa de estudios implica que sea la comunidad universitaria la que decida sus procesos, sus tareas y defina a sus autoridades

CIUDAD DE MÉXICO.

Angélica Cuéllar Vázquez, Pedro Salazar Ugarte y Enrique Graue Wiechers, aspirantes a la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), coincidieron en señalar que la eliminación del proceso de selección no es una opción viable para la máxima casa de estudios.

Cuéllar Vázquez, directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, dijo que la autonomía universitaria implica que sea la propia comunidad la que defina sus tareas, la forma en que designa a sus autoridades, decida sus líneas de investigación y la manera en que ingresan sus alumnos.

“Estoy de acuerdo en que la educación llegue a más personas (…) no podríamos pensar en que se elimine el examen de admisión, podríamos ofrecer alternativas”, comenta.

Graue Wiechers, quien busca reelegirse como rector, fue determinante sobre la propuesta de eliminar el examen de ingreso: “por supuesto que no. Este año aspiraron más de medio millón de jóvenes”.

Para Salazar Ugarte, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, “hay que seguir manteniendo los exámenes y las reglas de ingreso. Pero vincular el conocimiento con tecnologías”.

ANGÉLICA CUÉLLAR VÁZQUEZ

 “La autonomía se construye a diario”

La universidad debe escoger los procesos con los que elige a sus estudiantes, considera la directora de la FCPyS.

La autonomía universitaria implica que sea la propia comunidad la que defina sus tareas, la forma en que designa a sus autoridades, decida sus líneas de investigación y la manera en la que ingresan sus alumnos. No es mediante la eliminación del proceso de selección a la UNAM ni abarrotando los salones de clase como se puede incrementar la matrícula, asegura la directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), Angélica Cuéllar, aspirante a la Rectoría.

En entrevista con Excélsior, Cuéllar se dice convencida de que en la Junta de Gobierno no influye el hecho de que, por primera vez en la historia de México, un egresado de esa facultad sea Presidente de la República.

La Junta, expresa, prioriza las trayectorias académicas de los aspirantes; su currículum; su proyecto y su conocimiento de la institución.

El último rector del área política fue Pablo González Casanova, entre 1970 y 1972. 47 años después, Angélica Cuéllar aspira a ocupar esa posición y rechaza que tenga alguna liga política con el actual gobierno federal o militancia en algún partido.

Con 39 años de trayectoria académica y su experiencia de tres años al frente de la Facultad de Ciencias Políticas, lo que le ha permitido ir calibrando muchos espacios de la vida universitaria, Cuéllar plantea que la autonomía es un tema toral que se deberá seguir construyendo cotidianamente.

“La autonomía no es algo que está en un decreto, es algo que los universitarios construimos con nuestro esfuerzo, con nuestra ética, con nuestra transparencia y con nuestra vocación de rendición de cuentas. Debemos seguir conservando esta autonomía… pensar si vamos a seguir con este modelo de crecimiento o, quizá, pensar en otros modelos en donde sean el gobierno federal y los estatales los que hagan réplicas de la universidad, eso sería maravilloso”, destaca.

Cuéllar, quien realizó sus estudios de licenciatura, maestría y doctorado en la FCPyS y se asume como hija de la Universidad Nacional, explica que en materia científica, en medio de las restricciones presupuestales que ha impuesto esta administración, también se debe seguir defendiendo la autonomía, si se toma en cuenta que la UNAM produce gran parte de la investigación básica y aplicada de este país.

“El tema tiene que ser seguir defendiendo nuestra autonomía y lo que hacemos, y que todo lo que hacemos aquí es útil para la sociedad”, refiere.

De igual forma, agrega, con absoluta autonomía la universidad deberá escoger sus procesos de selección de estudiantes.

“Yo estoy de acuerdo en que la educación llegue a más personas, es lacerante ver los niveles de desigualad en este país, pero creo que no podríamos pensar en que se elimine el examen de admisión, yo creo que podríamos ofrecer alternativas para que creciera la matrícula, pero no creo que sea abatiendo el examen, porque, además, abates el examen de admisión y ¿dónde recibes a los estudiantes?”, comenta.

Para Cuéllar, las nuevas tecnologías pueden ser una ventana de oportunidad para que la matrícula crezca con calidad y sin una erogación mayor.

La aspirante a la Rectoría concluye que tiene una mirada distinta a los otros académicos que van a competir por gobernar la institución, una mirada de mujer y, también, desde el ámbito de las ciencias sociales.

 

PEDRO SALAZAR UGARTE

“Mayor matrícula, con más tecnología”

El director de Jurídicas descarta que el no haber sido formado en la UNAM lo ponga en desventaja.

