Avance

La verdad histórica de la PGR se hace pedazos; caso Ayotzinapa

Blanca Bernal, la exministerio público federal arrestada, trabajó con Tomás Zerón para convertir al río San Juan en uno de los escenarios definitivos en la desaparición de los 43 normalistas, hace casi seis años, y ya está declarando

CIUDAD DE MÉXICO.

Con las declaraciones de la exagente del ministerio público federal Blanca Alicia Bernal Castilla, la verdad histórica —de la extinta Procuraduría General de la República (PGR)— sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, hace casi 6 años, está por colapsar.

Bernal Castilla, documentaron tanto el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) como por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), actúo junto con el exdirector de la Agencia Criminal de Investigación (ACI), Tomás Zerón de Lucio, actualmente prófugo, para convertir el río San Juan, en Cocula, en uno de los dos escenarios definitivos de la desaparición de los estudiantes.

Como agente del Ministerio Público federal Bernal Castilla fue quien posibilitó la salida ilegal de un detenido de instalaciones de la PGR en la Ciudad de México para ser llevado a una supuesta diligencia ministerial en Cocula. Ordenó también que se le retirara la guarda y custodia.

Bernal Castilla es quien como MPF debió de dirigir la diligencia que Zerón de Lucio presuntamente hacía el 28 de octubre de 2014 en el río San Juan, 91 días antes de que la PGR presentará la verdad histórica de la desaparición de los normalistas, el 27 de enero de 2015.

Hace cuatro años, aún en libertad, Bernal Castilla inicialmente encubrió al funcionario que recibió, trasladó y regresó a la guardia de la Policía Federal Ministerial a Agustín García Reyes, alias El Chereje, quien supuestamente reveló cómo desaparecieron los restos calcinados de los normalistas dentro de ocho bolsas de plástico negro en el cauce del Río San Juan.

Semanas después, Bernal señaló al entonces titular de la Unidad Especializada en Investigación de Asalto y Robo de Vehículo, Abraham Eslava Arbizu, quien presuntamente participó en los hechos de tortura en contra de Felipe Rodríguez Salgado, alias El Cepillo, hechos públicos en julio pasado, como a quien entregó a El Chereje.

Con todas esas pruebas, la CNDH acusó a la Visitaduría General de la PGR de encubrir a Bernal Castilla, pues no desahogó ninguna diligencia para esclarecer los actos anómalos detectados en su trabajo.

Excélsior publicó el sábado pasado que Bernal Castilla había sido detenida a principios de este mes, según información que obtuvieron los padres de los normalistas en la reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

La Unidad Especializada en Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa (UEILCA) de la FGR, considera como “relevante” a Bernal Castilla. Según la autoridad, Bernal “escribe la verdad histórica”. Los cuatro delitos por los que la FGR solicitó su orden de aprehensión  fueron confirmados.

De acuerdo con el Informe II del GIEI, el 28 de octubre de 2014, a las cuatro de la tarde, “la agente del Ministerio Público Blanca Alicia Bernal Castilla acordó la realización de diversas diligencias relacionadas con Cocula y el Río, dado que se presume que en el lugar denominado río San Juan, ubicado en el municipio de Cocula. Guerrero, pudiesen encontrarse indicios que nos lleven al paradero de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa”. (Bernal) solicita un defensor para la diligencia de reconstrucción de hechos, solicita que se designen peritos en materia de fotografía, video, criminalística, antropología, medicina forense y apoyo a la Secretaría de la Marina Armada de México para que proporcione seguridad perimetral y “para que designe buzos de trabajos submarinos para que realicen labores de búsqueda de posibles restos humanos en el cauce del río San Juan”. Pero según el registro videográfico y de fotografía, un grupo de peritos se encontraba ya en la escena del río San Juan tomando evidencias y analizando la zona desde el día 28, a partir de las 3:00 pm, aproximadamente”.

En esa “diligencia”, encabezada por Zerón de Lucio —a quien las autoridades mexicanas buscan en Canadá— llevaron a El Chereje. Un video divulgado por el GIEI fue la prueba de este hecho en el río San Juan.

El objetivo, según la PGR, era “reconstruir” cómo después de que los normalistas fueron incinerados en el basurero de Cocula sus restos fueron metidos en ocho bolsas negras de plástico y arrojadas al cauce del río San Juan.

