Salud

Diabetes y obesidad, entre los causantes de la mitad de las muertes en México en al menos 15 años: Secretaría de Salud

 

Las muertes por Covid-19 en México, han causado alarma, sin embargo, no podemos evadir la influencia de la diabetes, obesidad, hipertensión, para que éstas ocurran. La Secretaría de Salud puntualizó sobre el daño que estos problemas de salud a lo largo de el tiempo y en la presente pandemia.

Todos los días se actualizan las cifras sobre el Covid-19. Ya sea que las veas en nuestras redes, las noticias o las conferencias de la Secretaría de Salud, y aunque ya se ha explicado la importancia de ver el panorama global y saber analizar los datos, estas cifras no dejan de resultar alarmantes, en especial cuando nos referimos a las muertes.

Frente a esto, no es raro que salte la duda de si el Gobierno ha actuado bien, a lo cual, una de las respuestas que ha causado diferentes reacciones, es el cómo han influido ciertas enfermedades en un mayor riesgo de presentar complicaciones frente al nuevo coronavirus. Las principales: obesidad, diabetes e hipertensión.

Obesidad y diabetes, un problema que no es nuevo en México

 

Luego de ser cuestionado por las declaraciones del Presidente del Consejo Coordinador EmpresarialCarlos Salazar, sobre el no concebir que el Gobierno de México se deslinde de la responsabilidad de los 60 mil muertos por Covid-19, culpando a la industria y poniéndoles candados para la venta de productos hipercalóricos, el subsecretario de Prevención y Promoción de la SaludHugo López-Gatell, explicó que esto no es algo nuevo.

En el marco de la conferencia vespertina del 20 de agosto, el subsecretario negó que se trate de una estrategia contra los empresarios. En ese sentido, puntualizó que la enfermedad metabólica crónicaobesidad, sobrepeso, diabeteshipertensión y múltiples cánceres, han sido componentes de la mitad de las muertes en México todos los años desde hace alrededor de 15 años, independientemente del Covid.

De hecho, la alerta frente a este problema, no es nueva, incluso el sexenio pasado se estableció una alerta epidemiológica sobre la diabetes y obesidad por ser problemas graves de salud pública, algo que además no es exclusivo de México y está fundamentado por organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud.

El Covid-19 y la Obesidad y Diabetes

 

El Dr. López-Gatell, reiteró que, aunque nadie esperaba que la mayor mortalidad por el coronavirus se relacionaría con estos problemas de salud, la realidad es que el 80% de las muertes, no sólo en México, han estado relacionados.

En ese sentido, el Dr. Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Salud y Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública, reiteró la interacción de la obesidad, diabetes e hipertensión con la pandemia, pues aumentan el riesgo de severidad del Covid, en el caso de la obesidad, hasta en un 47%.

La estrategia contra la obesidad y diabetes

 

El tema complementario de esta conferencia, fue justo la estrategia para atacar estas enfermedades y cómo la información a los consumidores determina la posibilidad de elegir opciones saludables en su alimentación, tomando en cuenta el impacto de las enfermedades crónicas no transitibles que derivan de la nutrición y que han sido determinantes en la muerte por Covid.

El doctor Barquera, rechazó que la dieta mexicana sea causante de estas enfermedades, pues es sostenible, accesible, asequible y deliciosa, y entre más nos apeguemos a ella, nuestra salud se verá beneficiada. En contraste, los cambios en la dieta son los culpables de la epidemia de obesidad y enfermedades crónicas.

 

Esto porque en las últimas décadas ha habido cambios en la alimentación, comercio y la regulación para evitar prácticas comerciales muy agresivas. Al aumentar el consumo de alimentos malsanos, ha habido una tendencia paralela en el aumento de los daños de mortalidad por diabetes en México.

Un ejemplo son las 100 mil muertes anuales por diabetes en la actualidad, frente a las menos de 20 mil al año que se reportaban por la misma enfermedad por la década de los 80. De ahí la preocupación y alerta epidemiológica respectiva.

 

Frente a estos datos surge la importancia de actuar inmediatamente, más allá de la educación y recomendaciones, pues no se ha visto que resulten. Actualmente, se apuesta por una modificación del ambiente alimentario, buscando que sea amigable con la salud.

Esta política de prevención de la obesidad y ambiente alimentario incluye la protección de la lactancia maternaentornos escolares saludables sin estar rodeados de comida chatarra.

 

Y con la explicación de las consecuencias de los malos hábitos, reglamentos estrictos para la publicidad de comida chatarra con el fin de proteger a los niños y un etiquetado frontal.

De hecho, este etiquetado es la mayor apuesta, pues advierte al consumidor si el producto contiene sodio, azúcares, grasa o exceso de calorías, así como si se debe evitar el consumo en niños. Con esto, las estimaciones revelan que se pueden ahorrasr más de 39 mil millones de pesos en 5 años en gastos en salud.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button