Internacional

El hielo de la Antártida se pinta de color carmesí por unas algas microscópicas

El color de la llamada “nieve de frambuesa” surge por unas algas microscópicas que no le temen a las altas temperaturas y que fueron identificadas por una investigación ucraniana que se encuentra ubicada en la isla antártica Galíndez.

Agencias

Ciudad de México

 

Durante las últimas semanas, el hielo alrededor de la base de investigación ucraniana Akadémik Vernadski, ubicada en la isla antártica Galíndez, se ha cubierto con lo que los investigadores llamaron “nieve de frambuesa“.

El color se debe a unas algas microscópicas que fueron identificadas por los científicos como Chlamydomonas nivalis.

Esos organismos se propagan “por esporas que no temen a las temperaturas extremas y persisten en la nieve durante todo el largo invierno”, explicaron los científicos de la base. Pero “cuando el clima se vuelve favorable”, como ahora que es verano en la Antártida, “las esporas comienzan a germinar”. Con la vuelta del frío, se detendrá esa “floración” de la nieve.

 

La propagación de estas algas constituye al cambio climático. Foto: UAMON, Facebook

Aparte de la clorofila, las células de estas algas contienen una capa de caroteno rojo que protege a las algas de la radiación ultravioleta. Es esa capa la que provoca la aparición de “manchas rojas en la nieve, como si se tratara de mermelada de frambuesa”.

Los científicos precisan que el mismo fenómeno se puede observar también “en el Ártico, así como en los Alpes y otros ecosistemas de alta montaña”. No obstante, advierten que “la floración de nieve contribuye al cambio climático”, ya que “debido al color rojo carmesí la nieve refleja menos luz solar y se derrite más rápido”.

 

Las temperaturas más frías provocan que las algas vuelvan a su temperatura latente. Foto: UAMON, Facebook

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button