Presuntamente en ese contexto fue que se encontraron los restos de Alexander Mora Villavicencio, uno de los 43 normalistas. Uno de los tres restos óseos identificados entre los 43 normalistas. Los otros son de Jhosivani Guerrero de la Cruz y Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

Bernal Castilla también es relacionada con los probables hechos de tortura que sufrió García Reyes, para que le declarara a Zerón de Lucio cómo supuestamente se habían desecho de los restos de los normalistas.

Elementos de la Secretaría de Marina detuvieron a García Reyes, en Cocula, el 27 de octubre de 2014, a las seis de la tarde. Según la puesta a disposición, la detención fue pacífica.

“El médico naval únicamente registró una equimosis en hipocondrio izquierdo y, según refiere el informe médico, dicha evaluación fue realizada dentro de instalaciones de la SEIDO. Sin embargo, en el acta ministerial se señala que fue llevado a la SEIDO ingresando el 27 de octubre de 2014 a las 23:00 h”, narra el GIEI.

“El informe médico del 28 de octubre de 2014 a las 00:50 h, dos horas después de su ingreso y siete horas después del primer informe médico realizado posteriormente a su detención, refiere la existencia de 30 lesiones que no tenía al momento de ser revisado por el médico naval. Incluso en una de las lesiones se atribuye la causa a un “chupetón”, lo que podría ser un golpe o un pellizco y no existía en el primer informe (equimosis violácea por sugilación (chupetón) de 2×0.8 cm en cara lateral izquierda del cuello)”, señala el informe del GIEI.

La declaración ministerial del 28 de octubre de 2014, a las tres de la madrugada, dos horas después de dicho informe médico, El Chereje firmó una declaración en la que señala que las lesiones se las ocasionó antes de la detención haciendo trabajos pesados. Sin embargo, dicha declaración es desmentida por el informe del médico naval que no registró más que una lesión tras la detención.

En su Recomendación 15VG-2018 Caso Iguala, la CNDH documentó el testimonio de El Chereje sobre lo ocurrido el 28 de octubre de 2014, cuando debió estar a cargo de Blanca Bernal.

“Yo estaba detenido en SEIDO, estaba en una celda, y nomás me sacaron y me subieron al helicóptero, y ya en el helicóptero me dijeron que me iban a llevar a puente río San Juan y que ahí había unas bolsas que yo tenía que señalar, que si no hacía me iban a torturar, entonces yo contesté que sí, y volamos hasta puente río San Juan, y ya cuando íbamos aterrizando en la cancha de futbol, me dijeron que si conocía ese lugar y me dijeron que sí, y entonces llegamos y me bajaron y me dijeron que no se me olvidara lo que había dicho, y entonces ya me llevaron hasta donde estaban una bolsa de plástico, y ya uno de ellos vestido como de negro me llevaba del cuello y me dijo que si intentaba correr me iba a disparar (…)

En el Apartado 31 de la Recomendación de la CNDH, sobre la incursión de Zerón de Lucio al Río San Juan, la exmpf Bernal Castilla es mencionada en 20 ocasiones.

Una de ellas en el Acuerdo de Conclusión del 5 de diciembre de 2016, donde se precisaron conductas atribuidas a siete servidores públicos involucrados en el tema del río San Juan, así como la determinación recaída por tales actos u omisiones.

Sobre Blanca Alicia Bernal Castilla, la CNDH documentó que, “en su carácter de agente del Ministerio Público de la Federación asentó indebidamente diligencias ministeriales del 29 de octubre de 2014; fue omisa en glosar a la averiguación previa el oficio SEIDO/UEIDMS/FE-D/9941/2014, relacionado con el cese de guardia y custodia del detenido Agustín García Reyes (a), El Chereje, además de omitir formalidades, por no haber foliado, rubricado y sellado el citado oficio ni anexarlo de forma consecutiva a las actuaciones del expediente…”

Esta línea de investigación que ahora sigue la Unidad Especializada en Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa (UEILCA) de la Fiscalía General de la República (FGR) tiene mayor relevancia en la construcción de la verdad verdadera del caso de los normalistas.

El punto es que en el episodio del río San Juan estuvo directamente relacionado el titular de la UEILCA, el fiscal Omar Gómez Trejo. Él presenció la llegada de Tomás Zerón al campo de futbol de Cocula para de ahí ir al río San Juan.

Incluso, el exdirector de la ACI intentó, en un momento dado, poner de testigo a Gómez Trejo, entonces secretario ejecutivo del GIEI, como parte de su proceder en la supuesta diligencia del río San Juan, lo cual fue desechado con las pruebas de que hizo Gómez Trejo en ese lugar, el 28 de octubre de 2014.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button