Nacional

Mexicanos de élite de 2 sexenios, conquistan EU (pero en prisión): Cienfuegos, García Luna, “El Rey”…

Los mexicanos presos en Estados Unidos se acumulan. Y, en su momento, formaron una élite tanto en los gobiernos federal y estatal como en grupos criminales. Exsecretarios de Estado, militares de alto rango, exfiscales y narcotraficantes de renombre mundial son ahora exhibidos desde los juzgados estadounidenses.

Agencias
Ciudad de México

 

La lista de mexicanos que enfrentan procesos penales en Estados Unidos va en aumento. El jueves por la noche se sumó a la lista el General Salvador Cienfuegos Zepeda, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) durante todo el sexenio del priista Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Ya sea enfrentando un proceso o ya con sentencia, sobre esta lista de mexicanos con altos cargos públicos en su momento caen señalamientos de corrupciónnarcotráfico y/o nexos con estos grupos delincuenciales; además, están en procesos o juzgados líderes criminales que fueron de los más buscados tanto en México como en Estados Unidos.

Cienfuegos Zepeda es hasta el momento el funcionario con mayor rango que ha sido detenido por presuntamente operar el tráfico de drogas, lavar dinero ilegal y proteger a un cártel. Otro que acapara los reflectores es Genaro García Luna; el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante los seis años en que Felipe Calderón Hinojosa.

 

Fue Presidente de México se declaró no culpable de los cargos que se le imputan y su proceso judicial está en curso. Su próxima audiencia está programada para el 7 de diciembre próximo en una Corte de Brooklyn, en Nueva York.

Por el lado de los líderes de los cárteles de la droga, están ya sentenciados Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo“; Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo“; Édgar Valdez Villareal, “La Barbie“, y Jesús Zambada García, “El Rey“.

En esta lista también destacan los casos del exfiscal general del estado de Nayarit, Edgar Veytia Cambero, y el excomandante de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate.

 

Salvador Cienfuegos Zepeda

Cienfuegos en una imagen del 14 de septiembre de 2016 en la ceremonia del pase de revista de agrupamientos del Ejército, Armada de México, Fuerza Aérea Mexicana y PF. Foto: Diego Simón Sánchez, Cuartoscuro

 

El extitular de la Sedena fue detenido el pasado 15 de octubre en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, California, en Estados Unidos, a petición de la Administración de Control de Drogas​ (DEA, por sus siglas en inglés). Ayer fue presentado en el Centro de Detención Metropolitano de esa ciudad angelina y se le leyeron los cargos de los que se le acusa. Ahí se programó su siguiente audiencia para el próximo 20 de octubre.

Los cargos que se le imputan al General, a quien presuntamente en el mundo de los cárteles le apodaban “El Padrino”, plantean que “abusó de su posición pública para ayudar al Cartel de los Beltrán Leyva, una organización narcotraficante mexicana extremadamente violenta, a traficar miles de kilogramos de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana a Estados Unidos”. Ese es el meollo de la acusación presentada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Además se le investiga por lavado de dinero. La acusación destaca que siendo Secretario de la Defensa del Gabinete de Peña Nieto, Cienfuegos Zepeda, junto con otros; realizaron distintas transacciones financieras y transfirieron dinero entre México y Estados Unidos, producto del narcotráfico, tanto en instrumentos monetarios como por medio de herramientas financieras desde algunos lugares en EU y otros fuera de ese país, incluyendo algunas localidades en México.

 

Genaro García Luna

Genaro García Luna se encuentra detenido en una cárcel de Nueva York, en EU, por nexos con cárteles de droga en México. Su juicio está en proceso y su próxima audiencia es el 7 de diciembre. Foto: Tercero Díaz, Cuartoscuro

 

Genaro García Luna, quien se encargó de la política de seguridad durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa, se declaró el pasado 7 de octubre no culpable de los cargos que se le siguen en una Corte de Brooklyn, en Nueva York. Se le acusa de haber tomado parte de una empresa delictiva y de seis infracciones que cometió con cinco personas “o al menos cinco personas”, le dijo el Juez Brian Cogan. Luego empezó a leerle cargo por cargo: todos por traficar cocaína cuando aún era Secretario de Seguridad Pública; todo, para beneficiar al Cártel de Sinaloa.

La Corte anunció que tiene en su poder “comunicaciones interceptadas”, “archivos de la policía mexicana” e incluso “libros mayores y registros comerciales y financieros” para sostener el caso contra García Luna.

