Nacional

La Guardia Nacional frenará a migrantes

Mantiene EU amenaza de imponer aranceles de 5% el lunes

Ciudad de México.- El canciller Marcelo Ebrard dijo que la jornada de conversaciones para impedir la imposición de aranceles terminó sin acuerdo, pero que las negociaciones continuarán. Indicó que se le informó a Estados Unidos del envío de 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur.

Precisó que “he visto versiones en algunos medios de que ya hay un acuerdo, no hay tal acuerdo todavía, la administración ha presentado su punto de vista, nosotros los nuestros”.

Por otra parte, y luego de que elementos de la Guardia Nacional y del Ejército mexicano detuvieron una caravana de centroamericanos en Chiapas, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no se permitirá la migración ilegal.

“No se puede permitir que transiten (los migrantes) por nuestro territorio de manera ilegal, sin violar las leyes y al mismo tiempo atendiendo las causas; tenemos que aplicar nuestras leyes y evitar la migración ilegal, ese es un planteamiento. Hacerlo respetando los derechos humanos, una cosa que debe saberse es que entre esos migrantes vienen niños, miles de niños y solos, sin padres, es una crisis humanitaria”.

Antes, el vicepresidente estadunidense Mike Pence dijo que la decisión de seguir adelante con los aranceles a productos mexicanos a partir del próximo lunes depende de Donald Trump. En tanto, la Casa Blanca afirmó que EU mantendría su postura.

‘Cede’ México ante EU y blindará frontera sur

La presión del Presidente de Estados Unidos Donald Trump contra México en materia migratoria, demostró ayer su efecto. El Gobierno federal se comprometió a reforzar la frontera sur después de dos días de negociaciones con el fin de evitar la entrada en vigor del nuevo arancel del 5% anunciado por Washington para el próximo lunes.

Trump reclama que la Admnistración de Andrés Manuel López Obrador aumente de inmediato los controles y reciba a más asilados.

Las negociaciones entre ambos países continuarán este viernes, según informó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien describió las negociaciones como algo que “no es fácil”.

Se dijo confiado y optimista de que se logre un acuerdo para atender el aumento significativo que se ha presentado en el flujo migratorio y “ambos coincidimos en que la situación actual no se puede mantener como está”.

Ebrard dijo que lo que Estados Unidos está buscando son medidas a corto plazo, pero aseguró que las autoridades de ese país conocen la posición de México.

Derecho a reforzar

Tras las especulaciones que derivaron de una presunta filtración al diario Washington Post, en torno al envío de 6 mil elementos de la Guardia Nacional (GN) a mitigar la situación, el titular de la SRE lo confirmó.

“Nosotros le hemos informado al Gobierno de Estados Unidos que México aprobó la Guardia Nacional, y tiene la encomienda de cubrir las coordinaciones regionales en la frontera sur; le hemos dicho que son 6 mil hombres desplegados”.

Desde México, esto fue secundado por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. La funcionaria adelantó que entre los sitios a donde irá la GN están Tamaulipas (Reynosa), Chihuahua, Chiapas (Tapachula) y Oaxaca.

“La Guardia Nacional se va a implementar en todo el país, una de las zonas es precisamente también la frontera sur, como también lo será la frontera norte”.

También aseguró que México tiene el derecho de reforzar sus medidas de control migratorio y seguridad, tal como ocurrió ayer por la tarde en Chiapas cuando un grupo de alrededor de 500 migrantes irrumpió por la fuerza pretendiendo recorrer territorio nacional sin querer regularizarse.

“Nosotros lo que queremos es que la gente entre ordenada, no irrumpa a nuestro país, nosotros tenemos nuestra soberanía, tenemos nuestras leyes”.

Cualquier medida que pacte con Estados Unidos resulta insatisfactoria para México, en tanto conlleva una cesión por su parte mayor que la que hará la Administración Trump.

Sin cambios

La portavoz de la Casa Blanca, Sara Sanders, enfrió las expectativas en un comunicado hacia el final de la jornada.

“La postura no ha cambiado y en este momento seguimos con los aranceles”, señaló, idea que el vicepresidente Mike Pence, repitió en un acto público en Pensilvania, quien además indicó que “la última palabra la tiene Trump”.

Washington quiere que México acoja más asilados y que incluso asuma la condición de tercer país seguro, extremo al que la Administración de López Obrador se niega, al menos de forma explícita, aunque admita que deben adoptar medidas drásticas si quiere frenar la imposición de aranceles a los productos mexicanos a partir del próximo lunes. A cambio, México quiere lograr un compromiso de Trump de que invertirá en un plan integral de migración con Centroamérica, la única solución que, a mediano plazo, consideran factible para paliar la situación.

‘Por la dignidad’

El presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a un acto este sábado en Tijuana, Baja California, para defender la dignidad de México y a favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos.

El Mandatario dijo que invitaría a gobernadores, legisladores federales y locales, ministros de la Corte y al Poder Judicial, dirigentes obreros y empresariales, y líderes religiosos.

“Vamos a llevar a cabo, y estoy convocando al pueblo de México, a todos los sectores de todas las clases sociales y culturas, para un acto de unidad de defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos”, afirmó en Palacio Nacional.
En tanto, dijo que tiene confianza en que se logre un acuerdo en las pláticas de la delegación mexicana.

Insistió en que no confrontará al Gobierno estadunidense y actuará de manera responsable para cuidar la relación con autoridades y el presidente Trump.

Pero también afirmó que su Gobierno no permitirá el tránsito de migrantes por territorio mexicano de manera ilegal, aunque respetará los derechos humanos.

“Tenemos que aplicar nuestras leyes y evitar la migración ilegal, ese es un planteamiento. Hacerlo respetando los derechos humanos, una cosa que debe saberse es que en esos migrantes vienen niños, miles de niños y solos, sin padres, es una crisis profunda, humanitaria”. (Con información de Agencia Reforma/Forbes)

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button