Nacional

El m² en Xaltocan acaricia las nubes; aeropuerto General Felipe Ángeles

En 55 años, el metro cuadrado pasó de 50 centavos de esa época hasta los 3 mil 300 pesos en el mercado inmobiliario de hoy; se vende con financiamiento a siete años, sin enganche y sin aval

CIUDAD DE MÉXICO.

La plusvalía que están experimentando los terrenos en torno donde se construye el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, en San Miguel Xaltocan, municipio de Nextlalpan, Estado de México, es acelerada e imparable.

En 1965, hace 55 años, el metro cuadrado en esa zona se vendía a 50 centavos de la época (es decir, sin la eliminación de los tres ceros de 1992, que fue una nueva unidad monetaria conocida como nuevo peso). El costo actual en el mercado inmobiliario por metro cuadrado en ese sitio alcanza los 3 mil 300 pesos.

Xaltocan es un crisol de la historia de México; quizá también de la evolución de la humanidad: ahí se asentaron los primeros pobladores de México —hace 25 mil, 30 mil años—, es cementerio de fauna prehistórica —mamuts—, sede de la aparición y extinción de civilizaciones prehispánicas —olmecas, tepanecas, teotihuacanos, otomís—, lugar de la primera base militar del país —la de Santa Lucía, en 1952— pueblo indígena olvidado entre el salitre que dejó el lago de Xaltocan y desde 2019 sede del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

En las inmediaciones de la nueva terminal aérea se han colocado carteles de venta de terrenos “en Xaltocan, frente a las canchas de futbol. A 5 minutos del aeropuerto”, dice el enorme cartel que asegura “¡alta plusvalía!” y que la transacción es “sin enganche”.

Este cartel publicitario tiene tres números de teléfono para conocer información sobre los terrenos.

En uno de esos números atiende alguien que se hace llamar Miguel Hernández. Explicó que se trata de un terreno de 2 hectáreas dividido en 110 lotes, la mayoría de 110 metros cuadrados.

Según el agente de ventas, la propiedad es privada, no comunal, no ejidal. Pertenece a una señora que lo heredó de su familia, que omitió su nombre por razones de seguridad. Que la escritura data de 1921 y que el uso de suelo que se consiguió ante las autoridades municipales es habitacional. Aunque se puede arreglar en el ayuntamiento de Nextlalpan para que sea mixto o comercial.

El costo de los lotes de 110 metros cuadrados, informó el agente de ventas, es de 363 mil pesos, a financiar durante los próximos 7 años. A la firma del contrato de compra-venta se debe entregar los primeros 3 mil 489 pesos de 84 mensualidades, más 10 mil pesos cada diciembre para un total de 363 mil pesos.

El vendedor dijo que no se necesita aval, sólo dos testigos que lleve el comprador. Que en caso de una compra en una sola exhibición se hace una rebaja de 80 mil pesos. Lo que deja el predio en 283 mil pesos.

Dijo el vendedor que la venta de los lotes comenzó en octubre de 2019. Que se han vendido 80. Que no tienen agua ni drenaje ni energía eléctrica. Pero que va a tener todos los servicios, ya que en septiembre van a comenzar los trabajos por parte del gobierno.

Aseguró que la escrituración se podría realizar hasta que el comprador haya cubierto 70% del costo de la inversión. Aseguró que todos los permisos están otorgados por la comunidad, que dijo es una comunidad indígena que se rige por usos y costumbres.

De acuerdo con los registros obtenidos en distintas transacciones que se han hecho en los últimos 55 años, se sabe cómo se ha incrementado el consto del metro cuadrado en la zona de San Miguel Xaltocan, antes una tierra abandonada.

En 1965, Pedro González Tostado que, de acuerdo con su hijo Sergio González Tostado, compró 18 hectáreas en el polígono III pagó 90 mil 37 pesos, lo que es equivalente a 50 centavos de la época por cada metro cuadrado de los 180 mil metros cuadrados.

Cinco años después, cuando Raúl Romero Zenizo, uno de dos propietarios de las 128 hectáreas donde se construye el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles obtuvo por remate bancario 245 hectáreas, pagó 510 mil pesos. Esto equivaldría a 2 mil 81 pesos (de la época) por cada millón de metros cuadrados.

En 1976, Inmobiliaria Zumpango pagó a Financiera Popular 2 millones 745 mil pesos (de la época) por 91 hectáreas de una copropiedad de Romero Zenizo y otras tres personas. Esto equivale a 30 mil 170 pesos por hectárea, a razón de 3 pesos (de la época) por metro cuadrado.

Ya con el plan de choque de 1993, a principios del siglo XXI, la primera transacción conocida es la efectuada entre Banca Serfin y la señora Sofía Valdez. El banco le remató 100 hectáreas que entonces tenían un costo comercial de 50 millones de pesos, es decir, 500 mil pesos la hectárea, lo que representa a 50 pesos el metro cuadrado.

Sin embargo, el banco le remató a la señora Valdez en 5 millones 385 mil de pesos las 100 hectáreas, que tuvo oportunidad de pagar en pagos. El primero de un millón 884 mil pesos y el resto, 3 millones 500 mil pesos, que la compradora no pudo liquidar y perdió la oferta.

En 2005, Valdez se asoció con una inmobiliaria y pudieron recuperar el terreno, con un pago extra al banco.

Antes del anuncio de la construcción de la nueva terminal aérea, el precio del metro cuadrado en Xaltocan era de 300 pesos el metro cuadrado, según el mercado inmobiliario de la zona.

Ahora que se construye el aeropuerto, programado para estar listo en 2022, el precio del metro cuadrado cada día aumenta. Ahora está a 3 mil 300 pesos y no tiene un freno.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button