Nacional

La creación de paraestatales no es la solución a la crisis de salud en México, asegura Romero Hicks

 

Acción Nscional criticó que el Gobierno decidió crear esta distribuidora de medicamentos cuando el sector salud padece una de sus peores crisis por incapacidad e ineficiencia de sus funcionarios, sumado al desabasto de medicamentos, la estrategia para enfrentar el coronavirus y un Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) que no opera con reglas claras.

Ciudad de México.— Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de los diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN), señaló que la solución para el desabasto de medicamentos e insumos médicos no es la creación de paraestatales, pues han demostrado no solucionar problemas pero sí presionar los presupuestos.

De acuerdo con un comunicado emitido por Acción Nacional, el partido criticó que el Gobierno decidió crear esta distribuidora de medicamentos cuando el sector salud padece una de sus peores crisis por incapacidad e ineficiencia de sus funcionarios, sumado al desabasto de medicamentos, la estrategia para enfrentar el coronavirus y un Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) que no opera con reglas claras.

Romero Hicks precisó que en la práctica, “estamos ante la primera estatización del sexenio de un sector productivo, así como lo es la distribución de medicinas”.

El legislador blanquiazul denunció que la problemática que vive el sector salud nacional es en extremo complicada, pues antes de la pandemia de coronavirus, ya existía la falta de planeación, capacidad y profesionalismo en el sector salud, con desabasto de medicamentos para atender el VIH, cáncer, las llamadas enfermedades raras, los antihipertensitivos, anticoagulantes, equipos de protección personal, entre otros.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) acaba de dar a conocer en el reporte sobre “Desarrollo Humano y COVID-19 en México” que indica el problema del desabasto de medicamentos.

“El país atraviesa por un problema de desabasto de medicamentos que obedece a los cambios en las reglas de las licitaciones de medicamentos, particularmente las ocurridas entre 2019 y 2020”, puntualizó la ONU.

Asimismo, Naciones Unidas también señaló el desmantelamiento del sistema de protección social que manejaba el seguro popular y la sustitución del Insabi, que ha generado confusiones en su operación, incluida la compra de medicamentos e insumos para la salud.

Por su parte, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) confirmó que pese a la contigencia, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) gastó 13 mil millones de pesos menos que en el mismo periodo de 2019 y señaló que no ha sido posible identificar el cumplimiento de los requisitos mínimos de transparencia por el modelo de las asignaciones directas.

“Por lo mismo, la posición adoptada por los diputados de Acción Nacional en el periodo extraordinario no fue producto del capricho, compromisos con las empresas del ramo o una actitud de rechazo automático a todo lo que proponga Morena, sino de la preocupación por la salud de los mexicanos”, puede leerse en el oficio de Acción Nacional.

Los diputados blanquiazules votaron negativamente para modificar el artículo primero de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicio del Sector Público, respecto a que la nueva apertura de la paraestatal encargada de distribuir medicamentos, no resolverá el desabasto de medicamentos con calidad, oportunidad, transparencia y sin corrupción.

“Además de no satisfacer el abasto de calidad que requiere el país, abrir la puerta a las importaciones de medicamentos, abre también la puerta a la opacidad de las compras y la corrupción, además de que se dejará en la calle a cientos de miles de trabajadores de la industria farmacéutica y de distribución”, puntualizó el blanquiazul.

Romero Hicks agregó que la única explicación aparente para las medidas adoptadas por la actual administración, es la falta de confianza en el sector privado y el ánimo de estatizar sectores.

Además de salir al rescate de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que desde el pasado 7 de julio enfrenta la salida de los Estados Unidos de la institución, el blanquiazul dio a conocer que México es el principal aportante con cuotas de 400 millones de dólares anuales, lo que representa el 15 por ciento del presupuesto de la organización.

“Si el funcionamiento de las paraestatales siempre ha sido problemático, desplazar a empresas en el campo de la medicina y frente a la emergencia mundial del coronavirus, esta virtual estatización resulta irresponsable”, subrayó Acción Nacional.

“Ha quedado demostrado hasta el cansancio que tratar de solucionar problemas a través de paraestatales no únicamente no es la solución, sino que implica un altísimo costo para la población”, concluyó.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button