Salud

Lactancia materna diferida: ¿qué hacer cuando no quieres o no puedes amamantar?

Agencias

La sociedad ha ido cambiando, y con ella creencias que a veces hacen mucho daño. Hoy sabemos el gran valor nutricional y afectivo del amamantar, pero también, que no es una opción para algunas mujeres (ya sea por elección y por otras circunstancia). Y no por ello el mundo se acaba, lo contrario, renace en alternativas como la lactancia materna diferida.

Qué es la lactancia diferida

 

Básicamente se trata de “seguir alimentando a nuestro bebé con leche materna, pero no directo del seno. Es decir, se extrae la leche y se le da a comer a través de vaso, cuchara o biberón”, describe Erandi Monter, educadora perinatal y doula de Chicco.

Hay diversas situaciones que nos pueden orillar a una lactancia diferida. ¿Cuáles son?

  • Decisión propia (válida y de respetar)
  • Problema que lleva a una hospitalización de la madre o bebé; ejemplo, recién nacidos prematuros
  • Ingurgitación mamaria (molestias en el pecho que van desde inflamación, dureza o dolor en los senos)
  • Incorporación de la madre al trabajo

Cómo iniciar con la lactancia diferida

En pequeños que acaban de nacer lo ideal no es empezar la lactancia diferida con biberón. Debido a que se puede dar una situación llamada ‘confusión de succión’. Al bebé le puede resultar tan cómodo sacar la leche de un biberón, que al pegarlo seno ya no quiere. La razón, que en este último se requiere mayor fuerza de los músculos de la boca”, señala Erandi.

 

Para iniciar, y si tu nene es muy pequeño, lo mejor es emplear una cuchara o vaso de lactancia. Aunque, si ya conoce tu seno y es más grande (tres meses o dos) puedes optar por biberones. ¿Cómo cuales?

  • Siguen el ritmo de succión natural e individual del bebé
  • Agarre perfecto (se adapta perfectamente a la boca)
  • Tetina suave y elástica con un acabado soft sense
  • Máxima higiene y fácil limpieza

Estas piezas para dar de comer a tu pequeño deben contar con una etiqueta en la que se describa el producto. Una buena opción es el biberón Perfect5 de la marca Chicco.

Cómo extraer la leche para hacer una lactancia diferida

 

Paso 1

Lava bien tus manos con jabón neutro y después limpia tus pechos con una gasa humedad. Algunas farmacias venden toallas o algodón especial para limpiar los pechos. Posteriormente, seca con cuidado la zona.

 

Paso 2

Relájate. Recuéstate por 10 minutos, mientras escuchas un poco de música y aplica compresas calientes sobre los pechos. Pasado este tiempo, realiza un leve masaje circular alrededor de tu seno, inicia por la parte superior del pecho, haciendo presión. Sostén tu seno por la parte inferior, coloca tu pulgar arriba y presiona.

Almacena la leche materna en un recipiente esterilizado y guarda en un espacio frío. Realmente la lactancia materna diferida es parte de nuestra vida, pero si quieres saber más te invito a ver este video. 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button