Salud

En riesgo ojo de niña por una bala perdida

El proyectil traspasó el techo de lámina de la vivienda y se incrustó en el paladar de la menor, quien dormía

Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

Ayer en la madrugada una menor resultó gravemente herida en Iztapalapa, después de que una bala perdida se le incrustara en el paladar y lesionara su ojo.

Los hechos se registraron en la esquina de las calles Mafafa y Cantueso, en la colonia El Manto, cuando la pequeña de siete años dormía en su casa en compañía de su madre y sus dos hermanas.

Ernestina Godoy, procuradora capitalina, habló de los problemas para hospitalizar a la menor.

Desafortunadamente va a perder el ojo, se le ha estado atendiendo. Muy lamentablemente la madre de la menor tuvo que padecer un viacrucis para ser atendida en los hospitales”.

Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum se entrevistó con la madre de la niña.

En la mañana la trasladaron del Hospital Infantil, al Pediátrico de Iztapalapa, después se hizo una tomografía en el de Tláhuac, de ahí la trasladaron al Instituto  Nacional de Pediatría. Yo me trasladé ahí en la mañana”, dijo.

El 4 de noviembre de 2012, Hendrik Cuacuas, de 10 años, murió a causa de una bala perdida, tras asistir, dos días antes, a Cinépolis de Plaza Ermita.

El 1 de enero un niño de cinco años murió al recibir el impacto de una bala perdida, en Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México.

El 19 de febrero pasado una bebé de siete meses murió tras permanecer dos días con una bala en su cuello. Su madre la llevó al médico, quien la diagnosticó por mordedura de rata.

El 29 de abril, Aideé Mendoza, estudiante del CCH Oriente, falleció tras ser alcanzada por una bala perdida cuyo origen aún se desconoce.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button