Internacional

El terremoto de Alaska que provocó olas de 67 metros de altura

En 1964, un terremoto en Alaska provocó olas que alcanzaron 67 metros de altura y dejaron más de 190 víctimas mortales. Esta es la historia.

El terremoto de magnitud 7.5  que sacudió a Alaska la tarde del 19 de octubre activó una alerta de tsunami para toda la costa del estado más grande de los Estados Unidos.

De inmediato, los altavoces emitieron el sonido que nadie en Alaska quiere escuchar: una sirena que alerta a las poblaciones en riesgo la necesidad de evacuar a tierras más altas, pues un tsunami está en camino.

Y aunque no se espera que el más reciente sismo deje víctimas mortales, cada tsunami en Alaska trae a la mente uno de los desastres naturales más dramáticos en la historia del siglo XX: el terremoto de 1964.

El 27 de marzo de 1964, la costa de Alaska fue testigo del tercer terremoto más fuerte en la historia de la humanidad según su magnitud de momento.

Foto: U.S. Army / Wikimedia© Proporcionado por Muy Interesante Foto: U.S. Army / WikimediaA las 17:36 horas, la tierra comenzó a moverse como nunca antes entre la ciudad más poblada, Anchorage y Valdez: durante cuatro minutos, un poderoso terremoto de magnitud 9.2 sacudió la tierra, provocando la destrucción casi total de los poblados cercanos al epicentro e innumerables daños en Anchorage, donde el aeropuerto, el centro y cientos de plazas, edificios y áreas residenciales quedaron destruidas tras el sismo.

Gracias a la baja densidad de población de Alaska, el terremoto provocó cerca de 60 víctimas mortales; sin embargo, lo peor estaba por venir.

El tsunami que hundió pueblos enteros con olas de 67 metros

Inmediatamente después del sismo, el mar de la costa cerca al epicentro comenzó a alejarse dramáticamente, sólo para volver con una fuerza nunca antes vista una hora después:

El tsunami del terremoto de Alaska de 1964 provocó una docena de enormes olas que arrasaron con localidades enteras a lo largo de la costa. La ola más grande ocurrió una hora después del sismo en y alcanzó los 67 metros de altura en Shoup Bay, borrando al pueblo de Chenega y a 68 de sus habitantes del mapa.

El tsunami provocó olas de 30 metros a decenas de kilómetros del epicentro y después de que el agua volvió a su cauce, decenas de botes y barcos fueron hallados más de 20 kilómetros tierra adentro como una muestra del poderío del tsunami.

El terremoto fue tan intenso, que algunos movimientos ligeros fueron percibidos en Florida, al otro extremo de los Estados Unidos. En Sudáfrica, al otro lado del mundo, el mar se elevó algunos centímetros y las olas crecieron momentáneamente cuando los restos del tsunami alcanzaron sus costas, 21 horas después del sismo.

¿Por qué tiembla tanto en Alaska?

Alaska es la región más sísmica de los Estados Unidos, debido a que su costa forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, el hogar de más del 90 % de los terremotos que sacuden al planeta.

En Alaska coinciden la Placa Norteamericana y la Placa del Pacífico, que forman una zona de subducción de intensa actividad sísmica, donde la segunda se desliza debajo de la primera, de ahí que los sismos sean habituales en su territorio, pero menos mortíferos que los ocurridos en áreas densamente pobladas, como Japón, México o Chile.

Y aunque este tsunami no fue el que más víctimas dejó a su paso (el tsunami del terremoto en el Océano Índico provoco cerca de 200 mil víctimas mortales), ni provocó las olas de hasta 525 metros de altura que dejó un terremoto en Alaska en 1958 en una región despoblada, sí es el más poderoso provocado por un sismo de magnitud 9.3 en la historia.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button