Internacional

Festejan la visita a la Casa Blanca

En un encuentro informal en la residencia oficial de México en Washington, el mandatario e inversionistas departieron

“…De pronto todos los empresarios le tributaron un gran aplauso y le dijeron que nunca habían visto una visita que ellos recordaran tan exitosa”, recordó Martha Bárcena, la embajadora de México en EU. Foto: Senado de la República

WASHINGTON. Con tequila, whisky, vino tinto y agua de jamaica se brindó en la residencia de México en Washington cuando concluyó la primera gira internacional del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se trató de un encuentro informal entre el mandatario mexicano y los empresarios invitados a la cena de gala que ofreció el presidente de EU, Donald Trump.

Empresarios como Carlos Slim, Bernardo Gómez, Carlos Hank González, Ricardo Salinas Pliego o Miguel Rincón, brindaron por la buena y productiva reunión entre López Obrador y Trump.

Sentados en los descansabrazos de los sillones o parados en los pasillos de la residencia oficial mexicana en Washington intercambiaron puntos de vista y hasta aplaudieron al Presidente cuando salió de su habitación.

De acuerdo con versiones recolectadas, y de la propia embajadora de México en EU, Martha Bárcena, fue un encuentro espontáneo, el cual se pronlogó más allá de las 22:30 horas.

Salimos y de manera improvisada, porque íbamos todos en un camioncito y el Presidente en la camioneta, invitamos a la delegación mexicana compuesta por funcionarios y empresarios, a pasar a la residencia a tomararse un tequilita, una agua de Jamaica o un vino tinto.

Fue una conversación muy agradable y un acto muy emotivo porque el Presidente estaba en sus habitaciones, porque él se adelantó, cuando entró a la sala de pronto todos los empresarios le tributaron un gran aplauso y le dijeron que nunca habían visto una visita que ellos recordaran tan exitosa en circunstancias tan difíciles, recordó Bárcena.

El Presidente tomó un poco de whisky, platicó con ellos de manera general y en grupos en los pasillos de esta casa.

Los empresarios, la delegación mexicana, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, pudieron recordar los detalles del cena, como la broma que hizo el propio Trump.

No hablé del muro; me porté muy bien, dijo y todos se rieron, incluidos los principales colaboradores del presidente estadounidense.

Les deja un mensaje

El mandatario agradeció el trabajo del personal diplomático mexicano durante la visita a la capital estadounidense, misma que calificó como importante para mantener la relación de respeto mutuo con EU. Además, enfatizó el orgullo que hay en mantener la libertad como país soberano.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button