Avance

Docentes denuncian tres meses sin pago; son mil 515 maestros y personal de 300 centros

Lamentan el abandono de la SEP a las escuelas para discapacitados, que afecta a unos 20 mil jóvenes

CIUDAD DE MÉXICO.

Mil 515 docentes y personal de 300 Centros de Atención para Estudiantes con Discapacidad (CAED) de todo el país cumplieron ayer tres meses sin cobrar su salario, que significa el primer retraso largo de pagos en la presente administración.

Lamentan que estas escuelas para discapacitados de la SEP estén casi en el abandono, por falta de pagos regulares desde hace nueve años, por la desactualización de los planes de estudio y por la falta de recursos para gastos administrativos, poniendo en riesgo la educación de alrededor de 20 mil estudiantes en todo el país, como informó Excélsior en su edición del 11 de marzo pasado.

El retraso de sueldos en los CAED ha durado hasta seis meses continuos, como ha ocurrido casi desde que fueron creados, en 2009.

Los CAED atienden a personas con discapacidades visual, auditiva, motriz e intelectual para que puedan concluir su bachillerato, pero mantiene una rotación continua de personal, pues los profesores renuncian por la falta de pago.

Sin embargo, debido “al compromiso de ayudar a uno de los sectores más desprotegidos del país”, muchos profesores continúan, pero deben conseguir un segundo empleo de medio tiempo para sostenerse económicamente.

“Quizá parezca una pelea que damos los maestros por un interés propio, pero realmente se debe entender que la preocupación central sí son los estudiantes; por eso, a pesar de las condiciones en las que trabajamos, y aunque esto nos obliga a buscar otro trabajo, no desistimos del compromiso con nuestros estudiantes”, dijo Guillermo Andrade, asesor en ciencias experimentales de un CAED de la Ciudad de México.

Andrade señaló que la SEP recibió a los profesores la última vez el 11 de marzo, cuando hubo una movilización en la capital mexicana de miembros de los CAED.

Les prometieron que los pagos se regularizarían ese mes y les explicaron que se habían retrasado por el cambio de gobierno federal; pero, “no cumplieron su palabra”.

“Hemos tenido varias reuniones con ellos, pero no se han comprometido por escrito, se han negado a firmar sus compromisos. Así le dan el valor a su palabra”, dijo.

Los profesores no son reconocidos por la SEP como docentes, sino como asesores, y reciben un sueldo mensual de siete mil pesos sin más prestaciones.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button