Internacional

La historia del hombre que asfixió a un puma para salvar su vida

Por Agencias

COLORADO, ESTADOS UNIDOS.

Este hombre de Colorado que mató a un puma con sus propias manos la semana pasada relató el espeluznante evento a Colorado Parks and Wildlife en un video publicado el jueves, en el que describe cómo se encontró con el poderoso depredador y logró salir con vida.

Travis Kauffman se encontraba en el Horsetooth Mountain Park, cerca de las Montañas Rocosas, el lunes pasado cuando ocurrió el ataque.

Escuchó unos ruidos, se volteó rápidamente y se encontró con un puma de montaña que estaba acechándolo. “Sentí que el corazón se me iba al estómago”, recordó Kauffman. Encontrarse con un animal así era “uno de sus peores temores”, dijo.

La historia del hombre que asfixió a un león para salvar su vida

El puma no se rindió ante los gritos y sacudidas de Kauffman (una táctica para asustarlos), y se le echó encima. El animal mordió su brazo con sus poderosas mandíbulas mientras caían cuesta abajo.

A estas alturas, la mayoría de las personas probablemente se pondrían en posición fetal y le darían la bienvenida a la muerte, pero Kauffman se defendió. El secreto de su éxito en la batalla de vida o muerte, dijo, fue su gato mascota.

Como tengo un gato, me di cuenta de que una vez que lo tienes por la espalda, sus patas traseras se vuelven locas”, explicó. “Así que estaba bastante preocupado de que las garras traseras me desgarraran las entrañas o mi ingle”.

Entonces, sujetó las patas traseras del puma con su rodilla. Luego intentó apuñalarlo con palos y golpearlo con una piedra. Cuando ambas maniobras fallaron, finalmente logró pisar el cuello del animal y lo asfixió.

Kauffman dijo que fue muy “desafortunado” tener que matar al puma. Estas experiencias nos recuerdan que la naturaleza puede ser verdaderamente salvaje, y sería prudente nunca olvidar eso.

Agregó que, si hubiera traído audífonos, probablemente habría muerto, ya que no habría escuchado al puma escondido detrás de él.

Colorado es el “país del puma”, con una población local de aproximadamente 3 mil a 7 mil de estos grandes felinos. La especie (también conocida como puma, pantera y catamount) es un tanto esquiva, y es raro que ataquen a los humanos, de acuerdo con Colorado Parks and Wildlife.

Las lesiones de Kauffman requirieron 16 puntos y un cóctel de antibióticos. Hasta el momento, se está recuperando y dijo en una conferencia de prensa el jueves que su nueva fama es por “una razón que no se merecía”.

Y aunque ser atacado por un puma de montaña apesta, tiene un beneficio.

Él sabe que pasó algo”, dijo Kauffman de su gato, Obie. “Así que ha estado muy cariñoso conmigo”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button