La UNAM debe revisar y medir sus capacidades para llegar a un mayor número de jóvenes, pero no es eliminando el proceso de selección de ingreso como se podrá lograr la universalidad. Se deben utilizar las nuevas tecnologías y la creatividad para hacer llegar la universidad a la casa del propio universitario, planteó Pedro Salazar Ugarte, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, aspirante a la Rectoría.

En entrevista con Excélsior, Salazar Ugarte dijo estar convencido de que no haber sido formado en la UNAM no lo pone en desventaja en la competencia por la Rectoría y confía en que la Junta de Gobierno tomará en cuenta que la mayor parte de su vida profesional ha transcurrido en la Universidad Nacional.

“He aprendido a vivir la universidad como parte de la misma, y la Junta de Gobierno me ha considerado en tres ocasiones y me ha elegido en dos como director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, lo cual me parece que es un claro mensaje de que ése no es un requisito, en ningún sentido, para aspirar a dirigir en esta universidad que, además, si es la universidad de la nación, es la universidad de todos y es una universidad abierta, es una universidad en la que cabemos con igualdad de derechos”, destacó.

El itamita, quien se considera un caso de “expropiación voluntariamente exitosa” y orgullosamente universitario, dijo que busca convertirse en el jefe de la máxima casa de estudios para afirmar la autonomía de la UNAM, desde un punto de vista de compromiso con lo que la sociedad demanda: investigación de calidad y excelencia académica que debe entenderse como un derecho humano al que todos los jóvenes deben tener acceso.

“Yo creo que tenemos que ser muy creativos, muy propositivos y aprovechar el conocimiento que generamos para amplificar su impacto, por ejemplo, a través de las nuevas tecnologías; que las y los jóvenes que por alguna razón, la que sea, no pudieron entrar a la universidad, ya sea porque no fueron admitidos, porque se quedaron por debajo del umbral de los requisitos, o porque se encuentran físicamente en lugares geográficos en los que la universidad no tiene presencia, bueno, que la universidad les llegue, les llegue a través de su teléfono, les llegue a través de sus instrumentos y mecanismos de comunicación tecnológica”, expresó.

“Creo que en ese reto podemos combinar tres elementos fundamentales con conocimiento, con tecnologías y creatividad; y si somos capaces de hacerlo, vamos a poder lograr que la UNAM  llegue a tu casa, que la UNAM esté en todo el país y que la UNAM te cambie la vida”, aseguró.

En este contexto, señaló que el proceso de selección para ingresar a la UNAM debe seguir existiendo.

Por separado, en entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, Salazar Ugarte indicó que la seguridad se debe garantizar al interior y exterior de los diferentes campus de la universidad, con apoyo de autoridades de la UNAM y autoridades públicas “porque autonomía no es autarquía”.

“Debemos garantizar a las y los estudiantes que su vida dentro de la universidad va a transitar de manera segura”, indicó.

Sin embargo, aclaró que la institución “no debe ser un espacio cerrado”.

 

ENRIQUE GRAUE WIECHERS

“El sur necesita más espacios educativos”

En el plan de trabajo que presentará para reelegirse incluirá una propuesta para ampliar la matrícula.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, consideró que no es factible eliminar el proceso de selección para ingresar a la máxima casa de estudios.

A pregunta expresa, tras participar en un foro sobre la aproximación a derechos económicos, en la UNAM, respondió: “No, no, por supuesto que no. Este año aspiraron a la universidad más de medio millón de jóvenes, entre media superior y superior, sería imposible tomar esa medida”.

Graue, quien busca un segundo periodo al frente de la Rectoría, expresó que coincide con el gobierno federal en la necesidad de ampliar la matrícula en educación superior y que será en el plan de trabajo que presente esta semana a la Junta de Gobierno, donde incluirá su propuesta para alcanzar dicha meta.

“Yo  creo que en eso estamos todas las instituciones de educación superior, convencidos: tiene que haber más oportunidades.  Hay una  gran carencia particularmente en algunos estados de la República. Si se quiere generalizar, la Ciudad de México tiene  casi 100% de oferta a nivel de educación superior; los estados del sur-sureste andan entre 20% y 30% y los estados del norte de la República superior al 70%, así que muchos  esfuerzos tenemos que enfocar, particularmente como país, en ampliar la matrícula de educación superior en el sur de la nación”, expuso el rector.

En el caso específico de la UNAM, Graue destacó que todos los años se hace un esfuerzo para aumentar la matrícula, que en este 2019 se incrementó en cuatro por ciento.