El día de ayer, el semanario Río Doce publicó que también se declaró no culpable de otra serie de cargos entre los que están el de estar coludido en el tráfico de al menos 53 toneladas de cocaína que habrían llegado a Estados Unidos.

 

Joaquín “El Chapo” Guzmán

Reproducción fotográfica de un dibujo realizado por la artista Jane Rosenberg donde aparece Joaquín “El Chapo” Guzmán  saludando a su esposa Emma Coronel, luego de oír el veredicto en su contra en el tribunal federal de Brooklyn. Fue el 17 de julio de 2019. Foto: Jane Rosenberg, EFE

La carrera criminal de Joaquín “El Chapo” Guzmán llegó a su fin el pasado 17 de julio de 2019, cuando el Juez Brian Cogan le anunció que su sentencia era una cadena perpetua a pagar en ese país. “El Chapo”, de 62 años de edad, ya había sido declarado culpable en febrero de ese año por el delito de participación en una empresa criminal continuada y los cargos de tráfico de drogas, entre otros.

“El Chapo” se encuentra recluido en el “Alcatraz de las Rocallosas”, como se le conoce al Centro Penitenciario y Administrativo de Máxima Seguridad en Florence, Colorado, en donde los reclusos pasan 23 horas al día en sus celdas, donde tienen sólo una pequeña ventana.

Luego de recibir la cadena perpetua, Richard Donogue, Fiscal asistente del Departamento de Justicia de EU, consideró que Guzmán Loera pensó que era intocable; sin embargo, destacó, su sentencia significó el fin de su carrera delictiva: jamás podrá volver a traficar droga.

“El señor Guzmán pensó que era intocable, que él podía sobornar o torturar a cualquier persona para librarse de los problemas”, expuso Donogue en conferencia de prensa. A su vez, el funcionario destacó que la condena contra “El Chapo” brinda justicia a los estadounidenses, pero también a México, sitio en el que logró escapar diversas ocasiones una vez que estuvo en prisión.

 

Iván Reyes Arzate

Iván Reyes Arzate, alias “La Reina”, fue subordinado de Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública de México. Su proceso se sigue en una Corte de NY y se le acusa de, entre otros delitos, dar información de la DEA a cárteles de la droga en México. Foto: Archivo

Iván Reyes Arzate, ex comandante de la Policía Federal en tiempos de Genaro García Luna, fue detenido el 24 de enero de este año por vínculos con “El Chapo” Guzmán. La Fiscalía federal de Nueva York presentó tres cargos de conspiración internacional para distribuir cocaína y a principios de este fue presentado ante la Juez Magistrada Cheryl Pollak, ante la que se declaró no culpable.

Cuando era comandante de la Policía Federal se le acusó de recibir  cientos de miles de dólares en sobornos de cárteles –incluyendo la organización Beltrán Leyva y El Seguimiento 39– a cambio de protección a sus actividades. Además varios testigos cooperantes y comunicaciones intervenidas corroboraron su relación corrupta con los cárteles y con otros cargos y funcionarios.

 

Reyes Arzate cumple actualmente una sentencia de 40 meses de cárcel por sus actividades corruptas como resultado de otra acusación en el estado de Illinois, después de declarar que no se defendería de imputaciones de obstrucción a la justicia.

De acuerdo con el diario Milenio, Richard Donahue, Fiscal general del distrito este de Nueva York, reveló que hay más de 13 mil páginas con pruebas y declaraciones contra Reyes Arzate, quien fue el principal punto de contacto para el intercambio de información entre Estados Unidos y el personal de seguridad pública asignada a la unidad, y por lo tanto tenía contacto extenso y continuo con agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en la Ciudad de México.

 

“El Rey” Zambada

“El Rey” Zambada, camisa azul cuadrada y pie fracturado, fue detenido al norte de la CDMX junto con 15 narcotraficantes más, incluyendo su hijo. Foto: Cuartoscuro.

En tiempos de operativos mediáticos en el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, Jesús “El Rey” Zambada, hermano del narcotraficante más buscado en México, Ismael “El Mayo” Zambada, fue detenido en octubre de 2008 en una casa frente al Instituto Politécnico Nacional (IPN) plantel Zacatenco, al norte de la Ciudad de México, donde era el principal operador del cártel de Sinaloa.

