Nacional

Empresas venden al IMSS y al ISSSTE cubrebocas N95 hasta 28 veces más caros

El 25 de febrero –tres días antes de que México confirmara al primer paciente con COVID-19–, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) compró 20 mil 930 piezas de cubrebocas N95 a 6.63 pesos cada uno, por lo que pagó 138 mil 765 pesos.

El 6 de abril, cuando los contagios en el país sumaban 875 casos, el ISSSTE pagó 189 pesos por cada cubrebocas de este tipo, y erogó un millón 139 mil pesos por 6 mil piezas. Es decir, el ISSSTE compró una tercera parte de piezas que el INER, pero pagó ocho veces más. La diferencia fue el momento de la compra.

Sólo entre estas dos instituciones, el costo unitario de cubrebocas N95 fue 28 veces mayor entre un mes y otro, aunque ambas compras se hicieron en la Ciudad de México.

En tanto, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), para proteger a su personal en las unidades administrativas adquirió desde el 13 de marzo, 185 mil piezas de N95 directamente con la empresa 3M de México, filial de una de las principales marcas productoras a nivel mundial del insumo.

El SAT consiguió 20 mil piezas de respiradores 3M modelo 8210 por 11.23 pesos cada uno, y 175 mil piezas del modelo 9010 con un costo unitario de 5.89 pesos, y pagó 1 millón 255 mil pesos en total, gracias a que se trató de “una compra anticipada”, según respondió la institución al preguntarle al respecto.

© Proporcionado por Animal PolíticoEsto lo confirma la empresa 3M, pues “los pedidos son programados según necesidad de las instituciones y basado en los contratos establecidos con ellos en las cantidades adjudicadas”, dijo el área de relaciones públicas de la empresa a Animal Político.

La empresa también explicó que ha mantenido los precios de los cubrebocas N95 “con la finalidad de ayudar a abordar esta situación”, por ello publicó el listado de precios “para ayudar a nuestros clientes a identificar y evitar alteración de precios”. Y estos efectivamente corresponden a los precios pagados por el SAT, al comprar directamente con la empresa.

Y aunque desde enero pasado 3M ha duplicado la producción global de respiradores N95 , “la desafortunada realidad es que la demanda global es superior a la capacidad de entrega de la industria”, dijo la empresa.

Los respiradores N95 que pueden filtrar hasta 95% de las partículas se han convertido en el principal equipo de protección para evitar el contagio de coronavirus, y, por ende, ha generado una demanda mundial. Por eso es que ante la urgencia, las instituciones que necesitan los insumos y no los adquirieron antes, ahora deben pagar precios más elevados.

El IMSS, otra de las instituciones con variaciones en sus precios, respondió que el costo de estos insumos también varia por “el tiempo en que se requiere la entrega, ya que al localizar un proveedor la fecha de entrega es casi inmediata”.

EL IMSS compra 12 veces más caro

Animal Político revisó los contratos que incluyeron la compra de N95 registrados en Compranet , la plataforma donde por ley todas las entidades del gobierno Federal debe publicar sus procesos de compra.

Al analizar 22 procesos de compra en diferentes instituciones, hubo diferencias en el precio unitario sobre todo por el momento en que se realizaron las compras.

El IMSS, por ejemplo, tenía en 10.19 pesos el precio unitario de N95 en su catálogo de compras, pero el 24 de marzo, la delegación de Baja California adquirió 110 mil piezas por 95 pesos cada una y la coordinación Sur de la Ciudad de México los compró a 123 pesos la unidad el 15 de abril, es decir, 12 veces más caro.

Un día después, la misma delegación Sur de la Ciudad de México del IMSS pagó 175 pesos por cada pieza de N95 de la marca 3M modelo 1870, pero no compró directamente a la empresa, sino a un intermediario, el proveedor Equipamedix S. A. de C. V.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button