Avance

Inicia juicio contra raptor de maestro desaparecido

Tardaron dos años en iniciar el proceso; hay sólo un detenido

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

Tras dos años de esfuerzos, de investigar e insistirles a las autoridades judiciales sobre la importancia de esclarecer las circunstancias en las que desapareció el profesor Albino Quiroz Sandoval, en Tepoztlán, Morelos, el 16 de marzo de 2017, hoy inicia el juicio contra el único detenido por el hecho, un abogado y expolicía.

“Hubo ocasiones en que sentía que no íbamos a lograr un juicio: el inculpado fue vinculado a proceso por privación ilegal de la libertad y como ese delito tiene una pena que cae dentro de los delitos que pueden solicitar un beneficio, que es la suspensión provisional de proceso, su defensor lo solicitó, pero mi familia y yo no estábamos de acuerdo”, dijo a Excélsior, Juan Carlos Quiroz Peñaloza, hijo del profesor.

La suspensión provisional de proceso es una forma alternativa de resolver un conflicto, pero sólo se puede llevar a cabo cuando las dos partes llegan a un acuerdo, cuando se acepta la reparación del daño y no se llega al juicio.

Pero la familia del profesor Quiroz Sandoval estaba en contra del acuerdo: “no podíamos aceptar una propuesta de solución alternativa porque lo que queremos es encontrar indicios de ¿qué hicieron con mi papá? Porque además sigue desaparecido”, expresó su hijo. Quiroz Peñaloza recordó que “la defensa del acusado estuvo buscando varios mecanismos de solución alternativa, incluyendo un amparo,  que consideró que tramitaron de mala fe, porque alegaron que no había víctima en el delito, ni tercero interesado” lo cual era falso.

A pesar de eso, la defensa del acusado logró obtener un amparo de un juez federal, para que pudieran volver a solicitar la suspensión provisional del proceso.

“Todas esas instancias legales y de proceso han cubierto gran parte de estos dos años, lo cual ha sido muy desgastante”, dijo Quiroz Peñaloza.

El hijo del profesor narró que en estos dos años han vivido un proceso doble: “por un lado está la tragedia de perder a un ser querido, que en el caso de un desaparecido es muy difícil, es estar en un limbo porque no sabes si sigue vivo o no; y al mismo tiempo, emprendimos un proceso judicial en contra del principal responsable”.

Lo que se sabe hasta el momento es que el principal sospechoso de la desaparición del profesor le había estado pidiendo dinero prestado a varios adultos mayores de Tepoztlán, con el pretexto de que “tenía una hija grave en el hospital”, pero la historia era falsa y sólo usaba ese argumento para pedir dinero y no regresarlo.

La familia del profesor Quiroz Sandoval supo después que su padre le prestó dinero a este defraudador detenido.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button