Estuvo recluido en el penal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas, hasta que en abril de 2012 fue extraditado a Estados Unidos, acusado de controlar una ruta de tráfico de narcóticos por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Durante el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, otrora socio de “El Mayo”, reveló que el cártel de Sinaloa sobornó al ex secretario de Seguridad de Calderón, Genaro García Luna. Declaró haberle entregado dos maletas con un total de entre seis y ocho millones de dólares en 2005 y 2006. Por ser testigo protegido, tiene oportunidad de ser liberado.

 

“El Vicentillo”

Vicente Zambada, alias “el Vicentillo”, fue extraditado a Estados Unidos en febrero de 2010. Foto: Cuartoscuro.

Vicente Zambada Niebla, alias “El Vicentillo”, es el primogénito de “El Mayo” Zambada, líder del Cártel de Sinaloa. Fue detenido por autoridades federales en marzo de 2009 en la Ciudad de México, cuando viajó para intentar llegar a un acuerdo con la Administración para el Control de Drogas (DEA) en un hotel de la avenida Reforma.

En febrero de 2010 fue extraditado y en mayo del año pasado, tras declararse culpable en 2018, fue sentenciado en Chicago a 15 años de prisión por coordinar tráfico de cocaína y heroína de Colombia a Estados Unidos por vía marítima y aérea.

Al igual que su tío “El Rey”, fue testigo estrella en el juicio contra “El Chapo” y facilitó a la agencia antidroga información clave de los rivales, los hermanos Beltrán-Leyva, por lo que puede quedar libre en unos años. Pero el narcotraficante aseguró que su compadre “no es su enemigo”.

“El Vicentillo” asegura que su papá, “El Mayo” es el líder del Cártel de Sinaloa, reveló la periodista Anabel Hernández en el libro El traidor. El diario secreto del hijo del Mayo, donde expone la cooptación del cártel a miembros de la policía municipal, estatal y federal, militares e incluso de la DEA, y que su crecimiento económico se dio en Los Ángeles, California. “Mi papá decía que los sobornos han sido tan costosos, incluido al Presidente, que a fin de cuentas trabajamos para el Gobierno”, comentó.

 

“La Barbie”

“La Barbie” fue detenido en agosto de 2010. Foto: Cuartoscuro.

Édgar Valdez Villareal, alias “La Barbie”, operador del cártel de los Beltrán Leyva, fue detenido en agosto de 2010 por la Policía Federal. El originario de Texas es recordado por sonreír durante su presentación a los medios. Tras ser extraditado en 2015, fue sentenciado a 49 años de prisión por una corte de Estados Unidos por narcotráfico y lavado de dinero.

El capo habría trabajado como informante de la DEA y del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos sin que tuvieran conocimiento sus jefes, socios o los funcionarios a los que pagaban presuntos sobornos, de acuerdo con un documento judicial de la Corte de Distrito Norte en Atlanta, Georgia, revelado por la periodista especializada Anabel Hernández.

La periodista mexicana dijo que “La Barbie” le envió una carta desde la prisión en noviembre de 2012, unos días antes de concluyera el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, donde describe no solo los millonarios sobornos que recibían Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palomino, Facundo Rosas Rosas, Armando Espinosa de Benito, Ramón Pequeño y una larga lista, sino que incluso señala que el propio Presidente Calderón era el “que encabezaba reuniones de narcos”.

Edgar Veytia

El exfiscal de Nayarit, conocido como “El Diablo” o “Lic Veytia”. Foto: Archivo.

El exfiscal general del estado de Nayarit, Edgar Veytia Cambero, alias “El Diablo”, fue arrestado en marzo de 2017 al ingresar a San Diego, Estados Unidos, por ayudar a cambio de sobornos en el contrabando de drogas  de 2013 a 2017, en el sexenio de Enrique Peña Nieto y en el gobierno estatal de Roberto Sandoval, señalado de nexos con el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y autoridades estadounidenses.

En septiembre de 2019 un Juez estadounidense condenó al exfiscal a 20 años de prisión y cinco más bajo “vigilancia” por colaborar con narcotraficantes. A inicios de 2019 se había declarado culpable de distribución internacional de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana.

Las autoridades estadounidenses también alegan que utilizó su posición para obstruir las investigaciones y procesamientos de narcotraficantes en México, incluida la liberación ilegal de los acusados y el bloqueo de la detención de otros traficantes.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button