Espectáculos

Disney retira peluches de Forky, el tenedor de Toy Story 4, por ser considerados peligrosos

Disney se ha visto obligada a retirar 80,650 peluches de Forky en Estados Unidos y Canadá debido a que la Comisión de Seguridad veía peligro de asfixia en su constitución.

Agencias

Madrid

Disney se ha visto obligada a retirar del mercado estadounidense y canadiense las figuras de uno de los personajes más particulares de la última entrega de la franquicia Toy Story.

Se trata de una línea completa de peluches de Forky, uno de los personajes más particulares de Toy Story 4, cuya versión en tiendas tenía un defecto en los ojos que los hacía fácilmente arrancables y resultaba ser un elemento de peligro de asfixia para los pequeños que pudieran metérselos en la boca. Según informa The Hollywood Reporter, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos ha exigido a Disney que retire el producto afectando así a una tirada de 80 mil 650 muñecos.

Tras esto, la gran multinacional ha emitido un comunicado que juega con el papel del personaje titulado: “¡Soy basura!”, en el que explica que están “retirando voluntariamente los Forky de 11 pulgadas debido a un defecto de fábrica” y que devolverá el importe del juguete del que se vendieron más de 80 mil unidades en las tiendas Disney de EU

 

Según El País, el peluche de Forky no se ha puesto a la venta en las tiendas Disney Store españolas ni europeas, pero añaden que si algún usuario hubiese adquirido el muñeco fuera del continente, puede ponerse en contacto con la empresa para asegurarse de que su compra no está entre las unidades afectadas.

Forky es uno de los nuevos personajes que aparecen en Toy Story 4. Imagen: Pixar

Forky es uno de los muñecos más importantes de la última entrega de la saga, y su nacimiento dista mucho de parecerse al de un juguete corriente. Bonnie, la dueña de la tropa capitaneada por Woody y Buzz Lightyear, fabricaba al juguete con un tenedor de plástico y otros elementos que encontraba en su clase de parvulario. Y cuando el personaje tomaba consciencia de sí mismo pensaba que no era un juguete, sino basura, y que su lugar estaba entre los desechos. Algo que ha motivado múltiples lecturas existencialistas de la película.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button