Nacional

El INE resuelve caso de violencia política cometido por Fernández Noroña

El Instituto Nacional Electoral (INE) concluyó que el diputado federal por el PT, Gerardo Fernández Noroña, incurrió en violencia política de género por sus expresiones realizadas en un acto público en Tlaxcala en contra de la legisladora Adriana Dávila Fernández (PAN).

En la sesión del jueves, el Consejo General del INE determinó por unanimidad que Fernández Noroña ejerció violencia política en contra de la diputada federal, algo que el petista, presente en la discusión, calificó de ‘difamación pública’.

¿Cuáles fueron las expresiones contra la diputada?

El asunto que se discutió en el INE está relacionado con las expresiones hechas por Fernández Noroña el 4 de octubre de 2019 en el Congreso de Tlaxcala, estado que es representado por Adriana Dávila en la Cámara de Diputados.

En aquella ocasión, cuando saltó el tema sobre trata de personas en esa entidad, el diputado Fernández Noroña declaró:

‘La trata de personas es un problema gravísimo y Tlaxcala es uno de los lugares. Me dicen que hay una diputada, que era senadora, que esta vinculada a este tema, que ahora es compañera nuestra y que es más bocona que la chingada. No sé si sea cierto o no, pero es cierto que aquí está uno de los problemas. Pásenme elementos para ponerle una chinga la próxima vez que habrá la boca’.

El mismo mes, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) reencausó la demanda al INE, pues no advirtió un acto de naturaleza parlamentaria porque las declaraciones se realizaron fuera del recinto legislativo y en actividades ajenas a la labor parlamentaria.

¿Qué resolvió el INE?

Tras recibir el caso, el INE abrió un expediente para determinar si las frases de Fernández Noroña constituyen violencia política de genero.

Con el proyecto aprobado el jueves, el Instituto concluyó que ‘las palabras aludidas por el diputado no tienen cabida como un ejercicio legítimo de libertad de expresión, no estamos ante dichos subidos de tono propios de un debate político encendido, sino frente a expresiones que son propias de un lenguaje violento y discriminatorio en contra de las mujeres’.

Además, de acuerdo con el INE, una vez que el asunto fue turnado, el legislador ignoró los requerimientos de la autoridad electoral, dando lugar a la desprotección de la víctima.

¿Habrá sanción para Noroña?

Por parte del INE no, pues no es la autoridad competente. El consejero Ciro Murayama, presidente de la Comisión de Quejas y Denuncias, explicó que a pesar de la falta en que incurrió, el legislador no será incluido en el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género, aprobado el pasado 4 de septiembre, producto de la reforma constitucional de este año.

‘Si las desafortunadas expresiones hubiesen ocurrido después del 13 de abril de 2020, el asunto se habría abordado a través de un procedimiento especial sancionador y le correspondería a la Sala Especializada del Tribunal Electoral pronunciarse sobre el fondo, y las sanciones podrían ser otras y con consecuencias, quizá, más severas’, aclaró Murayama.

Lo que pasará es que se notificará a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados sobre la resolución y será esta instancia la que determine si hay o no una sanción contra Fernández Noroña. También se informará a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) para que implemente medidas de reparación integral en favor de Adriana Dávila.

¿Qué dijo Fernández Noroña? 

Durante su intervención en la sesión del INE, el diputado federal se dijo víctima de ‘difamación pública’, pues refirió que como no puede ser sancionado por sus expresiones fuera del parlamento, realizan un ‘acuerdo faccioso’ en su contra.

‘Es un eufemismo hablar de violencia de género, porque se está hablando de violencia contra las mujeres por ser mujeres (…) Ustedes no están buscando la erradicación de la violencia, están haciendo un acuerdo faccioso para difamarme públicamente y colgarme el San Benito de violencia de género’, manifestó.

Fernández Noroña se avocó al artículo 61 constitucional, que establece que ‘los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas’.

También habló sobre el significado de las palabras, por separado, ‘bocón’ y ‘la chingada’, señalando que se trata de ‘una expresión muy mexicana’.

‘Se escandalizan por el idioma llano (…). Si yo le digo a cualquier persona que es ‘más bocón que la chingada’, sería ridículo que me vengan a acusar por violencia de género, porque saben que ‘bocón’, según la RAE, es alguien que habla mucho y echa bravatas, y que la ‘chingada’ es un superlativo’, dijo.

El diputado federal insistió en su señalamiento contra Adriana Dávila y señaló que este fue sacado de contexto para hablar de una supuesta violencia contra ella por ser mujer.

‘A mí nadie me regaña desde que se murió mi abuelita, mucho menos pueden sancionarme y mucho menos pueden acusarme con la Cámara en un acto verdaderamente perverso’, acusó.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button