Avance

Empleados de Cruz Azul piden a AMLO que les haga justicia: “Billy” lleva 32 años robándonos, dicen

Ganan alrededor de 7 mil pesos mensuales y desde hace años descubrieron que su dinero no era bien administrado, por eso decidieron emprender una lucha legal en contra de “Billy” Álvarez y la directiva de la Cooperativa La Cruz Azul, de la cual también son dueños. Estos cooperativistas disidentes, que representan al 80 por ciento de los más de 760 socios, quieren que pare el saqueo dentro de la organización. “¡Ya basta!, dejen de estar robando”, exigen.

Agencias

Ciudad de México

 

También son dueños de la Cooperativa La Cruz Azul. Su trabajo los ha llevado a tener una de las tres cementeras más importantes de México y uno de los clubes de futbol más sólidos. Pero a diferencia de Guillermo “Billy” Álvarez Cuevas y otros directivos, acusados de lavado de dinero y delincuencia organizada por desviar millones de pesos.

Los más de 700 socios ganan alrededor de 7 mil pesos mensuales y nunca han recibido cuentas claras de las finanzas de la organización. La directiva los llama el grupo disidente, pero en realidad agrupa al 80 por ciento de los trabajadores, quienes hoy reclaman a la autoridad que actúe y se termine con el saqueo en la cooperativa que sus predecesores fundaron hace 88 años.

 

“El 84 por ciento de los cooperativistas quieren que ‘Billy’ Álvarez dé una explicación de los malos manejos que ha tenido la Cooperativa”, dijo Guillermo Barradas, abogado de las presidencias del Consejo de Administración y del Comité de Vigilancia de la Cooperativa Cruz Azul que representa a más del 80 por ciento de los cooperativistas. “Hay un hartazgo hacia ‘Billy’, dicen que ya basta, que ya se vaya, que deje de estar robando”.

PROTESTA-CONTRA-BILLY-ÁLVAREZ

En esta imagen de noviembre de 2019 se observa una protesta de los socios de la Cooperativa La Cruz Azul y sus familiares. Foto: Crisanta Espinosa, Cuartoscuro.

En entrevista con el abogado explicó que los cooperativistas llevan años denunciado los malos manejos por parte de Guillermo Álvarez, pero es hasta ahora que las acusaciones han prosperado jurídicamente. En sexenios anteriores, destacó, parecía que se le protegía desde el Gobierno. Ahora, afirma, los cooperativistas esperan que no sea lo mismo y que la administración que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador les haga justicia.

 

“Ha habido muchos hechos que lamentablemente se han denunciado y por todo el dinero que tiene (‘Billy’) y todas las relaciones no habían prosperado y las habían archivado”, dijo Guillermo Barradas. “Por ejemplo, en su momento hubo un escándalo de hechos que involucraba a Carlos Terroba Wolf y también hubo unas cuentas en Suiza, pero el problema es que en sexenios anteriores terminaron protegiéndolos”.

Ayer, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó que la Cooperativa La Cruz Azul tiene que comprobar el motivo del por qué contrataron más de 300 millones de pesos con empresas fachada y mencionó que los directivos solicitaron su garantía de audiencia. La institución dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) congeló las cuentas bancarias de Guillermo Álvarez.

Presidente del club de futbol Cruz Azul, y las de su hermano Alfredo Álvarez, vicepresidente, el pasado 29 de mayo por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada, así como por movimientos irregulares de dinero por 1,200 millones de pesos. Jorge Hernández, vocero de la Cooperativa Cruz Azul, aseguró que la directiva está trabajando de la mano con las autoridades para deslindar responsabilidades.

 

“Nosotros trabajamos de mano de la autoridad, el que nada debe nada teme y la gente tiene todo el derecho de acusar, pero el que acusa está obligado a demostrar, cosa que en ninguno de los casos han podido hacer”, dijo en entrevista.

El vocero explicó que se están entregando los documentos correspondientes a las autoridades en donde se demuestra que “todas estas salidas (de dinero) corresponden a inversiones de infraestructura”. También señaló como responsables de estas difamaciones a José Antonio Marín y Víctor Manuel Velazquez, quienes encabezan este grupo disidente dentro de la Cooperativa.

 

“Son socios suspendidos de sus actividades y sujetos a investigación, y quien ha filtrado la información que ellos sustrajeron fue Juan Briseño, quien es el exdirector Financiero de la organización. Ellos fueron suspendidos porque después de auditorías se determinó actos que no tenían cabal transparencia y que hoy en día están sujetos a proceso legal”, explicó Hernández.

