Nacional

Los aeropuertos son hoyo migrante; denuncian maltrato por parte de autoridades

Las peticiones de asilo han aumentado cinco mil por ciento en los últimos siete años, de acuerdo con la Comar; se siguen quejando de malos tratos por parte de autoridades, pese a que éstas se han comprometido a lo contrario

CIUDAD DE MÉXICO.

Mariana, con cinco meses de embarazo, voló de Caracas hacia la Ciudad de México. En su equipaje traía un oficio que había escrito asesorada por abogados, en el que solicitaba asilo en nuestro país, debido a lo delicado de su condición y a la falta de comida y de medicamentos en Venezuela, pero en lugar de refugio lo que encontró en el aeropuerto fue una “zona negra”, en la que autoridades migratorias la aislaron, incomunicaron y amenazaron durante seis días.

En México, así como Mariana, en los últimos 11 meses, 66 mil personas han solicitado asilo. Un incremento de 154% en las peticiones, respecto a 2018.

Pero si se hace un comparativo de los últimos siete años, las solicitudes aumentaron cinco mil por ciento, de acuerdo con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

En este aislamiento, en las estaciones migratorias del aeropuerto de la CDMX, la historia de Mariana se volvió viral en redes sociales, porque esta joven venezolana logró solicitar ayuda a su hermana Fiorella, a través de una nota escrita a mano por un hermano que acompañaba a Mariana y que la envió con otro pasajero colombiano que también estuvo retenido y a quien se le negó la entrada a México y fue devuelto a su país.

Esta nota escrita el pasado 29 de noviembre fue retuiteada por el propio expresidente Felipe Calderón con el siguiente mensaje: “Secretaria @M_OlgaSCordero esos jóvenes están bajo su responsabilidad. Muestre el sentido humanitario que dicen tener…”.

“No nos permiten comunicarnos de ninguna forma…No nos dan las comidas a las horas correspondientes. Aguantamos el hambre gracias a amigos que nos dan un poco de sus comidas… POR FAVOR ENVÍEN A ALGUIEN”, se leía en la nota.

“Este pasajero cuando llegó a Colombia nos hizo llegar la nota fotografiada, a través de WhatsApp, en donde mi hermano y Mariana pedían auxilio y explicaban todos los abusos y desesperanza que sentían. Desde entonces, todo esto ha sido una pesadilla. Son unas condiciones inhumanas que las autoridades migratorias les dan”, manifestó Fiorella a Excélsior.

El aeropuerto se ha convertido para los refugiados en un territorio sin ley en el que ni abogados, ni familiares, ni asociaciones civiles logran contactar a los solicitantes, que la mayoría de veces simplemente son aislados e incomunicados, como Mariana, para luego terminar siendo deportados o expulsados a sus países de origen con la siguiente frase: “No, eso (el refugio) ya no existe en México”.

“Hay mucha discrecionalidad por parte de las autoridades migratorias, particularmente en los aeropuertos, porque son zonas prácticamente inaccesibles. Nosotros como abogados no podemos ingresar, pero tampoco hay presencia de la Comar ni de las organizaciones internacionales como la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR. Es una zona negra”, denunció en entrevista con Excélsior, Daniel Berlín, subdirector de la organización-Asylum Access México (AAMX) A.C., dedicada a defender y promover los derechos de las personas refugiadas.

Cuestionado por Excélsior sobre esta situación, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró, que ya estaba al tanto de las violaciones a derechos humanos que se cometen por parte de autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM), en los aeropuertos internacionales a pasajeros extranjeros y solicitantes de asilo.

“Lo que estamos haciendo es darle seguimiento a estos casos. Se hizo una mesa con el INM, porque las víctimas no solamente son de Sudamérica, sino también hay de varias nacionalidades. Estamos trabajando en eso.  Yo creo que el INM es la institución que le corresponde dar avances sobre estas mesas… No te podría dar alguna fecha exacta de cuándo lo harán, pero les voy a sugerir que sea pronto”, respondió Ebrard.

Mientras Fiorella tocaba las puertas de diversas organizaciones que protegen los derechos para refugiados, como Asylum Access, la Clínica Jurídica Alaíde Foppa para Personas Refugiadas de la Universidad Iberoamericana y que apoyan a los venezolanos residentes en México; Mariana continuaba siendo arropada por los extranjeros que se encontraban también privados de su libertad en las estaciones migratorias del aeropuerto Benito Juárez y quienes de manera solidaria, racionaban la escasa comida que recibían una vez al día para poder dársela a ella.

Fiorella logró el respaldo de varias organizaciones que le ayudaron a encontrar a su hermana y a tramitar un amparo legal, que impidiera la deportación de Mariana a Venezuela.

“Hemo visto muchos casos de personas en los aeropuertos mexicanos, en donde existen detenciones arbitrarias y condiciones muy graves de violaciones a derechos humanos, en los que no se les da comida y ni siquiera agua”, aseguró Daniel Berlín de Asylum Access.

El número de solicitudes de refugio en México rompió el récord histórico en 2019. De las casi 127 mil personas que se lo han pedido a México de 2013 a la fecha, 66 mil lo hicieron en los últimos 11 meses, como Mariana.

Los dos países que más han solicitado refugio en México por tierra en 2019 son: Honduras (29 mil 146) y El Salvador (ocho mil 711); y a través de los aeropuertos, Cuba (ocho mil 42) y Venezuela (7,174), según datos de la Comar.

