Deportes

Los costos del engaño en el caso de dopaje de Carmona y Galindo

Una carrera truncada, otra afectada. Dos futbolistas marcados, además de personajes con diversas consecuencias fueron el saldo del caso de dopaje de Salvador Carmona y Aarón Galindo que se conoció durante la Copa Confederaciones del 2005.

A casi 15 años de distancia pocos saben del destino Carmona, mientras que Galindo se retiró y estudia para entrenador en España, si bien su potencial era para haber hecho una carrera de mucho más altos vuelos, según el Doctor Nicolás Zarur, quien lo conoció desde los inicios de su carrera.

Carmona estaba en un momento ilustre y yo creo que Aarón Galindo también; yo creo que Aarón Galindo pudo haber sido el mejor defensa central de México de la historia porque era un tipo espectacular y sí creo que sicológicamente lo mermó”, consideró Zarur a Mediotiempo.

 

El médico aseguró que él mismo hubiera seguido ligado al futbol en Primera División. Por su parte, David Cohen, el abogado de Cruz Azul en ese momento, así como de Carmona años después durante el litigio contra la Federación Mexicana de Fútbol, afirmó que el caso significó un golpe de realidad.

“Representó definitivamente el rompimiento de cualquier sueño de justicia que yo como abogado hubiera podido tener”, expresó.

 

Después del dopaje, justificado primero por la FMF como una “indisciplina grave”, Carmona reincidió por consumir una sustancia prohibida, de manera que el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS por sus siglas en francés) con sede en Suiza lo suspendió de por vida.

Sin embargo, el jugador antes había sido absuelto por la Comisión de Apelación y Arbitraje en el Deporte (CAAD), que depende de la Secretaría de Educación Pública, por lo que Cohen y Carmona llegaron incluso a la Suprema Corte, donde confirmaron la derrota ante la FMF.

 

‘QUE JUEGUE’

La reincidencia de Carmona  significó una polémica aparte, ya que tras perder ante el TAS, Cruz Azul obtuvo un amparo civil con el que justificó su alineación durante la Ida de las Semifinales del Clausura 2007 contra Pachuca.

Cohen recordó que al enterarse del fallo del TAS, el entonces Director Jurídico de Cruz Azul, Víctor Garcés, le pidió que solicitara un amparo de emergencia, que aún no se explica cómo les fue concedido por lo extraño que el caso le resultó al Juez de Distrito.

“Me puse a trabajar hasta las 7 de la mañana haciendo un amparo que presentamos como a las 10 y media de la mañana”, recordó. “Sigo sin saber qué tan legal fue la resolución del Juez. No sé si el Juez le iba a Cruz Azul, no sé si mi amparo iba demasiado bien o no sé si lo molesté lo suficiente”.

 

El partido iniciaría a las 18:00 horas en el Estadio Azul y el documento lo recibieron 45 minutos antes. El entrenador Isaac Mizrahi quería alinear a Carmona, pero el entonces Secretario General de la FMF, Decio de María, presionó para que no jugara Carmona.

Decio de María le habló a Víctor Garcés y a Billy Álvarez. Les dijo que no permitieran que esto pasara, que iba a ser un desastre internacional. Al licenciado Álvarez no le importó y yo estaba presente precisamente en los túneles para entrar a la cancha cuando dijo ‘que juegue’“, relató Cohen.

Pero Carmona dio uno de los peores partidos de su vida, según el abogado, y Cruz Azul perdió 3-1 para finalmente ser eliminado en la mesa por haber acudido a un Tribunal Civil, fuera de la legislación de la FMF o la FIFA.

 

‘SE ME CERRARON LAS PUERTAS’

Carmona se olvidó de jugar, al tiempo que quien fuera encargado del gimnasio de Cruz Azul, Adán Hernández, aún sufría el daño a su imagen porque inicialmente fue señalado como quien dio las sustancias dopantes a ambos jugadores.

“No creo que haya sido tema el del gimnasio. Se le echó la culpa. Yo creo que fue un chivo expiatorio”, consideró Zarur.

En ese sentido, Hernández recuerda que tiempo después recibió un finiquito de Cruz Azul e incluso una carta de  la FMF donde le aseguraban podía afiliarse al organismo.

 

“A mí me pegó demasiado porque afectó mi carrera en su totalidad. Ya no tuve oportunidad de seguir en el futbol”, lamentó en una charla con Mediotiempo.

Según Zarur, otro afectado fue el entonces Presidente de la FMF, Alberto de la Torre, quien poco a poco se fue desligando del futbol.

“Yo creo que hasta a Alberto de la Torre le costó el no haber seguido”, consideró.

 

CAMBIOS EN LA CAAD

Por si fuera poco, una consecuencia fue la atención que la FMF le prestó a la CAAD, a la que antes desestimaba pero que en un momento del litigio absolvió a Carmona, mientras era presidida por un abogado de nombre Mariano Moreno Loyo.

“Él sí era una persona que claramente no tenía interés en nada, sino simplemente en aplicar la Ley”, agregó Cohen.

 

“Cuando se dan cuenta de las repercusiones e importancia que tiene, la (FMF la) controla y el Presidente actual claramente está manejado por ellos, inclusive era el abogado del club Morelia (Rafael Rodríguez)”, indicó Cohen en una entrevista en 2015.

Este reportaje en tres partes fue publicado en junio del 2015, al cumplirse 10 años del dopaje.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button