Cuestionado sobre las  restricciones presupuestarias a la ciencia y la tecnología, se dijo muy afligido por la insuficiencia de recursos para estas áreas.

Detalló que ha conversado con María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), al respecto para buscar soluciones.

El pasado 26 de septiembre, Graue se convirtió en el primer rector en activo que anunció su intención de reelección en el arranque del proceso, pues José Sarukhán, Juan Ramón de la Fuente y José Narro dejaron que fuera la comunidad la que pidiera la reelección y los propusiera ante la Junta de Gobierno.

Inequidad

Antes, durante su participación en el foro de análisis Una Aproximación a los Derechos Económicos, donde estuvo acompañado del director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Pedro Salazar Ugarte, quien también busca  convertirse en el jefe nato de la Universidad Nacional, y a quien consideró como su amigo y competidor, Graue advirtió que es difícil aspirar al fiel cumplimiento de los derechos humanos mientras exista la inequidad.

Graue Wiechers refirió que se estima que en Latinoamérica hay cerca de 180 millones de personas en situación de pobreza, mientras que, a nivel global, cerca de 800 millones de personas ganan menos de dos dólares al día.

Ante ello, planteó la necesidad de que vivir sin carencia económica sea un derecho humano adicional, tal y como lo señala el documento Derechos Económicos: una Aproximación Conceptual, elaborado por los institutos de Investigaciones Jurídicas y de Investigaciones Filosóficas.

 

GONZÁLEZ PÉREZ NO ENTRARÁ EN LA CONTIENDA

El presidente de la CNDH respalda la intención de Enrique Graue de reelegirse.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, externó ayer su respaldo a Enrique Graue, quien busca reelegirse al frente de la Rectoría de la UNAM.

González Pérez, quien fue mencionado como un posible rectorable, dijo que  “lo más conveniente” para la Universidad Nacional es la continuidad del proyecto que ha encabezado Graue Wiechers.

“No son pocas las y los universitarios que tendrían las capacidades y merecimientos suficientes para dirigir el destino de esta institución, a quienes expreso mi total reconocimiento y respeto. No tengo duda que algunos de ellos, con reconocimientos, podrían alcanzar esa alta responsabilidad y contarían con el apoyo de universitarios para el cumplimiento de la misma. Sin embargo, estoy convencido de que para que esta casa de estudios pueda consolidar ese eslabón, que une a su hoy con el mañana que la UNAM requiere, lo más conveniente en el contexto actual sería la continuidad de la rectoría del doctor Enrique Graue”, señaló en el foro  Una aproximación a los derechos económicos.

“Indudablemente llegarán otros tiempos para la universidad y es por ello que, en preparación de los mismos, la defensa de la autonomía así como de lo que ha sido y es esta casa de estudios, deben ser la base que la proyecte al futuro. Sólo partiendo de su esencia y tradición, la UNAM podrá adecuarse a los retos que le impongan México y su sociedad”, acotó.

IMPULSAN QUE ACTUAL RECTOR CONTINÚE

Ante integrantes de la Junta de Gobierno, académicos y estudiantes impulsaron la reelección de Enrique Graue al frente de la Rectoría de la UNAM.

En el primer día de escucha a la comunidad universitaria, interesada en expresar sus opiniones sobre la universidad o sobre alguna o algo universitario en particular, la comisión 1 de la Junta de Gobierno —integrada por la doctora Ana Rosa Barahona Echeverría y los doctores Juan Alberto Adam Siade y Eduardo Bárzana García— recibió a 13 grupos, la mayoría de la Facultad de Medicina, que expresaron su apoyo a la continuidad de Enrique Graue como jefe de la institución.

Hasta el  Museo de Ciencias (Universum), la sede en donde la comisión 1  escuchará a la comunidad universitaria, llegaron también grupos de la FES Acatlán y las  preparatorias 8 y 1.

“Venimos en apoyo a la reelección del doctor Graue, por los logros que ha tenido, por ejemplo, haber abierto cinco escuelas distintas, más de 15 carreras, 50 especialidades, un instituto de investigación y, por otro lado, y creo que lo más importante, es por el hecho de cómo mantiene el control de la universidad  después de haber afrontado el problema del narcomenudeo”, dijo Patricio Murillo, estudiante de la Preparatoria 8.

Por su parte Rogelio Chagoya, de la Facultad de Medicina, coincidió en que hay que continuar con el plan de trabajo del rector Enrique Graue. El académico expresó ante la Junta de Gobierno que, durante su gestión, Graue logró conservar a la universidad como  una de las mejores del mundo.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button