Salud

Las lesiones más comunes de la piel por la exposición al sol

 

Las lesiones más comunes de la piel por la exposición al solSon muchas las personas las que al llegar al verano, deciden pasar horas y horas bajo el sol para conseguir una piel lo más bronceada posible. Sin embargo, el ponerse tanto al sol provoca en la piel una serie de lesiones y daños que hay que tener en cuenta. Es importante el saber tomar el sol el tiempo adecuado y proteger la piel de los rayos ultravioletas.

 

En qué consiste la radiación solar

 

Los rayos solares están formados por la radiación visible e invisible. Los rayos ultravioletas B están presentes en la radiación invisible y son los auténticos culpables de la gran mayoría de las lesiones que sufre la piel.

 

Durante los meses de verano, estos rayos ultravioletas de tipo B son bastante más dañinos y peligrosos para la piel, por lo que hay que tomar el mayor número de precauciones posibles. Acto seguido te hablamos de una manera más detallada de las lesiones más comunes de la piel y cómo tratar las mismas.

 

Quemaduras del sol

 

Esta clase de quemaduras son causadas por los rayos ultravioletas de tipo B. Se producen por una exposición prolongada al sol, dañando a la propia piel. En cuanto a los síntomas propios de las quemaduras hay que señalar:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Aparición de pequeñas ampollas.
  • Formación de edemas.
  • En los casos más graves, la persona puede llegar a tener un estado febril alto, cansancio, dolores de cabeza y nauseas.

Estos síntomas aparecen unas horas después de haber tomado demasiado el sol. Con el paso de los días, la piel afectada sufre un proceso de descamación que permite que la piel sane perfectamente.

 

Envejecimiento de la piel

El dañar constantemente la piel, puede llegar a provocar que la misma envejezca mucho antes de lo previsto. Se ha podido comprobar como el tomar mucho el sol, es el causante de la aparición prematura de arrugas y de manchas en toda la piel. Una persona que toma en exceso el sol, va a envejecer mucho antes que otra que protege la piel de los rayos solares.

 

Cáncer de piel

Tomar el sol de una manera prolongada y excesiva puede aumentar el riesgo de sufrir cáncer de piel en un futuro. Se estima que la gran mayoría de los carcinomas de la piel se dan en zonas expuestas al sol como es el caso de la cara, los brazos o el cuello. Hay varias tipos de cáncer de piel:

  • El melanoma es el cáncer de piel menos frecuente de todos, aunque en los últimos años se han incrementado los casos. Se suele dar con una mayor asiduidad en personas de piel clara que han sufrido quemaduras frecuentes durante su infancia.
  • El carcinoma espinocelular representa el 20% de los cánceres de piel. En la mayoría de los casos se producen a causa del uso excesivo de las conocidas como camas bronceadoras o rayos UVA.
  • El carcinoma basocelular es el cáncer de piel más frecuente en la actualidad. Casi un 80% de las personas que sufren cáncer en la piel es a causa del carcinoma basocelular.

    Reacciones alérgicas

  • Es posible el desarrollar una reacción alérgica en la piel a causa de una exposición prolongada al sol. Estas reacciones se caracterizan por la aparición de sarpullidos y manchas rojas. Dichas reacciones pueden darse de una forma leve y desaparecer por sí solas al cabo de los días o ser más graves y requerir de un tratamiento a base de crema con corticoides.

Queratosis solares

 

Se trata de una serie de lesiones que sufre la piel y que pueden provocar cáncer de piel. Suelen aparecer a partir de los 40 años en personas que han tomado mucho el sol. Dichas lesiones suelen darse sobre todo en zonas como el rostro o el cuero cabelludo. El problema de la queratosis es que se suelen confundir con verrugas, no prestándole la importancia que realmente tienen.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button