Avance

México se salva por ahora de nuevas sanciones por vaquita marina

Debido a la pandemia de covid-19, la reunión del Comité Permanente a realizarse del 5 al 9 de octubre en Ginebra, Suiza, se pospuso para el próximo año

CIUDAD DE MÉXICO

La desaparición de la vaquita marina sería la primera extinción en la historia de una especie con los máximos niveles de protección a escala global por el tráfico ilegal, que dejaría sin esperanza a otros animales como el rinoceronte, el elefante o el pangolín, advirtió Ivonne Higuero, secretaría general de la CITES.

Higuero, economista ambiental de origen panameño, es la custodia de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), vigente desde el 1 de enero de 1975, integrada por 183 Partes, (182 países + la Unión Europea), que hoy sigue siendo uno de los instrumentos más potentes para la conservación de la vida silvestre en el mundo.

“En la historia de CITES, sería la primera especie del Apéndice I (en mayor grado de peligro) que perderíamos de esta manera, por el comercio ilegal, y no podemos permitir que eso pase”, alertó.

En entrevista exclusiva con Excélsior, recordó que el polígono de protección de la vaquita marina es pequeño, equivalente a la cuarta parte de la superficie que ocupa la ciudad de Los Ángeles, por lo que su desaparición, dejaría sin salida a otros animales o plantas que crecen o viven en lugares mucho más extensos como los parques nacionales en África.

“Qué esperanza tenemos para las otras especies, si en este lugar tan pequeño no podemos mantener la vigilancia para evitar que se extinga la vaquita marina, sería un shock para el mundo si eso pasara, es por eso que necesitamos la seriedad y el compromiso de todos para poder vencer este problema”, indicó.

MÉXICO GANA TIEMPO

 

La secretaria general de la CITES confirmó que debido a la pandemia de Covid-19, la reunión del Comité Permanente a realizarse del 5 al 9 de octubre en Ginebra, Suiza, se pospuso para el próximo año, luego de que los países miembros descartaron realizar un encuentro virtual, ante posibles problemas de conectividad.

De esta manera, el gobierno mexicano ganó tiempo para avanzar en la protección de la vaquita marina y la eliminación de la captura ilegal de pez Totoaba, acciones que serían valoradas en esta ocasión por los representantes de las partes, que tenían programado votar eventuales sanciones comerciales contra México.

“Eso pasaría si las partes, si los miembros del Comité Permanente piensan que México no ha hecho ningún esfuerzo, que no hay manera de encontrar otra solución, entonces México no podría vender, no podría hacer comercio a nivel internacional de especies incluidas en CITES”, explicó.

El comercio exterior de México de productos o subproductos de especies protegidas en los apéndices II y III de CITES (amenazadas), se compone principalmente de piel de cocodrilo, aletas de tiburón, trofeos de caza de borrego cimarrón y madera de caoba.

En conversación virtual desde Reino Unido, Ivonne Higuero reveló que el Gobierno de México envío por adelantado el informe que debía entregar al Comité Permanente en octubre, por lo que se encuentran en etapa de revisión del documento para hacer las evaluaciones, observaciones y comentarios, con el fin de que se tomen acciones más rápidas y contundentes.

Destacó que la CITES entiende que hay actividades que por la emergencia sanitaria no se pudieron realizar, como es el caso de la reunión entre México, Estados Unidos y Canadá, para frenar el tráfico ilegal de Totoaba.

Además de que están atentos al cambio de mando anunciado por el gobierno mexicano, para que sea la Secretaría de Marina (Semar), la que se encargue de la inspección y vigilancia en la región.

“Lo que necesitamos es que se apresuren, que tomen decisiones y que hagan algo bastante rápido en el lugar, para evitar la criminalidad, para evitar la pesca ilegal.

No hay duda que hay pesca ilegal, nos llegan los informes de parte de las ONG’s, usted ve las fotografías, usted ve lo que están poniendo en todos los medios sociales, en Twitter en Facebook, las fotografías de totoabas sin buche que fueron arrojadas cerca de donde las capturaron; la pesca ilegal no está en cero; los mismos pescadores que son legales nos están diciendo vemos que los ilegales están todavía entrando y se burlan desde sus lanchas”, señaló.

 

REDES ALTERNATIVAS

 

Ivonne Higuero manifestó que, en la protección de las especies, los habitantes de las comunidades locales deben estar de lado de la conservación, con incentivos que les permitan llevar comida a sus hogares, educar a sus hijos y sacarlos adelante.

En este sentido, dijo que es necesario que los pescadores del Alto Golfo de California cuenten con redes alternativas, que sean sustentantes para el medio ambiente pero que les permitan ganar dinero suficiente para sobrevivir.

“Hay que trabajar con los pescadores, hay que desarrollar esas tecnologías, donde ellos puedan hacer su pesca, ellos puedan tener su temporada de camarón, para poder hacer su vida, poner comida sobre la mesa y educar a sus hijos, a la vez que no hagan daño a estas especies marinas que están amenazadas”, detalló.

Agregó que son tiempos difíciles y el Covid-19 absorbe todo el presupuesto de los gobiernos, pero es urgente pensar también en el mañana, porque sin recursos naturales y pérdida de biodiversidad, las pandemias serán más recurrentes y no habrá futuro.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button