LA AMBICIÓN Y EL SAQUEO

La Cooperativa La Cruz Azul surgió hace 88 años y actualmente cuenta con cuatro plantas cementeras en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Aguascalientes y Puebla. Además posee un hotel de cinco estrellas y al equipo de futbol Cruz Azul, uno de los más importantes en México.

Esta Cooperativa la integran más de 760 socios activos quienes mantienen una pugna interna entre dos grupos: los que apoyan la dirección de “Billy” Álvarez y los disidentes, que según las declaraciones del abogado Guillermo Barradas, son el 80 por ciento.

Este grupo disidente es el que se ha unido para enfrentar legalmente a “Billy”, a quien acusan de saquear a la Cooperativa.

 

Esta primera denuncia fue iniciada hace cuatro meses ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Posteriormente, la Fiscalía General de la República (FGR) inició una investigación por posible lavado de dinero y delincuencia organizada. Dentro de esta carpeta, se da intervención a la UIF y ellos corroboraron la existencia de empresas factureras y formularon la denuncia correspondiente dentro de la misma carpeta iniciada por los disidentes; además, procedieron al bloqueo de las cuentas.

PROTESTA-COOPERATIVA-CRUZ-AZUL

Este grupo disidente es el que se ha unido para enfrentar legalmente a “Billy”, a quien acusan de saquear a la Cooperativa. Foto: Cuartoscuro.

En esta acusación se incluyen las declaraciones de la entonces Tesorera de la Cooperativa y del Director de Administración, quienes señalaron directamente a “Billy” Álvarez como la persona que les ordenó realizar movimientos a esas factureras, incluso aparece la firma del presidente del Cruz Azul.

 

“Dentro de esa carpeta de investigación, la Tesorera y el Director de Administración se sujetan al criterio de oportunidad y proporcionan y colaboran con la Fiscalía”, mencionó Guillermo Barradas.

En este criterio de oportunidad, que es un beneficio que la ley otorga a aquellos imputados que quieran proporcionar información en la persecución de un delito grave, se sujetan tres personas: la extesorera de la Cooperativa, el exdirector de Administración y por último se obtuvo la declaración del señor Alfredo Álvarez Cuevas, director de Planeación Estratégica de la Cooperativa Cruz Azul, quien presentó 14 pruebas ante la UIF que podrían confirmar la culpabilidad de su hermano “Billy”.

 

Sobre este último testimonio, el grupo que defiende a la directiva encabezada por “Billy” aseguró que son falsas ya que Alfredo estuvo suspendido de la organización a partir del 2010 y regresó a sus funciones hasta el 2018-2019, por lo que es imposible que tuviera conocimiento de las supuestas operaciones ilícitas.

Además, Jorge Hernández, vocero de la Cooperativa Cruz Azul, recalcó que en la organización hay un absoluto respaldo a “Billy”.

 

“En la Cooperativa hay una absoluta unidad, respaldo y apoyo a las acciones de la actual administración. De hecho, en el mes de diciembre hubo una manifestación pública en un hotel en el sur de la Ciudad de México y el mes de enero hubo otra manifestación pacífica frente a Palacio Nacional. En esas manifestaciones se dio el respaldo y apoyo al actual director y en ambas había más de 500 cooperativistas activos”, destacó.

Pero el grupo disidente, como así lo llama la directiva, no piensa lo mismo. Asegura que son alrededor de 100 cooperativistas los que respaldan a “Billy”, pues la mayoría quiere que se esclarezcan las actividades ilícitas en la gestión de Álvarez.

 

“‘Billy’ ha demostrado una ambición desmedida durante 32 años. Ha saqueando la Cooperativa y queremos que esto pare”, precisó Guillermo Barradas, abogado de la dirección comercial de la Cooperativa Cruz Azul, integrada por disidentes.

 Más allá del bloqueo de las cuentas de la Cooperativa, los cooperativistas disidentes buscan que las investigaciones avancen y “Billy” enfrente un proceso penal.

 

“Que nos den una explicación de por qué sacó el señor ‘Billy’ Álvarez 200 millones de pesos con empresas factureras”, señaló el abogado Barradas. “Es una investigación bastante delicada que implica la compraventa de jugadores a precios elevados, la transmisión ilegal de bienes de la Cooperativa a un fideicomiso”.

Barradas asegura que se está abriendo una caja de pandora que durante muchos años estuvo cerrada por la protección que desde el poder se le daba a “Billy”. “Esperamos que este sexenio sí sea diferente y que no se le encubra como ha sido en pasados”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button