Avance

“En la defensa de Morelos, aquí moriremos”: Samir en 2012. Un año de su asesinato y no hay avances

Cuando Samir se enteró de un megaproyecto en su comunidad, comenzó a informar a la población sobre el impacto a su ambiente (emisión de gases que traerían lluvia ácida, riesgo por ser zona volcánica y escasez de agua). 

Ciudad de México

 

Sentado frente a un mural de maizales, con sombrero y morral, Samir Flores Soberanes explicaba que no era habitante de Huexca, Morelos, comunidad nahua agrícola donde se encuentra la termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero estaban “igual de afectados” porque se planea que un gasoducto a través de Tlaxcala, Puebla y Morelos pase por su poblado de Amilcingo.

“Sabía que en Amilcingo iba a pasar algo y ante esa situación, empezamos a volantear como una medida de alerta diciendo ‘sabes qué población en general, ¡aguas! se viene un proyecto que se llama gasoducto y desconocemos a dónde va’”, recordó para el documental “Aquí seguimos” en 2012, cuando comenzó la lucha informada contra el proyecto Plan Integral Morelos, que consiste en la construcción del gasoducto, un acueducto y dos centrales termoeléctricas de ciclo combinado impulsado por la CFE desde 2010 y las empresas españolas Elecnor y Avengoa por 1,600 millones de dólares. “Llegamos con diapositivas con información oficial de la CFE y empezamos a explicar a las comunidades acerca de la situación […] que supieran que no estaban solos y había más comunidades en Puebla preocupadas y ocupadas en este problema”.

Recordó la frase de Emiliano Zapata respecto a que la tierra es de quien la trabaja. “No vamos a desistir. No vamos a renunciar a nuestros pueblos porque aquí nacimos y, si es posible, en su defensa aquí moriremos. No tenemos por qué renunciar a nuestra seguridad, a nuestra agua, a nuestra vida”, aseguró.

Siete años después de informar sobre el megaproyecto a través de la Radio Comunitaria Amiltzinko que fundó, el 20 de febrero de 2019, Samir fue asesinado a balazos afuera de su casa, a tres días de que el Gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador –quien en 2o14 se comprometió a cancelar la obra– aplicara una consulta ciudadana no libre, previa, informada de buena fe ni culturalmente adecuada como lo obliga el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Ganó el “sí” (59 por ciento), aunque las comunidades cercanas a la obra están en contra.

 

La termoeléctrica no opera por los amparos en curso. Foto: Cuartoscuro.

La termoeléctrica sigue sin operar ante los amparos interpuestos por colectivos en juzgados de Morelos, Puebla y Tlaxcala por las posibles repercusiones al medio ambiente, el riesgo por la cercanía con el volcán Popocatépetl y la omisión para formular la consulta a pueblos y comunidades indígenas. Llevan algunos ganados, como el que prohibe definitivamente que el gasoducto pase por Amilcingo, justo lo que le preocupaba más a Samir, expuso Teresa, una habitante de Huexca e integrante del comité de resistencia.

“No tiene elementos para operar a menos que [el Presidente] Andrés Manuel López Obrador pase por encima de nosotros y se haga una masacre de gente. No se da cuenta que la termoeléctrica no es viable y sigue insistiendo”, dijo. “Vamos a ganar esta lucha y vamos a demostrar que hay otras formas de generar energía eléctrica sin perjudicar al medio ambiente”.

De acuerdo con el Impacto Ambiental MIA 17MO2011E0001 y 21PU2011G0009, el Proyecto Integral Morelos implica un riesgo por la construcción de un gasoducto en zonas de riesgo volcánico; por las emisiones de gases NO y NO2 (dióxido de nitrógeno) que provocan lluvia ácida y erosión en tierra, por las afectaciones a especies endémicas como la tortuga casquito e iguana negra, y por la imposibilidad de asegurar el abasto de agua por parte de la tratadora de agua.

 

Esta mañana, el Presidente comentó en conferencia que este caso “les sirvió a los oportunistas, a los que están buscando cómo culparnos para afectarnos”. Aunque aseguró que no deben echarla a andar por los amparos y garantizó que no habrá represión, pidió a los opositores tomar “conciencia de que si se deja esta planta que se convierta en chatarra, se pierden más de 20 mil millones de pesos”.

Aunque hay temor por la continuación de hostigamiento, también siguen las ganas de seguir luchando “aunque mirando para todos lados” porque, dijo su compañera de resistencia Teresa, “si dejamos de luchar, es como si nosotros mismos asesináramos a Samir”.

“SAMIR SE HA MULTIPLICADO”

Este jueves los pobladores de Amilcingo marcharon por la mañana con flores y fotos desde la casa de Samir, donde sus hijos aún preguntan dónde está su padre, rumbo al panteón municipal. Develaron un busto en la escuela comunitaria donde tenía un taller.

“Siempre lo recordaremos como ejemplo de lucha y sabiduría”, reza la placa.

En la Ciudad de México, integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) bloquearon la avenida Reforma. El viernes habrá una marcha desde las oficinas de la CFE convocada a las 4 de la tarde.

La Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos (Huexca en resistencia, Ayala, Cuautla) advirtió en un comunicado que “Samir se ha multiplicado” y exige el esclarecimiento de su asesinato, el castigo de los autores materiales e intelectuales de su cobarde asesinato y la cancelación del Proyecto Integral Morelos.

El busto de Samir en la escuela de la comunidad. Foto: Daliri Oropeza, Pie de Página.

 

“A un año de los hechos no hay avance en las investigaciones por parte de la Fiscalía del estado [a cargo del Fiscal Uriel Carmona Gándara]. El asesinato de Samir y la impunidad que ha prevalecido hasta el momento es característico de los gobiernos autoritarios, quienes buscan, a como dé lugar, acallar la disidencia e imponer su voluntad”, acusa la Asamblea.

Enfatizó la represión, intimidación, hostigamiento y tortura contra los pueblos en resistencia de Morelos, Puebla y Tlaxcala desde verano de 2012, entre ellas, presencias policiacas, detención de dos miembros del Frente de Pueblos en 2013 y 2014, y el allanamiento de la casa de una familia opositora.

 

Manifestación contra el asesinato de Samir en febrero de 2019. Foto: Cuartoscuro.

En febrero de 2018, un año antes de su asesinato aún impune, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 03/2018 a la Secretaría del Medio Ambiente, a la CFE y a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas entorno al impacto ambiental y la consulta libre, previa, informada, de buena fe y culturalmente adecuada.

Samir, recordó Teresa, era un hombre especial. “Todo el tiempo estaba riendo, bromeando y jugueteando con su radio bocina hasta lograr su radio comunitaria y despertó el entusiasmo de los niños de primaria para crear abonos orgánicos”, afirmó. “Con las mujeres nos daba mucha prioridad. Sigue siendo un sabio porque aunque ya no esté, nos sigue demostrando que la resistencia tiene que seguir”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button