Salud

Granitos en la cara de tu bebé: ¿qué los causa y por qué los remedios de la suegra no funcionan?

Es lo más bello que tus ojos han observado. ¡Perfecto! Su nariz chiquita, labios suaves y mejillas redondas cubiertas por diminutos granitos… Intrigada, observas con detenimiento esas pequeñas protuberancias rojizasSalpullido no es ni alergia, entonces,  ¿qué son y qué los causa?

De inmediato llamas a tu mamá y ésta propone un remedio que en sus tiempos era efectivo, por lo menos para los granitos producto del calor o irritación, pero no para las erupciones que llenan la cara de tu bebé de un año o meses.

¿Qué es el acné neonatal?

No muy difundido, el acné neonatal surge en cualquier parte del rostro del bebé, pero por lo general se ve más en mejillas, nariz y frente. Éste suele ser frecuente y temporal, por lo que no se puede prevenir y tiende a desaparecer solo sin dejar cicatrices, describe el instituto médico Mayo Clinic.

Síntomas

  1. Estos granitos en la cara del bebé se distinguen por:
  2. Pequeños bultos rojos o blancos en las mejillas, nariz y frente.
  3. Aparecen en las primeras dos a cuatro semanas después del nacimiento.
  4. A veces estos granitos se pueden presentar en el mentón.

También puede ser acné miliar

Se trata de pequeñas vesículas blancas que aparecen en la nariz, mentón, pero a diferencia del anterior puede aparecer a cualquier edad.

Además, en ocasiones, pueden aparecer granitos en las encías o en el paladar del bebé, los cuales se conocen como “perlas de Epstein”. A diferencia del acné neonatal, que no tiene causa aparente, la milia se produce cuando hojuelas de piel quedan atrapadas en pequeños sacos cerca de la superficie de la piel.

¿Cuándo consultar al médico?

Si bien los granitos en la cara de tu bebé desaparecen solos, sin necesidad que les coloques nada sobre ellos, hay circunstancias en las que resulta importante acudir al médico. Ejemplo, que no se curan dentro de los tres meses o la tez de tu pequeño cambia de color.

¿Qué hacer para reducir su apariencia?

El instituto médico Mayo Clinic sugiere lo siguiente:

  1. Mantén el rostro del bebé limpio: A diario utiliza agua tibia y jabón.
  2. Seca con suavidad su rostro: A través de palmaditas
  3. No aprietes ni frotes la zona afecta.
  4. Evita utilizar lociones o aceites.

Ante cualquier duda no dudes en acudir al médico de inmediato.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button