Avance

‘El proteccionismo lleva a la catástrofe’; entrevista con Roberto Azevêdo

El director general de la Organización Mundial del Comercio asegura que, al cerrar fronteras y priorizar el consumo local, no se logra un crecimiento económico sostenible

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

Para Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), la adopción de políticas proteccionistas sólo puede conducir a una catástrofe.

En entrevista, reconoció que algunos países apuestan al desarrollo de su mercado interno limitando el comercio internacional, pero alertó que ésa no es la fórmula para un crecimiento sostenible.

Sin comercio no hay progreso, sin comercio no hay avance sostenible. Se puede tener algún crecimiento que dura algunos años, pero después no se sostiene”, aseguró.

Señaló que cuando gobiernos, como el de EU, culpan a la migración o al comercio global del bajo crecimiento económico o el desempleo, en realidad no están atendiendo sus problemas estructurales de fondo.

En el mercado de trabajo es más fácil que uno encuentre el culpable en el exterior, en una cosa que viene de fuera. Entonces se culpa al producto importado, al inmigrante. Ésta no es una racionalidad económica, es una racionalidad política”, dijo.

 

EL COMERCIO GARANTIZA CRECIMIENTO SOSTENIDO

En medio de la creciente tensión comercial entre China y EU, las amenazas del presidente estadunidense de imponer aranceles a los autos provenientes de México, el proceso del Brexit y diversas economías adoptando políticas proteccionistas, Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial de Comercio, aseguró que este tipo de medidas sólo provocarán una catástrofe.

Reconoció, en entrevista con Grupo Imagen, que algunas economías están apostando al desarrollo de su mercado interno, limitando el comercio internacional; sin embargo, ésa no es la fórmula para un crecimiento económico sostenible.

FUENTE DEL PROGRESO

Sin comercio no hay progreso, sin comercio no hay avance sostenible. Se puede tener algún crecimiento que dura algunos años, pero después no se sostiene”, aseguró Azevêdo, al referir que gobiernos como el de Estados Unidos culpan a la migración, o al comercio internacional del bajo crecimiento económico, o del desempleo, pero en realidad esto sólo es una justificación política que no atiende problemas estructurales que deben atenderse en cada país.

En el mercado de trabajo es más fácil que uno encuentre el culpable en el exterior, en una cosa que viene de fuera, entonces se culpa al producto importado, al inmigrante, lo que quieran pero que no sea interno, que venga de fuera. Y esta no es una racionalidad económica, es una racionalidad política”.

Bajo este mismo criterio político, reconoció que hay países que están adoptando políticas proteccionistas para dejar de lado el comercio internacional y centrarse en el mercado interno. Sin embargo, “la receta” es combinar ambos modelos.

Cerrar fronteras y consumir sólo la producción local sería una catástrofe para el mundo entero. Ésa no es la solución, la solución es sí desarrollar el mercado interno, crear empleo, pero utilizando el comercio internacional para multiplicar el crecimiento interno”.

TENDER PUENTES

En este sentido, refirió que debido a la interconexión comercial que existe entre los diferentes países, cualquier tensión comercial afecta al mundo entero. Eso mismo es lo que está pasando por las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, por lo que confió en que ambas economías lleguen a un acuerdo que evite mayor turbulencia económica.

Estamos ayudando de alguna manera a facilitar el diálogo, pero si no se resuelve vamos a tener consecuencias por todos los lados, porque la economía internacional hoy está muy interligada. Un tercio de los productos que circulan alrededor del mundo son fabricados en por lo menos dos países, entonces creo que las tensiones entre esos países van a afectar a muchos otros directa o indirectamente”.

Asimismo, destacó que el peso que tiene México dentro de la organización ayuda a la solución de conflictos comerciales globales o a generar propuestas de carácter comercial global.

AMLO NO PREOCUPA

Azevêdo resaltó que en medio de las políticas proteccionistas que han impulsado algunos países, a la Organización Mundial de Comercio no le preocupa el énfasis que el nuevo gobierno, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, hace sobre la necesidad de fortalecer el mercado interno, toda vez que en reuniones con el primer mandatario, él mismo le ha expresado su interés en el comercio internacional.

El Presidente quiere un sistema basado en reglas, entiende que es importante el comercio internacional, que la vinculación para México es inevitable y es importante para la economía del país. Entonces, de una manera general, tuvo buenos mensajes al apoyo al sistema bilateral”.

Agregó que todos los países quieren desarrollar el mercado interno, “ésa es una preocupación de todos los países del mundo, lo importante es no entender el desarrollo del mercado interno como una cosa en contraposición a la competitividad en el mercado internacional, son dos cosas que pueden acontecer simultáneamente”.

 

Pascal Beltrán del Río, director Editorial del periódico Excélsior, junto con Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial de Comercio.

 

LA OMC DEBE REFORMARSE

El hecho que el conflicto comercial entre China y EU se esté resolviendo sin la intervención de la Organización Mundial de Comercio deja claro que el organismo necesita reformarse, reconoció Roberto Azevêdo, director general de la OMC.

Señaló que los procesos al interior del organismo son lentos y que hay temas, como los relacionados con la tecnología y el comercio electrónico, en los que se requiere actualizaciones, pues las reglas se crearon en 1995 y deben reformarse.

Los miembros de la OMC identifican que una parte de las reclamaciones americanas son legítimas, pero el sistema tiene áreas grises”.

Pascal Beltrán del Río

 

EL T-MEC, SIN RIESGO POR LAS AMENAZAS DE TRUMP

El Tratado Comercial entre México, EU y Canadá (T-MEC) está listo para ser ratificado por el Senado mexicano, sin que afecten su proceso legislativo las amenazas del presidente estadunidense o los temas migratorios, afirmó Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía.

Mencionó que el gobierno mexicano ya envió la reforma laboral al Congreso, donde se incluyen cambios al artículo 23 del T-MEC, que recomienda a México cumplir requisitos en materia laboral y derechos sindicales.

Con eso está listo para la ratificación del tratado. Seguimos en pláticas con los dos socios comerciales, incluida la contraparte canadiense”, comentó en conferencia de prensa.

Ante las amenazas del presidente Donald Trump de imponer aranceles si México no frena la llegada de migrantes, Márquez Colín comentó que no se pueden mezclar los temas, “para nosotros es importante mantener en un carril los acuerdos de comercio y en otro los temas que tienen que ver con migración. En nuevos aranceles tendríamos que estar discutiendo en términos de socios comerciales que están modernizando un acuerdo comercial”.

Sobre los retrasos en los cruces fronterizos, la funcionaria dijo que el gobierno mexicano está actuando frente a decisiones administrativas de EU que se han traducido en restricciones comerciales que afectan, entre otros, a productos agropecuarios.

Tenemos que esperar el cierre definitivo para ver el freno al comercio, se exploran transportes alternativos como el marítimo”, dijo.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver

Close
Back to top button