Espectáculos

Dwayne Johnson, hay que luchar por los sueños

En entrevista, el actor dice que hay que trabajar duro por lo que se quiere

Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

 

Consagrado como una de las cinco estrellas con más seguidores de Instagram con casi 200 millones de followers, Dwayne Johnson supera incluso a las Kardashian, Lionel Messi, Jennifer Lopez, Miley Cyrus, Katy Perry y Beyoncé. Aprovechando los medios sociales para enfrentar al mismísimo presidente Trump, cuestionando el liderazgo por la pandemia, también se destacan los divertidos posteos desde el gimnasio personal o un simpático video donde le canta a su hija Tiana la canción que él mismo interpretó en el dibujo animado Moana, aunque ella no le crea que él es la verdadera voz de Maui.

Lo que muy pocos saben es que detrás de los repetidos brindis con tequila, desde Instagram, se esconde la verdadera razón: él es el realmente el dueño del nuevo tequila Teremana, que desde Jalisco, México, importa especialmente a Hollywood, respetando la tradición latina con sus propias raíces de Samoa.

 

¿Siendo el dueño de un tequila tan mexicano como Teremana… qué tan bueno es tu español?

Hablo muy ‘pequito’.

 

¿Aprendiste malas palabras también?

(Riendo) ¿Sabes lo más gracioso que me pasó? En un tiempo yo estaba casado con una mujer cubana (Dany García) que conocí en Miami. Y una de las primeras palabras que aprendí fue “besito”. Hoy conozco bien la palabra besito, pero cuando recién la había aprendido pensé que se decía pusito (risas). Y me la pasaba diciendo al público “Give me some pusito”, hasta que alguien me corrigió y yo me morí de vergüenza.

 

¿El nombre de Teremana tiene algún significado en particular?

Es una combinación de algo tan importante como la primera palabra, que viene de tierra, por la tierra mexicana y la segunda parte del nombre es el espíritu de la polinesia que nos guía, mana. Es decir que Teremana significa espíritu de la tierra.

 

En Instagram conservas el apodo @TheRock con el que fuiste campeón de lucha libre, pero en el cine sólo apareces con el nombre de Dwayne Johnson. ¿Por qué no seguiste usando el nombre The Rock en el cine?

Simplemente, pensé que Dwayne The Rock Johnson era demasiado largo para que lo tengas que escribir todo el tiempo y lo recorté (ríe). No, la verdad es que quise usar ni nombre verdadero en una progresión natural. Con La momia regresa El rey Escorpión, tampoco quise decir “de ahora en adelante me retiro de la lucha libre y sólo quiero ser el actor Dwayne Johnson”. Quise ir generando el cambio.

 

¿Quiere decir que no vas a usar nunca más el nombre The Rock en el cine?

Tal cual. En cine sólo figuro en los títulos como Dwayne Johnson. Pero Rock sigue siendo mi apodo y la gente todavía me reconoce así.

 

¿La fama se interpone hasta cierto punto en la normalidad de tu estilo de vida?

Es el único lado malo de la fama. Hoy no puedo hacer nada sin programarlo antes, como mandar un equipo de seguridad por adelantado a un restaurante, un hotel o hasta el aeropuerto, cosas así. Es lo único malo, porque el anonimato desaparece por completo en una posición como la mía. Pero tampoco me quejo. Tengo una vida muy buena, estoy muy feliz. Mira: Cuando tenía 14 años me desalojaron de mi apartamento, porque no podía pagar la renta. Y si después de haber vivido momentos así, hoy no puedo ir a ningún lado sólo porque la gente me reconoce, me parece maravilloso. No tengo ningún problema en ese sentido.

 

Antes de tu fama en el cine habías publicado tu biografía, en el año 2000…

(Interrumpe) Lo sé, yo también me arrepiento a veces (risas).

 

¿Qué te gustaría agregar hoy?

