Avance

Descarta SHCP intencionalidad política en manejo de pacto fiscal

En entrevista con David Páramo en Imagen, Arturo Herrera, secretario de Hacienda, explicó que la distribución de los ingresos que les llegan a los estados se sustenta en la Ley de Coordinación Fiscal

CIUDAD DE MÉXICO

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, descartó que el Gobierno federal tenga intencionalidad política alguna en el manejo del pacto fiscal que no se ha reformado y aclaró que esa situación sí ocurrió cuando el acuerdo fue modificado en 2007, momento en el que sí hubo algunos estados beneficiados.

En entrevista con David Páramo en Imagen Multicast, el funcionario explicó que el pacto fiscal obedece a los principios del monto que recauda el Gobierno federal y que le toca a los estados, conocida como la bolsa federal participable, y luego cómo esa bolsa se distribuye entre las entidades.

Herrera Gutiérrez precisó que la distribución de los ingresos que les llegan a los estados responde a una serie de criterios que no están al libre albedrio de la Federación, sino que se sustentan en la Ley de Coordinación Fiscal.

Hay una serie de criterios para determinar cuánto le va a llegar a cada estado y por cierto llega a través de una fórmula muy específica, decir que no está al libre albedrio de la Federación, sino que está dentro de la Ley de Coordinación Fiscal que es el instrumento legal, bajo el cual se plasma el pacto fiscal”, apuntó.

El funcionario abundó que el primer cambio en el pacto fiscal surgió en 1978 para entrar en vigor en 1980, luego tuvo dos cambios a inicios de 1990, mientras que el más relevante y que lo deja con su estructura actual es aquel del año 2007.

El titular de Hacienda dijo que tiene poca lógica la inconformidad de un par de gobernadores que se quejan del actual pacto, y que en su tiempo como legisladores formaron parte del grupo que aprobó los cambios en el actual pacto fiscal.

Consideró que para reformular este pacto debe considerarse primero hacia dónde se quiere conducir al país, que de esto deben hacer las entidades, y cómo podemos dotar de más recursos a la nación para que el problema de distribución sea secundario y no “el problema central”.

Yo creo en lo personal que se tiene que corregir y lo he venido diciendo a lo largo de los años. Ahora tiene que construirse bajo premisas muy claras porque nada más cambiar la fórmula, lo que va hacer es quitarle a un estado para dárselo a otro. Entonces te dejaría 16 estados perdedores y 16 estados ganadores, eso no tendría forma de ser aprobado políticamente porque esto debe tener un tránsito legislativo”, indicó.

Cuestionado sobre la percepción de que hay estados que aportan más, Herrera Gutiérrez dijo que esto es falso ya que en Estados Unidos y Europa, hay estados más ricos que transfieren recursos a los más pobres para genera mayor equidad.

Aclaró que en el caso de México, todos los estados contribuyen, pero hay una parte de los ingresos que no vienen en esencia de los impuestos recaudados en las entidades como son los ingresos petroleros, recursos que se extraen en el mar y muchas veces están cerca de estados más pobres como Veracruz.

Advirtió que sí alguna entidad se separará del pacto fiscal es probable que se quede con los impuestos que le tocan, aunque precisó, “no le tocaría ingresos petroleros” y eso, dijo, en un país donde se recauda 8 por ciento del PIB en ingresos petroleros.

Sobre una próxima reunión para discutir el pacto fiscal, el titular de Hacienda reiteró que el tema está avanzando y adelantó que el asunto se discutirá con los secretarios de finanzas de los estados, en la Junta de Coordinación Fiscal formada con la Junta de Coordinación Fiscal de 32 titulares de finanzas de los estados y de Hacienda.

Anticipó que la reunión está por agendarse en las próximas semanas y que reviste una complejidad, ya que será presencial e insistió que los recursos del pacto fiscal se originan en la Ley de Ingresos que ya pasó por la Cámara de Diputados, pasó por comisiones del Senado y probablemente va ser aprobada mañana en la Cámara de Senadores.

Consideró que en el pacto fiscal de 2007 se debilitó el componente resarcitorio que les da justo a las entidades que más aportan, en la que pierde más la Ciudad de México.

Sí se quiere avanzar en un pacto fiscal más viable, es trabajar no sólo en distribuir los recursos, sino buscar un periodo de transición, que la participación sea mayor o que se recaude más para que en el país no hay perdedores”, concluyó.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver

Close
Back to top button