Zona Norte

Despiden a Tinajero, su hijo seguirá el legado

Eugenia Cabriales | Saltillo, Coah.- A punto de despedir a su padre fallecido, Miguel dio un grito contundente, fuerte, desde el fondo de su corazón ¡Quiero ser Bombero! Su voz resistió no se quebró, el compromiso fue hecho, tal como Rosalío se lo demostró.

Tinajero como le decían cariñosamente, termino su misión en la tierra después de 16 años en el departamento de bomberos de Saltillo, dejo a su familia y profesión que tanto amaba, pero ahora nació el legado

Luego de ser velado, el cuerpo de Rosalío fue llevado en el camión que manejo, al lugar donde cubrió tantas guardias, entre compañeros, flores, rostros tristes ye motivos, el cortejo fúnebre siguió; mientras una guardia de honor escoltaba su féretro.

Llegó a la estación número cinco, en la carretera a Torreón, de ahí salió hacia una de las vialidades principales para atravesar la ciudad y llegar a su último recinto; el panteón Santo Cristo, donde surgió el momento más emotivo de la despedida por ahora.

Su familia; su esposa y cuatro hijos agradecieron el compañerismo, el acompañamiento en el proceso más difícil para dejar partir a un ser querido que dio todo por ellos y por su prójimo, tanto al grado de inculcar en sus hijos el servicio por los demás.

A dicha enseñanza, Miguel respondió y no quiso dejar ir a su padre sin recordarle que el también como él será un bombero, ya lo trae en la sangre y en un profundo grito con valor, asumió la encomienda que hacía su padre hasta en el último minuto de vida.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button