Es una buena pregunta y supongo que me gustaría agregar que nada puede sustituir el trabajo duro, que estoy feliz en el lugar que estoy, pero también me doy cuenta que no importan los grandes sueños que podamos tener, hay que trabajar muy duro para conseguirlos. Cuando escribí el libro tenía también un buen escritor al lado mío, Joe Layden. Y el libro también tuvo bastante éxito, por suerte, llegó al primer lugar en la lista de bestsellers de The New York Times. Pero te aseguro que hoy soy mucho más gracioso que en aquel entonces.

 

¿Te animarías a escribir una nueva autobiografía?

Ah, sí, absolutamente. Me encantaría hacerlo. Cuando lo hice tenía 29 años y me encantaría volver a compartir lo que pienso, una vez más.

 

Al principio de tu carrera hubo quienes te señalaron como la nueva versión de Arnold Schwarzenegger ¿Nunca te molestaron las comparaciones?

Bueno, yo sólo quería ser buen actor y me parecía un halago las comparaciones con Arnold que yo también entendía. Los dos habíamos empezado con roles similares en el mundo del cine. Él había tenido a Conan y yo tuve al Rey Escorpión, muy parecidos. Los dos también éramos muy buenos amigos en aquel entonces y lo seguimos siendo hoy. Pero para mí era importante mantenerme alejado del cine de acción, a veces, porque quería crecer en otros géneros esperando encontrar desafíos que fueran igual de entretenidos para el público. A veces fueron éxitos de taquilla y otras veces no. A veces pude llegar a fracasar a lo grande, pero siempre supe que al mirar atrás, quería ver una amplia gama de géneros en mi trabajo.

 

¿Qué estilo de actores te gustan hoy?

Admiro la clase de actores con trabajos en géneros tan diferentes como Tom Hanks, George Clooney o Will Smith, por ejemplo. A Will lo amo, somos amigos desde hace mucho tiempo y él siempre fue mi gran aspiración, el mejor ejemplo a seguir. Son la clase de personas que se preocupan por hacer buen cine, aunque no siempre sean los mejores éxitos en las recaudaciones, además de ser buena gente también. Son gente esencialmente feliz. Eso me gusta.

 

¿Cómo viviste la pandemia?

Cuando empezó la cuarentena y empezamos a ver lo que pasaba en el resto del mundo, todo se volvió muy real. Pero yo me prometí mejorar lo que pudiera y me puse a escribir como loco en un enorme pizarrón, como Russell Crowe en Una mente brillante. Me mantuve ocupado y traté de estar presente con mis bebés y mi esposa. Eso fue lo mejor de todo, pasar más tiempo en casa, con la familia. Fue algo hermoso porque vi un lado de mis hijos y mi esposa que no había visto antes, nunca.

 

¿Y tu trabajo no se interrumpió?

Sí, justo estaba filmando Red Notice para Netflix, con Ryan Reynolds y Gal Gadot, cuando tuvimos que parar todo por el coronavirus. En algún momento vamos a volver, como planeamos filmar también Black Adam, probablemente en septiembre. Sólo quiero mantenerme lo más ocupado posible. No veo la hora de volver a trabajar.

 

¿Es cierto que le tienes pánico a las arañas?

Es la pura verdad. En Miami son tremendas. Las que hay llegaron del Amazonas. Es increíble lo lejos que pueden llegar a viajar (risas).

 

¿Es cierto que en algún momento estuviste a punto de protagonizar Terminator 5?

Con Terminator 5 sé que me habían considerado para filmarla, pero, para ser honesto… el rol es de Arnold, nadie puede reemplazarlo. Sería una falta total de respeto y muy poco inteligente. Es propiedad absolutamente irremplazable de Arnold Schwazenegger.

 

¿Pero es verdad que te gustaría ser un villano en alguna de las películas de James Bond, tal como lo fue tu abuelo?

Un villano, sí, seguro, me encantaría. Mi abuelo había sido el villano de You Only Live Twice, así que sería maravilloso, pero yo también quiero ser James Bond (Risas).

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button