“La mayoría de los hondureños y salvadoreños vienen por tierra, huyendo de la violencia, de los problemas con pandillas y del crimen organizado. Mientras, que en los aeropuertos sobretodo hemos visto solicitantes de refugio a venezolanos y a cubanos. Normalmente, los de Venezuela huyen de persecución política, violencia generalizada, violaciones graves de derechos humanos. Ahora ese país padece una crisis humanitaria súper fuerte. De Cuba, la mayoría llega por persecución política”, explicó Berlín.

El 99% de las 6 mil 326 solicitantes de refugio, que se tramitaron en Comar por venezolanos en 2018 fueron aceptadas, debido a la grave crisis humanitaria que enfrenta ese país.

“Devolver a los venezolanos que solicitan refugio, sin permitirles contactar a la Comar, sabiendo de la crisis humanitaria  que enfrenta Venezuela; mintiéndoles, diciendo que ‘esa figura (de refugio) ya no existe’ y obligarlos a que regresen a su país,  es algo que no solamente violenta a la Ley de refugio o a la Constitución de México, sino también a varios tratados internacionales, como la Convención Sobre el Estatus de Refugiados de la ONU”, denunció Berlín.

Sin apoyo

Al llegar al aeropuerto, Mariana presentó a las autoridades migratorias el preregistro, que había realizado de manera digital en la Comar, antes de volar a Ciudad de México, pero aún así las autoridades del INM la aislaron en las estaciones migratorias y amenazaron con devolverla a Caracas.

Ella aterrizó a México el 29 de noviembre y poco antes de esa fecha, a mediados de octubre, las alarmas comenzaron a encenderse entre las organizaciones de protección a refugiados.

Los casos que llegaron a la Clínica Jurídica de la Ibero, ya no eran nada más de pasajeros extranjeros que viajaban como turistas a México y que eran aislados y devueltos a sus países como se ha denunciado desde 2013; ahora también se negaba el acceso a personas, que como Mariana, llegaban pidiendo asilo a los aeropuertos mexicanos.

“Lo más preocupante de las denuncias que hemos estado acompañando es que se trata de personas que ingresan con su documentación necesaria para hacer la solicitud de asilo, como pasaporte y escrito dirigido a la Comar”, denunció Elba Coria, de la Clínica Jurídica de la Ibero.

Las Leyes sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político y la de Migración son muy claras y dicen que toda persona que llega, por cualquier punto de entrada: aeropuerto, frontera, etc. y expresa un deseo de solicitar el asilo aquí en México, tiene que ser presentado con Comar y procesado como una persona peticionaria de refugio. Algo que las autoridades migratorias están incumpliendo, de acuerdo con Elba.

“Venezuela se encuentra en situación de crisis humanitaria y violación sistemática de los derechos humanos. Prueba de ello son los más de cuatro millones de refugiados e inmigrantes venezolanos, casos consignados por parte del Foro Penal Venezolano a la corte de La Haya y en Human Rights Watch sobre persecución política, autoritarismo, desmantelamiento del estado de Derecho, ejecuciones extrajudiciales y prisión política”, argumentó René, en entrevista con Excélsior.

La hermana de René también fue aislada en el aeropuerto de la Ciudad de México, como Mariana; sin embargo a ella sí, usando la fuerza, la regresaron al  mismo destino que había embarcado, horas atrás, a Bogotá, Colombia.

“En la madrugada, bajo engaños, las autoridades migratorias la llevaron al área de embarque, diciéndole que ya se había resuelto su petición de refugio y cuando llegó al túnel fue forzada físicamente para subir al avión y tomar el asiento que la aerolínea había asignado”, denunció René.

Documentación

En dos meses, la oficina de Reinaldo Díaz Ohep, representante de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional de Venezuela en México, logró documentar cuatro casos de venezolanos que llegaron a nuestro país, a pedir asilo y a todos se les violaron sus derechos humanos: se les negó el contacto con la Comar y fueron devueltos a sus destinos de origen.

“Cuando a ningún refugiado lo puedes devolver o deportar, porque lo que está en juego es su vida, su libertad, seguridad y derechos esenciales para una vida digna”, aseguró Elba Coria.

Desde diciembre de 2018, los jefes de Estado, incluido el del México, reafirmaron la Declaración de Nueva York para Refugiados y Migrantes.

“Uno de los principales puntos de la Declaración de Nueva York señala: una política de no securitización y protección de los derechos humanos de todos, independientemente de su condición. Esto incluye a mujeres y niños y niñas. Sin embargo, las evidencias muestran que México tampoco está garantizando la protección a estos grupos”, concluyó José Israel Ibarra González, doctor en estudios de migración, egresado de El Colegio de la Frontera Norte.

La semana pasada, Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos, población y migración de la Secretaría de Gobernación, participó en Ginebra, el primer Foro Mundial Sobre los Refugiados, en donde se comprometió, en un discurso de tres minutos, a brindar protección a los solicitantes y a resolver las peticiones de asilo, con apego a estándares internacionales.

“En el Pacto Global de Refugiados, al que acaba asistir Encinas, se reconoce el derecho a no ser devueltos y a la no detención de solicitantes, pero México está haciendo todo lo contrario”, denunció Elba Coria.

Luego de seis días de aislamiento en el aeropuerto Benito Juárez, Mariana fue trasladada a La Estación Migratoria Las Agujas, en Iztapalapa. Su estatus migratorio aún continúa en proceso de resolución.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button