Deportes

Futbolistas acusados de homicidio por accidentes automovilísticos

Agencias

Este domingo, Joao Maleck, canterano de Chivas, se vio involucrado en un accidente automovilístico en el que dos personas perdieron la vida tras impactar con su Mustang blanco la parte trasera de otro carro.

No es el primer incidente donde un futbolista ha estado inmiscuido en un caso donde otras personas han fallecido. Aquí te los presentamos.

Aurelio ‘Coreano’ Rivera

El entonces jugador del Puebla estuvo dos años en la cárcel por atropellar a dos ciclistas que perdieron la vida cuando el ‘Coreano’ Rivera manejaba en estado de ebriedad en 1996. La condena era de seis años; sin embargo, por buena conducta pudo salir antes de prisión y regresó a las filas de La Franja.

Gonzalo Farfán

En 1997, el técnico interino del América en aquel tiempo, atropelló bajo los efectos del alcohol a tres trabajadores de Telmex de la Ciudad de México, donde dos de ellos perdieron la vida; aunque unos días después de estar en prisión preventiva salió gracias al pago de una fianza.

Ramón Ramírez

El ex jugador de la selección mexicana se vio involucrado en un accidente automovilístico cuando se dirigía al Aeropuerto Miguel Hidalgo en Guadalajara, Jalisco, donde tomaría su vuelo a Monterrey para reportar con Tigres, pero camino a su destino su camioneta impactó a otro carro, incidente en el que fallecieron cuatro personas y aunque fue acusado de homicidio imprudencia salió libre bajo fianza.

Isaac Terrazas

El ex defensa del América atropelló a dos niños cuando militaba en el Veracruz en el 2003, accidente en el que murió uno de los pequeños, por lo que fue llevado al Ministerio Público; el ex jugador de los escualos salió libre bajo fianza.

Alejandro Molina y Luis Gorocito, un pleito afuera de un bar

Los ex jugadores de Necaxa tuvieron una riña afuera de un bar en Aguascalientes, en el que dejaron gravemente herido a Luis Mariscal en agosto del 2015; después de unos meses el joven falleció.

Alejandro Molina pudo salir de la cárcel tras declararse culpable y pagar una fianza de tres millones de pesos; misma situación en la que se encontraba Gorocito, aunque él no pudo dejar la prisión al no contar con el dinero.

Luis fue sentenciado a cuatro años, un mes y seis días de prisión, además de que se le fijó un pago de un millón de pesos por reparación de daños y 154 mil pesos de multa por homicidio doloso y lesiones dolosas en riña en agravio.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button